Qué supone la llegada a España de Diamond Foundry, la empresa de diamantes sintéticos en la que invierte DiCaprio

Una colección de anillos la firma Vrai con diamantes sintéticos de Diamond Foundry.
Una colección de anillos la firma Vrai con diamantes sintéticos de Diamond Foundry.

Vrai

  • Diamond Foundry, valorada en 1.500 millones de euros, crea diamantes de forma sostenible en un laboratorio.
  • El uso de los diamantes sintéticos va mucho más allá de la joyería y pasa por la utilización industrial para fabricar semiconductores.
  • Este material, "cultivado" principalmente en China e India, se puede emplear en dispositivos que utilizan tecnología 5G y en coches eléctricos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los diamantes creados en laboratorio tienen las mismas cualidades físicas y ópticas que los extraídos de la naturaleza y son mucho más baratos de producir, lo que permite comercializarlos por importes muy inferiores a los de los diamantes clásicos. En los últimos años, la representación de estos minerales en el sector joyero ha crecido de manera muy relevante, impulsados por algunos famosos como Megan Markle o Lady Gaga. 

Ya existen incluso joyerías especializadas en este producto, como la inaugurada en Barcelona a finales del pasado año, Accent Created Diamonds, que, como otras empresas dedicadas a este nicho buscan recoger la sensibilidad de las nuevas generaciones, más preocupadas por el medio ambiente. Y es que, a diferencia de los diamantes tradicionales, el impacto medioambiental de estos diamantes es casi nulo.

"A nivel de joyería, es un disruptor típico de mercado. Es exactamente lo mismo que el diamante convencional, pero lo mejor, sobre todo a nivel comercial", explica Alex Riu, propietario y cofundador de Accent, junto al también gemólogo Carles Tubella. Tanto la producción como la comercialización es un 50% más barata, lo que se está traduciendo en que sea un mercado al alza en EEUU y algunos países asiáticos. En España está experimentando "una implantación lenta, pero sostenida, sobre todo entre el perfil de consumidor más joven", señala Riu. 

Sin embargo, su uso va mucho más allá de la joyería y cada vez se utilizan más para la fabricación de semiconductores que utilizan la tecnología 5G y otros usos industriales como su aplicación en vehículos eléctricos. El reciente anuncio de que la empresa estadounidense Diamond Foundry invertirá 800 millones de dólares (unos 670 millones de euros) en levantar una fábrica en el municipio extremeño de Trujillo (Cáceres) da buena cuenta de ello. 

Diamond Foundry, en la que invierte el popular actor Leonardo DiCaprio, es una de las grandes empresas estadounidenses que "cultivan" diamantes sintéticos, junto a Lightbox/Element Six o Washington Diamonds. Entre las tres produjeron el pasado año 1 millón de quilates de diamante sintético. 

La producción en 2020 de este mineral fue de entre 6 y 7 millones de quilates, según un informe de la consultora Brain&Company, elaborado en colaboración con el Centro Mundial de Diamantes de Amberes.

Producción mundial de diamante sintético en 2020. Fuente: Brain&Company
Producción mundial de diamante sintético en 2020. Fuente: Brain&Company
Brain&Company

Como se puede ver en el gráfico extraído del informe, China es la mayor productora del mundo, con 3 millones de quilates en 2020, seguida de India (1,5 millones), EEUU y Singapur (1 millón), Europa y Oriente Medio (medio millón) y Rusia, que produjo unos 200.000 quilates. 

Las partes coloreadas en gris muestran la parte de la producción de diamante sintético en base a la técnica HPHT, basada en la cristalización del carbono en diamante mediante el empleo de altas presiones y temperaturas. Esta técnica reproduce artificialmente las condiciones en las que se generan en la naturaleza y es la que se usa para fabricar diamantes de pequeño tamaño, para usos industriales. Y donde China es claro protagonista. 

Las partes en rojo, señalan dónde se utiliza la CVD (deposición de vapor químico), que produce diamantes más grandes y es más cara y compleja. La técnica que utiliza Diamond Foundry en EEUU y la que usarán en la factoría extremeña, la primera instalación fuera de EEUU de la compañía, es una combinación patentada de ambas.

La planta, que tendrá 30.000 metros cuadrados, funcionará de manera totalmente sostenible, ya que todo su consumo se hará a través de energías renovables, con una planta fotovoltaica de 120 megavatios. En el acuerdo firmado con la Junta de Extremadura también se incluye a la empresa de energía solar Powen, presidida por Rafael Benjumea, sobrino del expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea.

Tanto China como los Emiratos Árabes Unidos se habían interesado por albergar un proyecto que se espera esté funcionando en un plazo de aproximadamente 3 años, entre la tramitación de los permisos y las obras. 

Pero, ¿por qué ha elegido Diamond Foundry este pueblo extremeño?

El proyecto "más curioso e innovador" que ha llegado a Industria en los últimos 3 años

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Según el CEO de la compañía, Martin Roscheisen, han apostado por Trujillo porque han considerado que Extremadura era el mejor lugar al contar con la suficiente capacidad para generar la energía eléctrica de fuentes renovables que requiere el proyecto, según ha informado la Junta. 

La fábrica creará 300 empleos directos y otros 100 indirectos, que se encargarán de la fabricación de estos diamantes para su uso como material de superconducción en un momento en el que se está produciendo una escasez de semiconductores. Europa, que cada vez quiere ser más autosuficiente, dentro de ese concepto de "autonomía estratégica", depende de los chips traídos de fuera para su sector automovilístico. Una situación que está afectando al sector. 

Según apuntan desde la empresa de renovables presidida por Benjumea, el proyecto de Trujillo "es una oportunidad para convertir a España en un referente en la fabricación de este nuevo tipo de chips y convertidores avanzados, dando lugar a la creación de empleo de alta cualificación tecnológica tanto en hombres como en mujeres, incrementando la actividad empresarial de algunas de las zonas menos industrializadas y contribuyendo a la financiación de los servicios públicos de Extremadura y de España".

El proyecto de Diamond Foundry, una de las 21 startups más innovadoras en 2016 según el listado de Business Insider, cuenta con el apoyo financiero de la Junta de Extremadura y del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Para el secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, dependiente del Ministerio, Raúl Blanco el proyecto cacereño es el "más curioso e innovador" que les ha llegado en los últimos 3 años

Según apunta Riu, la llegada de Diamond Foundry a España "es una muy buena noticia" porque "no hay tantos productores de diamante sintético en el mundo". "Esta fábrica se basará en una tecnología muy moderna y puede provocar que crezcan otras industrias alrededor y se puedan distribuir los diamantes por toda Europa. Si tiene una buena salida comercial e industrial es una muy buena apuesta que atraería a nuevos productores", zanja el experto.

Otros artículos interesantes:

Un grupo de científicos internacionales ha conseguido crear diamantes a temperatura ambiente en cuestión de minutos

Fabricar diamantes 'perfectos' con un microondas: así será la próxima revolución de la industria joyera

El negocio de los diamantes ya no es tan lucrativo: así es como la mayor compañía del mundo se está desmoronando