Pasar al contenido principal

10 cosas que me hubiera gustado saber antes de pasar 7 meses viajando por Asia para gastar menos dinero y aprovechar aún más la experiencia

haciendo autostop en Tailandia
Haciendo autostop no solo ahorras dinero, sino conectas más con los locales. Christiane Drummond
  • Dejé Madrid con un presupuesto de unos 5.000 euros, y tras 7 meses mi viaje está llegando a su fin...como consecuencia directa de que mi dinero también. 
  • Mientras que he conseguido viajar durante un largo periodo de tiempo con un presupuesto bastante bajo, podría haber ahorrado aún más dinero durante mi viaje.
  • Estos son 10 cosas que me habría gustado saber antes de irme a viajar 7 meses por Asia para gastar menos dinero.

 "¿Pero cuántos meses llevas ya por Asia? ¿De dónde sacas el dinero para viajar tanto tiempo?", son dos preguntas que me han hecho en repetidas ocasiones mis amigos y conocidos de España en estos últimos meses. 

En realidad no es que tuviera ahorrada una enorme fortuna antes de partir, ni mucho menos ingreso mágicamente grandes cantidades cada mes. Más bien viajo gastando muy poco dinero

En los últimos 7 meses viajando por Asia he gastado alrededor de 5.500 euros, incluyendo todos los vuelos y demás transporte, comida, alojamiento y excursiones, entre otros gastos.

Eso sí, podría haber gastado mucho menos dinero. Mientras que con algunas cosas he acertado, hay algunos trucos para ahorrar viajando que me habría gustado saber antes de empezar. Sin embargo, los he descubierto a medida que avanzaba en el camino. A continuación os dejo todas las cosas que he aprendido que podrían haber reducido mi gasto durante el viaje al mínimo.

Viaja ligero

mi equipaje
Aquí posaba contenta junto a mi equipaje al principio del viaje, antes de saber que se iba a convertir en un gran gasto. Carmen García

Pocos días antes de partir preparé mi primer artículo relacionado con el viaje: Voy a viajar seis meses por Asia de mochilera y esto es lo que he metido en el macuto. Si tuviera que lanzar un mensaje a mi yo del pasado sería "mete lo que quieras, pero saca toda esa ropa ahora mismo". Llevar más ropa de la que necesitaba no solo fue un error inicial, sino que he seguido comprando ropa aquí insistiendo en conseguir que mi macuto pese más de lo que tanto mi espalda como mi cartera pueden aguantar.

Probablemente muchos esteis confusos. "¿Qué tendrá que ver el peso del macuto con el gasto?" Mucho. Las aerolíneas del Sudeste Asiático, tipo AirAsia y JetStar, te obligan a facturar si tu equipaje de mano pesa más de 7 kilos, y solo te dejan llevar un bulto en cabina. Yo probablemente ya esté acercándome a los 14 kilos...Y tengo dos mochilas. Y no os creáis que facturar una maleta cuesta poco: el otro día pague 36,40 euros para facturar mi equipaje. Vamos, que la gracia del macuto grande puede costarte más que el vuelo en sí.

Si volviera a emprender otro viaje así sin duda alguna viajaría más ligero. No solo es infinitamente más cómodo, sino que además te permite ahorrar bastante dinero a la hora de coger vuelos. Mi consejo es que metas unas pocas prendas que sean cómodas y que te gusten; al final, por mucho que lleves dentro de la maleta, solo te vas a poner las mismas 4 cosas una y otra vez. Lo único que me han dado la mitad de las prendas que llevo en mi equipaje es una sorpresa al encontrarlas al fondo de macuto tras 4 meses sin verlas. 

Come comida local

comida local en Yangón, Myanmar
Visitábamos a menudo este puesto callejero para comer un plato riquísimo por menos de 50 céntimos. Christiane Drummond

Cuando alguien me pregunta qué me ha parecido un país que he visitado una de las primeras cosas que menciono siempre en mi respuesta es la comida. Hay ciudades en las que me he saltado monumentos importantes, pero me he ido contenta porque he probado todos sus platos típicos. 

Querer probar la comida típica de un país ha jugado mucho a mi favor a la hora de gastar poco dinero en mi viaje. Lógicamente, la comida local siempre va a ser más barata. Además, también tiende a estar más buena porque evidentemente van a saber preparar mejor sus platos que las recetas occidentales pensados para los turistas. No exagero cuando digo que comer en un restaurante occidental - concretamente en un italiano - me ha llegado a costar unas 15 veces más de lo que me habría costado comer en un restaurante local.

Preguntar en tu alojamiento por donde comer, haciendo hincapié en que quieres comida local y muy barata, es buena opción. Pero también he descubierto que simplemente paseando y parándome en los sitios donde veía más gente local, he encontrado las mejores opciones. No dejes que el aspecto cutre del restaurante te eche para atrás, si tiene mucha clientela es por algo.

Cuanto antes asumas que el arroz también se desayuna, mejor

arroz para desayunar
Ahora incluso me levanto a las 7:30 de la mañana y me apetece comerme un plato de arroz o sopa de noodles. Christiane Drummond

Si vas a comer comida local, también vas a tener que aprender a desayunar como un local. Al principio de mi viaje muchas veces rechazaba el desayuno gratis de mi hostal al ver que era arroz frito o noodles, ahora nunca rechazaría un plato de comida gratis. 

Desayunar comida occidental en el Sudeste Asiático es caro, así que si quieres comer un bol de muesli o fruta con yogur vas a tener que pagar por ello. Pero mi consejo es que le des una oportunidad al arroz y a los noodles; y no solo por el gran ahorro que supone, sino porque muchas veces no te va a quedar otra que comértelo. 

Suele coincidir que en la mayoría de los sitios donde he tenido las experiencias más únicas de mi viaje, me han dado arroz o sopa de noodles para desayunar. Esta no es ninguna extraña y misteriosa causalidad: las experiencias especiales que he tenido han sido las más locales, y local no es sinónimo de aguacate y tostadas para desayunar.

Pese al que al principio no es lo más apetecible del mundo, al final te acostumbras. Creedme, una de las comidas más ricas que he tomado ha sido una sopa de noodles picante a las 6:30 de la mañana.

Con Couchsurfing he encontrado un buen ahorro, y aún mejores amigos

experiencia couchsurfing
En Singapur tuve una experiencia de Couchsurfing mejor de lo que habría podido imaginar. Christiane Drummond

Dudé mucho sobre si incluir Singapur en mi itinerario de viaje o no.

Me parecía una pena no visitarlo estando a tan solo unas horas en bus desde Kuala Lumpur, Malasia, pero a su vez me echaban para atrás los altos precios en comparación con sus países vecinos del Sudeste Asiático. Finalmente encontré una solución: Couchsurfing.

Lo realmente caro de Singapur es el alojamiento. Puedes comer por 3 euros fácilmente, y no tienes por qué ir a todos los bares lujosos. Pero tienes que dormir, y no es barato. 

Abrí mi cuenta de Couchsurfing y rápidamente me encontré con que había muchos huéspedes dispuestos a proveer alojamiento gratis en la ostentosa ciudad. Contacté con unos pocos y pronto me respondió Iñaki, un chico argentino que además había vivido muchos años en Barcelona. 

Mi breve visita a Singapur ha sido de mis experiencias más destacables del viaje, principalmente por lo bien que me llevé con mi huésped de Couchsurfing y lo bien que me enseñó la ciudad donde lleva viviendo ya cerca de un año. Y afortunadamente no tuve que privarme de ver el lado más lujoso del Sudeste Asiático por no tener suficiente dinero para hacerlo. 

Haz autostop

haciendo autostop en Myanmar
Eso sí, si vas a hacer autostop prepárate para confundir a los locales. Tara Pinheiro Gibson

"¿No era más fácil alquilar un coche?", me preguntó un amigo cuando compartí mi experiencia haciendo autostop en Tailandia. "El bus costaba 6 euros, ¡pero esto era más divertido!", le respondí. 

En algunos países he acabado moviéndome haciendo autostop, y el principal motivo por el que lo hacia no era ahorrar. Haciendo autostop ha sido la manera en la que más he conectado con los locales - pero no antes de confundirles. 

En el Sudeste Asiático realmente no entienden el concepto de hacer autostop. En numerosas ocasiones nos cogía un coche y a los 5 minutos nos dejaba en la estación de autobuses. Sonreíamos, les agradecíamos su amabilidad y en cuanto se habían ido nos dirigíamos de nuevo a la carretera, contentas de haber avanzado al menos unos kilómetros. Están dispuestos a ayudar en lo que sea, pero realmente no tienen ni idea de lo que estás intentando hacer. 

No obstante, con paciencia y buena preparación hacer autostop en el Sudeste Asiático es bastante fácil. En Myanmar literalmente nunca esperamos más de 10 minutos hasta que nos recogía un vehículo, muchas veces nos bajábamos de un coche para montarnos en el próximo que apareciera. 

Me ha encantado viajar en todo tipo de vehículos con todo tipo de personas que no solo nos han transportado hasta nuestro destino sin coste, sino que siempre han insistido en regalarnos comida y bebida para que no nos faltara de nada durante el trayecto. Y además me he ahorrado el billete de autobús que la mayoría de veces era mucho más de 6 euros.

Poco a poco he descubierto algunos trucos para que hacer autostop en este tipo de países sea más fácil. Para empezar, es importante tener un cartel en el que escribas el nombre de tu destino en inglés y en el idioma del país; siempre vas a encontrar a algún local que puede escribirlo en su lengua.

Así, es recomendable que prepares una carta o unas cuantas frases explicando lo que estás haciendo. De nuevo puedes pedirle ayuda a un local para que la redacte en el idioma local, o recurrir a Google Translate.

Por último, contrario a lo que podrías pensar, poniéndote al borde de la carretera y sacando el pulgar no conseguirás parar muchos coches. En cambio extiende el brazo con la palma de la mano hacia abajo. También es aconsejable mover los brazos y saludar, siempre con una sonrisa de oreja a oreja y mucho entusiasmo.  Muchas veces hacer un gesto de "por favor" con las manos también ayuda.

Descárgate una app para registrar gastos

gastos apuntados en un papel
Como podéis ver, este es un consejo que yo no seguí. Christiane Drummond

Si quieres ahorrar durante tu viaje, tienes que ser consciente de a donde se está yendo tu dinero. Este valioso consejo es uno de los que yo no seguí. 

Hay muchas apps pensadas para registrar tus gastos del viaje y tener más control sobre los mismos. Algunas herramientas, como la app TravelSpend, te permiten introducir todo tu presupuesto y te avisa cuando estás acercándote a tu límite. En cambio, yo muy de vez en cuando me he limitado a apuntar mis gastos o presupuesto en un papel, que además rápidamente ha caído en el olvido perdiéndose al fondo del macuto junto a toda esa ropa que no me pongo. 

Si volviera a hacer un viaje de este estilo, sin duda haría un esfuerzo extra por apuntar todos mis gastos y controlar mejor mi presupuesto. 

Beber no es barato

fiestas en Tailandia
En Tailandia me salí de mi presupuesto mensual, y la foto superior resume bastante bien el motivo.

Excepto Myanmar, en todos los países que he visitado (Nepal, Malasia, Singapur, Tailandia y Laos) beber alcohol era caro si lo comparas con el resto de cosas. Si os fijáis en la foto anterior donde aparecen reflejados mis gastos el apartado "cerves" me delata... Al principio no era consciente del gran gasto que supone beber cuando viajas.

Evidentemente todo depende del tipo de viaje que estés buscando y en lo que prefieras invertir tu dinero, pero en mi caso rápidamente me di cuenta de que no quería gastarlo todo en alcohol. Tailandia fue divertido, pero a partir de ese mes decidí beber de manera mucho más ocasional e invertir mi dinero en experiencias que no podía tener en España, donde sí puedo tomarme una cerveza fría por menos de lo que cuesta aquí.

El ahorro que ha supuesto limitar la cantidad de alcohol que he bebido ha sido considerable. 

Hazte una tarjeta para el viaje y llévate dinero en efectivo

tarjeta Bnext
Bnext es una banca online pensada para viajeros.

Al menos no metí la pata con esto. Pagar las altas comisiones que te cobran los bancos en el extranjero al retirar efectivo del cajero supone una gran pérdida de dinero

Por ello, antes de irme me saqué una tarjeta Bnext, una banca online pensada para viajeros. Procuraba sacar pocas veces al mes, normalmente dos y nunca más de tres, y siempre me han devuelto las comisiones después de realizar la operación. También me ha sido útil sacar dos veces al mes ya que me permitía ver si estaba cumpliendo con mi presupuesto al ver cuanto efectivo me iba quedando a medida que avanzaba la quincena.

Así, es aconsejable llevarse dinero en efectivo, ya que así también evitas comisiones y puedes encontrar un negocio que te ofrezca buen cambio de moneda. Yo siempre he procurado tener al menos 150 euros encima por si lo necesitaba en caso de emergencia; lo he ido usando en aquellos momentos cuando me quedaban pocos días en un país, pero no quería sacar más dinero del cajero por si me cobraban comisión; o para cambiarlo a dólares que he necesitado para pagar algún visado.

Extiende tu tiempo de viaje, así como tus habilidades y conocimientos, con un voluntariado

experiencia voluntariado Myanmar
En Myanmar pasé una semana haciendo un voluntariado ayudando en un hospital, donde conecté mucho con varios pacientes. Tara Pinheiro Gibson

En Myanmar hay muchos monumentos que no he visitado, pero he aprendido a atar un 'lungi' - la prenda típica que llevan los hombres en Myanmar que se asemeja a una falda larga. Hay muchos paisajes que no he visto, pero me han enseñado vocabulario útil en birmano mientras me tomaba un café con películas de Bollywood de fondo. Hay muchas ciudades que me han faltado por ver, pero he aprendido que los birmanos como muestra de agradecimiento no te dan un beso directamente en la piel, sino que se acercan como si fueran a hacerlo pero se limitan a olerte.

Myanmar me ha brindado experiencias más valiosas que cualquier otro país, y gran parte ha sido gracias al voluntariado que hice en Thabarwa Nature Meditation Centre. Estuvimos ayudando principalmente en el hospital del centro, con labores que incluían desde hacer masajes y ayudar con ejercicios de fisioterapia, hasta cambiar pañales o lavar a pacientes al aire libre con cubos de agua. 

En todo el mundo hay oportunidades para hacer voluntariado, siendo una forma positiva de conocer un país de manera diferente y de tener experiencias enriquecedoras. En la mayoría suelen proveerte alojamiento y comida gratis, por lo que sigues viajando pero de otra manera y sin gastar dinero. 

Entre las plataformas para encontrar voluntariados y seguir con tu viaje sin gastar dinero recomiendo HelpX y Workaway.

Monta tu propia escala comprando dos vuelos por separado.

cascada aeropuerto Singapur
A la vuelta a España pasaré de nuevo por el impresionante aeropuerto de Singapur ya que me salía más barata esta combinación. Iñaki Berasategui Pasman

https://www.instagram.com/ikaniberasa/

Si las combinaciones que te muestra el maravilloso SkyScanner no te convencen, mira ver si puedes encontrar una combinación mejor tú mismo.

Por ejemplo, mientras que volar de Yangón a Madrid me saldría por un ojo de la cara, volar a Madrid desde Bangkok es muy barato, por lo que me compensa ir a Bangkok desde Yangón para luego coger desde ahí el vuelo. Lo mismo me ocurría mirando vuelos desde Indonesia: me salía más barato sacarme un vuelo de Bali a Singapur, y otro vuelo separado de Singapur a Madrid, que comprarme solo un vuelo con escala.

Hasta la ultima fase de mi viaje he seguido aprendiendo trucos de ahorro, que no solo me han permitido alargar mi aventura, sino que de alguna manera u otra también me han brindado experiencias especiales.

Y además