La digitalización pospandemia empuja a las empresas hacia tres tecnologías clave

nutanix - transformación digital de las empresas
  • El proceso de digitalización al que se han visto empujadas pequeñas y grandes empresas durante la crisis sanitaria se apoyará en tres tecnologías clave.
  • Los servicios en la nube híbrida, las bases de datos como servicio y el software como servicio serán vitales para optimizar costes y mejorar la eficiencia.
  • Nutanix, la empresa estadounidense de servicios en la nube que cotiza en el Nasdaq, ha elegido Barcelona como sede para impulsar estos servicios a través de su Centro Europeo de Excelencia.

La pandemia obligó a personas y empresas a una digitalización de los procesos que hoy se ve con toda la naturalidad del mundo, pero que en muchos casos tan solo se limitó a rascar la superficie del abanico de oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Más allá de las videollamadas o la integración de algunos servicios como la mensajería y el correo electrónico, cada vez más empresas están apostando por alternativas más sofisticadas para el día a día de sus operaciones.

Tres tecnologías clave en este sentido son los servicios en la nube híbrida, las bases de datos como servicio y el software como servicio, que apuntan a ser vitales para optimizar costes y permitir un trabajo eficiente.

“Todas ellas aportarán flexibilidad, ayudarán a dar un mejor servicio al ciudadano, permitirán ahorrar costes gracias al sistema de pago por uso y, por supuesto, priorizarán la eficiencia energética y contribuirán a construir una sociedad más sostenible”, aseguraba Jorge Vázquez, director general de Nutanix en España y Portugal.

“La realidad es que las infraestructuras cloud son la llave de la innovación y dejan atrás las ataduras de los tradicionales entornos de TI, más lentos, complejos e ineficientes”, añadía.

La apuesta por España de una empresa líder en servicios de digitalización

Cuando Vázquez habla de los beneficios que pueden aportar estas tecnologías, lo hace desde la posición privilegiada de quien dirige una empresa estadounidense de servicios en la nube que cotiza en el índice tecnológico Nasdaq y que en enero anunció un incrementó de sus ingresos de hasta el 19%, alcanzando los 413 millones de dólares.

Jorge Vázquez es director general de Nutanix en España y Portugal

Nutanix, fundada en 2009, alcanzó una capitalización de mercado superior a los 5.500 millones de dólares apoyada en su modelo de negocio de ventas de software y servicios en la nube. En un tiempo récord de apenas cuatro años, Nutanix alcanzó el status de unicornio en Sillicon Valley, convirtiéndose en la compañía que desde su lanzamiento más rápido llegó a facturar 1.000 millones de dólares de las que figuran en el Nasdaq de EE.UU. en los últimos 20 años. 

Ahora quiere expandir este horizonte en España. Por ello, la empresa eligió Barcelona como sede de su Centro Europeo de Excelencia, que desarrollará una actividad enmarcada en la estrategia de Nutanix para “facilitar la ejecución de estrategias híbridas multicloud mediante soluciones que eliminan la complejidad habitualmente asociada al despliegue de servicios de nube híbrida en entornos múltiples”.

Vázquez explicaba que el Centro Europeo de Excelencia de Nutanix, ubicado en la Torre Mapfre de Barcelona, supone un respaldo público a los resultados del país en términos de crecimiento en número de clientes: un 14% en el segundo trimestre de 2022.

Para Nutanix, el año 2022 seguirá siendo testigo del despegue de la nube híbrida y multicloud en el tejido social y empresarial, y la empresa quiere ser partícipe de esa evolución en Europa.

Pero ¿qué son exactamente los servicios en la nube y las bases de datos o software como servicios?

Una pregunta lógica que surge al leer y escuchar sobre nuevas tecnologías como la nube es, ¿qué son y cómo pueden ayudarme?

Explicado de forma sintética, los servicios en la nube permiten ofrecer servicios informáticos, ya sean de almacenamiento, de análisis, o de mensajería, por ejemplo, a través de internet. Una opción que contrasta con la oferta de estos servicios desde un programa local instalado en el ordenador de cada usuario.

Desde Nutanix se refieren a “la base de datos como servicio”, por ejemplo, como los servicios que permiten a los usuarios crear, operar y ampliar las bases de datos sin necesidad de configurar el hardware físico, instalar software o configurar el rendimiento.

Es decir, igual que todos los usuarios se han acostumbrado a usar el email sin necesidad de instalar un programa en sus ordenadores, la tendencia es que todos los programas pivoten a este modelo.

Toca olvidarse de los cd y los drivers físicos para tener acceso a cualquier tipo de herramienta, porque todo estará al alcance de una buena conexión inalámbrica.

Por qué pueden mejorar estas tecnologías el día a día de las empresas

Este paso hacia un entorno de trabajo digitalizado en el que las bases de datos o los programas informáticos son más accesibles para todo el mundo, y recortan los tiempos de puesta a punto de los procesos, es una de las claves para que instituciones y entidades de todo tamaño den un paso más en la modernización de sus sistemas.

Como ejemplo de este avance, el director general de Nutanix en España y Portugal citaba que instituciones como los Ayuntamientos de Lloret de Mar, Vilafranca del Penedés y Las Rozas, la Gerencia de Informática de la Seguridad Social (GISS), la Universidad Pública de Navarra (UPNA) o el Centro de Pruebas y Validación (CEPRUVAL) del Ejército de Tierra y los Servicios de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y Andalucía (SAS) ya han depositado su confianza en este tipo de soluciones. 

De esta manera, explicaba Vázquez, estas instituciones ponían “la eficiencia y la simplicidad al servicio de alumnos, pacientes y ciudadanos en general”. 

“Entre los beneficios que aportan estos modelos en la nube están la seguridad, el coste, la interoperabilidad y la movilidad de aplicaciones, siendo estos dos últimos muy importantes para todo tipo de empresas” matizaba.

Otro punto importante es que, con la digitalización de los servicios, el volumen de datos de cada usuario se multiplica considerablemente. Uno de los principales desafíos a los que se van a seguir enfrentando las empresas e instituciones, por tanto, es ver cómo este volumen crece, haciendo que disponer de los medios de almacenamiento necesarios sea algo cada vez más complejo.

Y como conseguir un disco duro cada vez más grande y un ordenador cada vez más potente para procesar esa cantidad de datos resultaría ser una tarea muy compleja, los servicios de computación en la nube serán la respuesta para muchas empresas.

Asimismo, la diversidad de instituciones españolas de distinto tamaño que se han sumado al carro de este avance muestra la última ventaja de estas tecnologías: que democratizan la tecnología y ponen al alcance de cualquier empresa herramientas que antes solo podían permitirse las grandes organizaciones.

Hace unos años podía resultar casi imposible dar con un programa de edición de vídeo o fotografía de calidad, por ejemplo, y hoy en día existen múltiples opciones online que han hecho girar a una compañía tan grande como Adobe a un modelo en la nube que amplía el alcance de sus herramientas.

Por esta y muchas otras razones, como el refuerzo de la seguridad en línea, la digitalización avanza de forma lenta pero segura en todos los rangos sociales y empresariales, y los servicios en la nube son una parte totalmente vertebradora de este progreso.