Trump asegura que Irán "parece estar retirándose" y solo ordena más sanciones tras el ataque con misiles en Irak

Trump en un evento en la Casa Blanca el 15 de febrero de 2019.
Trump en un evento en la Casa Blanca el 15 de febrero de 2019.
Associated Press/Evan Vucci

Associated Press/Evan Vucci

  • El presidente Donald Trump ha confirmado que el ataque con misiles iraníes contra las fuerzas de EE.UU. no ha provocado ninguna baja estadounidense.
  • Trump ha asegurado que Irán "parece estar retirándose".
  • El ministro de Asuntos Exteriores de Irán ha tuiteado: "no buscamos la escalada o la guerra, sino que nos defenderemos de cualquier agresión".
  • En lugar de elegir responder con un ataque en el terreno, Trump ha anunciado que Estados Unidos impondrá sanciones económicas más duras a Irán, afirmando además que los días de tolerar el "comportamiento maligno" de Irán "se han acabado".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente Donald Trump, flanqueado por el secretario de Defensa Mark Esper y el vicepresidente Mike Pence, ha confirmado este miércoles que el ataque iraní con misiles contra las fuerzas estadounidenses no ha provocado ninguna baja estadounidense, añadiendo que Irán "parece estar retirándose".

"Me complace informaros de que el pueblo estadounidense debería estar extremadamente agradecido y feliz", ha declarado. 

"Ningún estadounidense ha resultado herido en el ataque de anoche del régimen iraní".

El presidente ha asegurado que no hubo bajas y que los daños en las instalaciones atacadas han sido mínimos.

En lugar de decidir tomar represalias con la fuerza y en el terreno, Trump ha anunciado que Estados Unidos impondrá sanciones económicas más duras a Irán, afirmando además que los días de tolerar el "comportamiento maligno" de Irán "han terminado".

Irán ha disparado más de una docena de misiles contra las fuerzas de EE.UU. y de la coalición en Irak este miércoles por la mañana (hora local) en represalia por el ataque con aviones no tripulados de EE.UU. que mató al general iraní Qassem Soleimani la semana pasada. 

Los ataques, según el Pentágono, tenían como objetivo "el personal militar y de la coalición de EE.UU. en Al-Assad e Irbil".

El ataque provocó las amenazas de los líderes iraníes, que juraron buscar venganza por el asesinato del general, el comandante de la Fuerza Quds de la élite del IRGC, que era una figura ampliamente conocida en Irán.

Tras el suceso de este miércoles, no se ha informado de bajas de ningún tipo, y parece que los daños han sido mínimos. Unas horas después de que finalizase el ataque, el presidente tuiteó que "todo está bien".

Sí se ha publicado que las fuerzas de EE.UU. y de la coalición en la línea de fuego podrían haber sido advertidas del ataque, ya que parece que Irak recibió un "notificación verbal" de las intenciones de Irán antes de que abriera fuego, según Bloomberg

Esta advertencia habría dado tiempo al personal objetivo de refugiarse en instalaciones reforzadas.

Asimismo, los oficiales estadounidenses han apuntado a CNN que el ejército iraní podría haber estado disparando intencionadamente a fallar.

Un funcionario del Departamento de Estado ha comentado a los medios de comunicación que el mensaje parecía ser del tipo: "Podríamos haberlo hecho, pero no lo hemos hecho".

Algunos observadores sospechan que el ataque ha sido un intento de Irán de salvar las apariencias en su país sin provocar una respuesta-represalia por parte de Estados Unidos.

Inmediatamente después del ataque, Irán pareció, al menos en su retórica exterior, señalar un deseo de relajar las tensiones entre ambos países. 

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif, calificó sus acciones de la mañana de este miércoles como defensivas, escribiendo en Twitter: "no buscamos una escalada o una guerra, sino que nos defenderemos de cualquier agresión".

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, sin embargo, ha indicado que sus acciones no son suficientes.

Los estadounidenses "han sido abofeteados esta noche, pero dichas acciones militares no son suficientes", ha proclamado en la ciudad santa de Qom. "La presencia corrupta de Estados Unidos en la región de Asia Occidental debe ser detenida", ha añadido, sugiriendo que las tensiones entre Estados Unidos e Irán continuarán mientras el ejército estadounidense esté activo en la región.

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”