Pasar al contenido principal

11 consejos que deberías seguir para que tu jefe valore tu trabajo

Jefes

Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

Cada jefe y cada empresa son distintos, pero en líneas generales, la mejor forma de hacer que tu jefe esté contento contigo es trabajar bien.

Dicho esto, si realmente quieres que esté encantado con tu grabajo -e incluso convertirte en su empleado favorito- hay una estrategia que puedes poner en práctica.

Business Insider ha estudiado la investigación científica al respecto y consultado con expertos para elaborar una lista de 11 consejos para que tu jefe valore tu trabajo.

Trata de resolver tú mismo los problemas

En su libro de 1948 "Cómo dejar de preocuparte y empezar a vivir", Dale Carnegie incluye una anécdota acerca de Leom Shimkin, entonces manager general de la editorial Simon and Schuster.

Shimkin comentó a Carnegie que había encontrado una forma de reducir el tiempo de duración de las reuniones: informó a su equipo de que estaba prohibido presentar un problema antes de haber dado con la solución.

Impresiona a tu jefe con tu capacidad para resolver problemas (y evitar a todos la molestia de oírte quejarte) y preséntalos sólo cuando ya tengas la solución.

Demuestra siempre tu valor para la empresa

Tu jefe no tiene por qué oírte pedir un aumento sólo porque quieras un título más prestigioso. Si vas a pedir algo -una promoción, un aumento o más responsabilidad- demuestra que esto beneficiará a tu jefe y a la organización en su conjunto.

Como narró a Business Insider el experto en contrainteligencia Robin Dreeke, siempre tienes que preguntarte a ti mismo: "¿Cómo puedo hacer que me valoren?" Algunas veces no es suficiente con trabajar bien. Si quieres que tu jefe te ame, tienes que probar que eres parte crítica de su éxito y del de la empresa.

Modifica tu estilo de comunicación para que se parezca al suyo

Jefes
Justin Sullivan/Getty Images

Una vez más, parte de tu trabajo es hacer más fácil el trabajo de tu jefe.

Como el profesor Michael Watkins comentó a Harvard Business Review, depende de ti averiguar rápido como prefiere comunicarse tu jefe. ¿Es Slack? ¿Email? ¿Conversaciones en persona? ¿Con qué frecuencia deberías escribirle?

Watkins también dice que si hay una incompatibilidad entre tu estilo y el de tu jefe, por ejemplo si uno de los dos prefiere comunicarse más a menudo, es importante hablarlo y solucionarlo.

Pide consejo

Puede que te dé miedo pedirle algo a tus jefes, tanto si es cómo llegaron a lo que son ahora como si es qué estrategia de marketing deberías seguir.

Sin embargo, una investigación de la Harvard Business School sugiere que pedir consejo no te hace parecer estúpido, y que puede hacer que luzcas como más competente, que es lo que quieres que tu jefe piense de ti.

En un experimento, 170 estudiantes universitarios completaron una serie de tareas informáticas. Todos fueron emparejados con un compañero, que en realidad era un programa informático. Al terminar, este "compañeros" les comentaba "Espero que haya ido bien, ¿tienes algún consejo?".

Resulta que los estudiantes que habían recibido la solicitud de consejo calificaron a su "compañero" como más competente que los que no.

Recuerda también esto: es mejor pedir su consejo que su opinión. Como el psicólogo Robert Cialdini comentó a Business Insider, pedir consejo crea una hermandad entre tú y tu jefe y hace que se muestren predispuestos a apoyar tus ideas.

Por el contrario, si pides su opinión, retroceden y adoptan el rol de juez objetivo.

Llega temprano al trabajo

Una investigación de la escuela de negocios Michael G. Foster en la Universidad de Washington sugiere que los empleados que llegan temprano a la oficina son vistos por sus jefes como más meticulosos y son mejor valorados que los que llegan tarde.

Y si también es recomendable quedarse hasta tarde.

Si sientes que eres más productivo trabajando, digamos, de 10 a 18h en lugar de de 09 a 17h, explícaselo a tu jefe.

Ayuda a que tus superiores parezcan mejores

"Manage up" es una expresión que significa que debes aprender qué es lo que tu jefe valora y asegurarte de que cumples.

Como comentó a Business Insider Dave Kerpen, CEO de la compañía de software Likeable Local, "Se trata de ayudar a tu superior a parecer bueno frente a su superior. Haciendo eso te colocas en posición de obtener existo tú mismo".

Kerpen espera de su equipo en Likeable Local que le hagan quedar bien. Por ejemplo, no le importa que su jefe de marketing llegue tarde todos los días, mientras que esté allí el lunes por la mañana elaborando un informe para la reunión de empresa.

Kerpen recomienda preguntar a tu jefe directamente qué es importante para ellos o hacerlo de forma velada para luego averiguarlo tú mismo.

Fíjate objetivos a ambiciosos

La consultora experta en desarrollo del liderazgo Zenger/Folkman pasó más de cinco años recopilando datos de más de 4.000 empleados individuales.

Según su hallazgo, hay un comportamiento que puede hacer destacar a un trabajador (de cara a sus jefes y compañeros): marcarse metas ambiciosas.

En otra palabras, Zenger/Folkman publica en The Harvard Business Review que los empleados más importante "se fijan -y alcanzan- metas que van más allá de lo que otros pensaban que era posible".

Es interesante saber que mucha gente no piensa que los objetivos ambiciosos sean tan importantes, algo que sugiere que lo son preciamente porque nadie se los espera.

Sé detallista

Si te consideras a ti mismo una persona que se fija en cuadros macro, será mejor que empieces a prestar atención a las pequeñas cosas también.

Ryan Holmes, CEO de Hootsuite, escribió en LinkedIn un post explicando que en su empresa "hasta los más insignificantes fallos técnicos pueden afectar a montones de clientes en un período de tiempo muy corto. Un empleado capaz de darse cuenta de ello comienza a destacar entre la multitud".

Da las gracias

Jefes
WOCinTech Chat/flickr

Expresar gratitud cuando tu jefe opina -incluso si es una opinión negativa- puede hacer que sientan inclinación por tu trabajo, según un estudio de 2011 de la Southern California University.

En un experimento, se dijo a 200 estudiantes que revisaran el manual de instrucciones de montaje de un equipo de un compañero supuestamente asignado a ellos. En realidad, no había compañero alguno y las instrucciones habían sido escritas por los líderes del experimento.

A algunos participantes se les dijo que en la relación ellos eran el supervisor; a otros, que eran el subordinado. Además, todos los participantes hicieron un test para medir sus habilidades, y a algunos se les comunicó su falta de competencia.

Cuando los directores del experimento enviaron notas supuestamente procedentes de los "compañeros", algunos decían "Sólo quiero que sepas que he recibido tus comentarios sobre mi trabajo". Otros decian lo mismo junto con un "Gracias, estoy muy agradecido".

Resulta que los participantes en posición de supervisión a los que se les había llamado icompetentes fueron más simpáticos cuando sus "compañeros" se mostraron agradecidos.

Cuando sus compañeros no lo fueron, los supervisores cuya competencia había sido puesta en duda se inclinaron más por denigrar a esos "compañeros", diciendo que no eran inteligentes y llamándoles incapaces. Se puede ver que la gratitud previene que los supervisores actúen como idiotas.

Coge vacaciones

Según un análisis de Oxford Economics para Project: Time Off, los trabajadores que agotan sus días de vacaciones tienen un 6,5% más de probabilidades de conseguir un ascenso que esos que se dejan al menos 11 días de vacaciones pagadas al año.

Por supuesto, eso no significa que coger vacaciones cause directamente un ascenso, ya que puede implicar que sean los mejores trabajadores sientan que se merecen esas vacaciones.

Pero, tal y cómo escribe en The Harvard Business Review el CEO de GoodThink, Shawn Achor, esto no necesariamente implica que trabajar hasta la muerte no sea también útil para tener éxito.

"El tiempo extra trabajando no te ayuda" comenta a The Boston Globe Katie Denis, director del Project: Time Off. "También hay algo más en este pensamiento, y es que las vacaciones te ayudan a ser más creativo".

Es difícil imaginar que tu jefe no valore realmente tu aumento en creatividad después de tomarte un descanso.

Habla

No escondas tus opiniones a tus compañeros. 

Jenna Lyons, presidenta y directora ejecutiva de J. Crew Group Inc, comenta a Motto que siempre aconseja compartir diversos puntos de vista: "Es difícil saber qué piensa una persona si no se une a una conversación".

Tampoco tengas miedo de quedar como un estúpido. Como dice Lyons, "nunca debes tener miedo de expresar una idea; todo el mundo las tiene buenas y malas".

Te puede interesar