Por qué los vasos salen blancos del lavavajillas: evítalo con estos trucos infalibles

Lavavajillas

Getty Images

¿Tus vasos salen blancos del lavavajillas? Se trata de un fenómeno muy común que desluce su aspecto y le da a tu vajilla una apariencia horrorosa. La capa blanquecina no deteriora tu salud ni te impide beber de ellos, pero vuelve los vasos más feos. 

Si vas a guardar tus alfombras de cara al verano, este es el paso a paso para limpiarlas y guardarlas hasta el invierno que viene

Desde la OCU explican que el problema rara vez suele ser del electrodoméstico: cuando los vasos se vuelven opacos, la razón suele estar en la dureza del agua, un cristal de mala calidad que se corroe con facilidad o el uso de un jabón o pastilla para lavaplatos inadecuada. 

Razones por las que los vasos se vuelven traslúcidos

Estos son los principales motivos del blanqueamiento de tus vasos al salir del lavavajillas.

Los expertos destacan que la composición del agua es la razón más común tras el fenómeno.

Causa 1: Dureza alta del agua

Si en tu zona el agua tiene una alta densidad de piedra caliza, el agua dura propiciará la presencia de cal en el lavavajillas, la cual impregnará todo tu menaje. Los vasos son los peor parados en este proceso de blanqueamiento. 

Esta es la clasificación de la dureza del agua, según la OMS:

  • Blanda: cuando los contenidos de carbonato de calcio son inferiores a 60 mg/l.
  • Moderadamente dura: cuando se encuentran entre 60-120 mg/l.
  • Dura: cuando se encuentran entre 120 y 180 mg/l.
  • Muy dura: cuando la concentración de carbonato de calcio está por encima de 180 mg/l.
Mapa orientativo de la dureza del agua en España, ya que solo tiene en cuenta la capital de cada provincia.

Puedes contactar con la distribuidora de agua de tu región para conocer la dureza exacta. En líneas generales, cuanto más calcáreo sea el suelo, más dura será el agua de la zona. En España, la mitad este y sur de la península contienen niveles medios y altos de cal. Por su parte, el noroeste experimenta menos problemas asociados a la cal. 

¿Qué puedes hacer para contrarrestar la cal que blanquea tus vasos? Para evitar la turbiedad, el primer paso es regular la cantidad de sal con el dispensador del propio electrodoméstico. Consulta el manual del usuario para saber como dosificarla. 

Otra alternativa si vives en una zona de agua dura es usar sal regeneradora para lavavajillas. No te olvides de ajustar los ciclos de lavado y su duración. Las pastillas todo en 1 no son las más recomendables si no conoces la dureza del agua. 

Causa 2: Detergente inadecuado

Haz pruebas de rendimiento hasta encontrar el formato de detergente adecuado y así conseguir que los vasos no salgan blancos del lavaplatos. Además de en pastilla y gel, también lo tienes en polvo o en cápsulas. 

La temperatura del agua también es importante: programa lavados por debajo de 55 °C, ya que la cal aparece principalmente cuando se calienta el agua.

Ten cuidado también con no echar demasiada cantidad de detergente ni de sal al lavavajillas, o quedarán residuos en los vasos.

Abre siempre el lavavajillas y deja que el vapor salga y los vasos se enfríen, en lugar de guardarlos calientes.

Causa 3: Mala calidad del vidrio

Cuando los vasos salen blancos y el problema viene de la calidad del cristal, es de carácter irreversible y la corrosión del vidrio ya no puede evitarse.

Hay un truco para saber cuál es la causa de los residuos blancos en los vasos: llenándolos en una mezcla de 3 partes de agua y una parte de vinagre durante media hora. A continuación, lávalos a mano. Si lo blanco desaparece, hay un ajuste insuficiente del depósito de sal.

Si el vaso permanece con neblina y el vidrio sigue opaco, el problema reside en la mala calidad del cristal. Para la próxima, compra vasos aptos para lavavajillas y deja siempre espacio entre ellos para que no choquen. 

Otros artículos interesantes:

Probablemente llevas mucho tiempo limpiando mal tu lavavajillas... así es como deberías hacerlo

Los mejores detergentes para lavavajillas, según la OCU

Ojo con los boquerones, el sushi o el ceviche: ¿qué platos exigen congelar el pescado para prevenir el anisakis?

Te recomendamos