Pasar al contenido principal

14 formas de ahorrar que son más sencillas de lo que esperabas

14 ways to save money that are easier than you'd expect
  • Ahorrar dinero puede parecer un proceso difícil, pero en realidad hay varias formas eficaces de hacerlo sin que sea tan costoso. 
  • Se trata más de tener buenos hábitos que cualquier otra cosa, desde dónde gastas tu efectivo hasta cómo piensas al respecto.
  • Aquí hay 14 formas de ahorrar que son mucho más fáciles de lo que crees.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Ahorrar dinero puede parecernos una dura cuesta que tenemos que subir, pero en realidad hay varias formas de hacerlo sin que sea tan costoso.

Pero no tienes que realizar grandes esfuerzos para conseguirlo: hay algunos pequeños cambios que puedes hacer en tu día a día que supondrán un gran impacto en tu cuenta bancaria.

Leer más: Así es el método 6 sobres: la mejor manera de ahorrar dinero

El ahorro consiste más en tener buenos hábitos que en cualquier otra cosa. Desde dónde gastas dinero hasta cómo piensas al respecto. Soluciones simples como cocinar más en casa, comprar productos de marca blanca y hacer un seguimiento de todos tus gastos pueden guiarte por el camino correcto.

Aquí hay 14 formas de ahorrar dinero que son más fáciles de lo que esperas.

Compra productos de marca blanca

Buy store-brand products

Hacer pequeños cambios en tus gastos, como comprar solo productos de marca blanca, puede no parecer un problema lo suficientemente grave como para que nos importe. Sin embargo, uno o dos euros de aquí y allá cuando vas al supermercado se van acumulando a el largo plazo.

Esto no significa que debas sacrificar la calidad. Por ejemplo, no compres toallitas de papel más baratas, si sabes que tendrás que usar el doble de lo habitual.

Pero muchos productos de marca blanca, especialmente algunos como los cereales, refrescos y otros artículos envasados, son exactamente iguales a los originales, solo que con diferentes etiquetas. Experimenta un poco y observa en qué artículos no puedes ver las diferencias. Probablemente te sorprenderás de cuántos hay (y luego te enfadarás por haber pagado un extra por una marca en particular).

Escribe un diario de gastos

Keep a money journal
A hand-written note is meaningful. wavebreakmedia/Shutterstock

Parece una idea demasiado simple, pero comenzar un diario de gastos realmente puede ayudarte a administrar tu presupuesto.

Coge un pequeño cuaderno para anotar cada compra que realices, o guarda todos tus recibos y anótalos cuando llegues a casa. Cuando veas hacia dónde va todo tu dinero, será más fácil evitar gastar en cosas que no necesitas.

A veces, solo el hecho de que apuntes una compra innecesaria evitará que la hagas.

Domina la regla de la 'espera'

Master the 'wait for it' rule
Allison Joyce/Getty Images

Muchas personas lo llaman la "regla de los 30 días", aunque esa cantidad de tiempo no siempre es práctica. La idea es esperar un periodo de tiempo que ya se ha estipulado previamente antes de realizar una compra para asegurarte de que realmente deseas lo que deseas.

Treinta días puede ser un buena norma antes de hacer una compra grande, como un equipo de música, un televisor o muebles nuevos. De un par de días a una semana podría ser una mejor opción para desembolsos más pequeños, como artículos de colección o ropa. Probablemente descubrirás que, después de esperar, muchas de las cosas que pensabas que querías ya no te parecen tan atractivas.

Escribe una lista antes de comprar

Write a list before you shop
Reuters/Cheryl Ravelo

Esto parece algo básico, pero el verdadero truco es escribir la lista y atenerse a ella. Sin compras impulsivas, sin excepciones.

Las tiendas de alimentación están pensadas para tentarte a comprar más cosas de las que te habías planteado. Prometerte seguir a rajatabla tu lista y te ayudará a evitarlo.

¿Otra forma de no hacerlo? Nunca vayas al supermercado con hambre. Los estudios han demostarado que no solo es más probable que compres más comida, sino que también es más posible que adquieras más alimentos poco saludables.

Invita amigos a tu casa en lugar de salir

Invite friends over instead of going out

Una noche en de fiesta por la ciudad es divertida, y a veces es necesaria, pero si gastas tu presupuesto en actividades sociales todos los meses, puede ser el momento en que tú y tu grupo penséis en atenuarlo.

Una noche con amigos cercanos, algunas bebidas, algunos bocadillos y una película o juego puede ser un plan tan desternillante como ir a una discoteca o a un bar. Un picnic en un parque local puede resultar tan relajante como almorzar en un buen restaurante. Definitivamente, estos planes serán mucho menos costosos, y aún así podrás disfrutar de la compañía de tus seres queridos.

Cocina para ti y cómete las sobras

Cook for yourself and eat leftovers

Algunas personas se sienten intimidadas por la idea de cocinar por sí mismas, ya sea por el tiempo que esto requiere o por falta de habilidad.

Sin embargo, cocinar no es tan difícil como parece. Además, hay un montón de recetas rápidas y fáciles que te permiten preparar recetas deliciosas y saludables.

Hazte un favor: consigue una olla de cocción lenta. Las comidas que prepararás en este utensilio generalmente necesitan poca o ninguna atención y están buenísimas. Pero lo mejor es que podrás hacer guisos en grandes cantidades. Es muy barato y hay muchas maneras de preparar las sobras para comer.

Desayuna

Eat breakfast

Si aún no desayunas, aunque esto probablemente te parecerá contradictorio ya que está añadiendo otra comida, hazlo. Te llenará por la mañana y puede evitar que te gastes dinero en un almuerzo caro.

Come cosas como huevos, avena, cereales, yogurt, granola y fruta fresca, y pronto notarás una gran diferencia en la cantidad de dinero que gastas en alimentos.

Usa tu biblioteca local

Use your local library

Las bibliotecas no son solo para estudiantes y académicos. Son un recurso público maravilloso que todos deberían apreciar más, porque todo lo que ofrecen es gratis.

No son están únicamente diseñadas para leer libros. La próxima vez que sientas la necesidad de alquilar una película, pagar una nueva suscripción de una plataforma de streaming o comprar un nuevo libro, primero consulta en tu biblioteca local; es posible que ya tengan lo que estás buscando, o si no lo tienen, puedes contactar con una alguna otra que esté cerca y conseguirlo.

Compra en la tienda de todo a un euro

Shop at the dollar store
Spencer Platt/Getty Images

Obviamente, comprar en una tienda de todo a 1 euro no es aconsejable para todo tipo de artículos. Sin embargo, algunos productos son iguales a los que comprarías en otros lugares.

Vajilla, decoraciones de temporada, suministros para fiestas, tarjetas de felicitación... hay muchas cosas en las que puede ahorrar mucho. A veces también venden productos de marca como dulces, pasta de dientes y jabón por una fracción de lo que costarían en supermercados o farmacias.

Haz tus compras navideñas justo después de las vacaciones

Do your holiday shopping right after the holiday
Scott Olson / Staff / Getty Images

Después de de un periodo de vacaciones importante, las tiendas tienen que mover sus productos de los estantes rápidamente para dejar espacio para la próxima temporada. Si piensas en el futuro, puedes hacerte con buenos artículos a precios de liquidación.

Ya sea en Navidad, Semana Santa, el 12 de octubre, Halloween o cualquier otro día festivo, puedes ahorrar mucho dinero comprando la decoración, los regalos o los disfraces del próximo año justo después de que el periodo festivo. Incluso puedes hacerlo también con algunos dulces, siempre que verifiques la fecha de caducidad antes de adquirirlos. La mayoría de los artículos sin chocolate tienen una vida útil de varios años.

Cultiva tu propia comida

Grow your own food
Shutterstock

No necesitas vivir en una granja completa, ni siquiera tener un patio trasero, puesto que, incluso, en algunos apartamentos pequeños sin espacio se pueden plantar cosas como albahaca, menta, cebollino o pequeñas plantas de tomate. Cultivar tu propia comida, incluso si solo son condimentos y guarniciones, puede ahorrarte una gran cantidad de dinero en compras a largo plazo. Especialmente porque muchas veces terminas teniendo que llevarte más productos de los que necesitas y tirar la mitad cuando se estropean.

Usa una aplicación para ahorrar dinero

Use a money-saving app
Getty Images

Una manera fácil de ahorrar dinero es descargarse una aplicación —como Albert. Esta app coge una cantidad de dinero previamente especificada de tu cuenta bancaria todas las semanas y la coloca en un fondo para temporadas complicadas.

Esta es la forma más fácil de ahorro, ya que no necesitas pensar en ello.

Además, si estás dispuesto a invertir en la versión de pago, puedes crear múltiples objetivos. A veces, la única motivación que necesitas para guardar dinero es ver tus metas y tus progresos establecidos. También te da acceso a los Albert Geniuses, que están para asesorarte sobre todos los asuntos financieros.

Utiliza una aplicación de inversión

Use an investing app

Hacer inversiones es importante, y cuanto antes lo hagas, más dinero ganarás. El problema para muchos es que parece un compromiso muy grande, pero no tiene por qué serlo.

Aplicaciones como Acorns harán tus compras, las redondearán al euro más cercano e invertirán la diferencia en el mercado en una cartera tan agresiva como mejor te parezca. Tu dinero crecerá sin necesidad de que pienses en ello.

Obtén una tarjeta de crédito con recompensas en efectivo

Get a cash-back rewards credit card
Joe Raedle/Getty Images

Puede ser fácil ver una tarjeta de crédito como una tentación de gastar el dinero que no se tiene, pero cuando se usa de correctamente, puede generarte dinero extra.

Obtén una tarjeta de recompensas en efectivo, sin comisiones anuales de ningún tipo, y luego úsala como una tarjeta de débito. Haz todas tus compras normales y presupuestadas, y págalas inmediatamente. Al final del período de facturación, habrás ganado dinero extra simplemente gastando como lo haces normalmente.

¿Qué es lo más inteligente que se puede hacer con ese dinero? Cógelo y destínalo a los ahorros. Acumularás rápidamente.

Y además