Pasar al contenido principal

27 maneras científicas en las que tu infancia influye en tu éxito como adulto

Bill Gates de niño
Bill Gates de joven. ScrapeTV

Desde un punto de vista más biológico hasta como nos alimentamos, mucho de lo que nos ocurre a lo largo de nuestra infancia influye en nuestra vida adulta.

Y mientras que no hay una fórmula fija para asegurar éxito y felicidad en nuestra vida adulta, estudios psicológicos han señalado varios factores de nuestra infancia que predicen futuro éxito.

A continuación te dejamos algunas cosas sobre tu infancia que influyen en tu éxito como adulto:

ruptura
Flickr/Jackie

Si tus padres se divorcian cuando eres joven es más probable que tengas mala relación con ellos cuando seas adulto.

Si tus padres se divorciaron cuando tenías entre 3 y 5 años es probable que tengas una mala relación con ellos cuando seas adulto, especialmente en el caso de los padres, según un estudio de la University of Illinois. Sin embargo, no implica que vayas a tener relaciones románticas inseguras.

Tus habilidades sociales en la guardería puede determinar si irás a la universidad o conseguirás un trabajo.

Investigadores de la Pennyslvania State University y Duke University siguieron a más de 700 niños de EEUU desde que empezaron la guardería hasta que alcanzaron años de edad y encontraron una importante relación entre sus habilidades sociales en la guardería y su éxito como adultos dos décadas más tarde.

Este estudio de más de 20 años de duración demostró que los niños socialmente competentes que podían cooperar con sus compañeros, ayudar al resto, entender sus emociones y resolver problemas por cuenta propia tenían muchas más posibilidades de sacarse una carrera universitaria y tener un trabajo a tiempo completo a los 25 años que aquellos con peores habilidades sociales.

Aquellos con menores habilidades sociales también tenían mayor probabilidades de ser detenidos, beber en exceso y solicitar hogares sociales.

"Este estudio enseña que ayudar a niños a desarrollar sus habilidades sociales y emocionales es una de las cosas más importantes que podemos hacer para prepararles para un futuro saludable", dijo Kristin Schubert, fundadora del estudio y directora de programa en el Robert Wood Johnson Foundation.

"Desde una edad temprana estas habilidades pueden determinar si un niño va a la universidad o a la prisión, y si acaban sin empleo o adictos".

Si eres una niña y tu madre trabaja hay más probabilidades de que seas jefa y ganes más dinero.

Según un estudio de Harvard Business School, hay muchas ventajas de que los niños se críen con madres que trabajen fuera del hogar.

El estudio encontró que las hijas de madres trabajadoras permanecían más tiempo en el colegio, tenían más posibilidades de tener un rol como directora e ingresos un 23% superiores en comparación con sus compañeras que fueron criadas por madres que no trabajaban fuera del hogar.

"Ser un modelo a seguir es una manera de mostrar que es apropiado en cuando a comportamiento, actividades y creencias", dijo a Business Insider Kathleen L. McGinn, autora líder del estudio y profesora en Harvard Business School.

"Hay muy pocas cosas, que conozcamos, que tengan un efecto tan claro en la desigualdad de género que ser criados por una madre trabajadora", explicó a Working Knowledge.

hijo familia
David Barrie/Flickr

Si eres un chico y tu madre trabaja hay más probabilidades de que seas un padre involucrado

Acorde con el mismo estudio de Harvard Business School, los hijos de madres trabajadoras también tendían a ayudar más con tareas del hogar y cuidado infantil - a la semana pasaban siete horas y media más ayudando con el cuidado infantil y 25 minutos más haciendo tareas del hogar.

Si imitas a tus padres probablemente seas más abierto de mente cuando seas adulto.

Si imitabas todo lo que hacían tus padres cuando eras niño, pese a que no tuviera mucho sentido, es probable que adoptaras una disposición para asumir acciones que tienen un propósito desconocido. Esto te hará ser más abierto a la hora de compartir y transmitir culturas más adelante en tu vida, según un estudio llevado a cabo por investigadores en la University of KwaZulu-Natal in Durban, África del Sur y la University of Queensland en Australia.

Esta es una actividad humana universal - los chimpancés solo imitan acciones si son prácticas. "Es algo que sabemos que no hacen otros", dijo el psicólogo Mark Nielsen, de la University of Queensland en Australia.

Si abusaron de ti cuando eras niño tienes más probabilidades de ser obeso como adulto.

Varios estudios han mostrado relación entre abusos sexuales - u otras experiencias traumáticas - y trastornos alimenticios.

En el caso de las mujeres, un estudio de 2007 mostró que el abuso sexual aumentaba el riesgo de obesidad en un 27% comparado con mujeres que nunca fueron abusadas sexualmente durante su infancia.

En el caso de los hombres, un estudio mostró que experimentar abusos sexuales durante la infancia aumentaba el riesgo de obesidad en un 66% comparado con hombres que nunca habían sufrido abuso sexual.

juventud
Flickr/Kristoffer Trolle

Intentar ser 'guay' en el instituto te puede dar problemas como adulto.

Adolescentes que intentan aparentar más años que los que tienen para ser más populares y adoptar un comportamiento de adolescente pseudomaduro tienen más posibilidades de tener problemas con drogas y alcohol y de adoptar comportamiento ilegal a los veintipocos, según un estudio publicado en el diario Child Development.

La pseudomadurez en adolescentes se refiere a jóvenes que quieren parecer y sentirse maduros antes de serlo realmente - no han alcanzado la madurez emocional que tiene un adulto. Para parecer y sentirse maduros, estos adolescentes a menudo se comportan de maneas que ellos consideran maduros, como beber alcohol, fumar, salir de fiesta hasta las tantas y mantener relaciones sexuales.

"Parece que mientras que el comportamiento de estos supuestos adolescentes puede estar ligado con su temprana popularidad, a lo largo del tiempo estos adolescentes adoptan comportamientos cada vez más extremos para aparentar ser guay", dijo Joseph P. Allen, coautor y profesor de psicología en la University of Virginia.

Cuanto más alto sea el sueldo de tus padres, mejores serán tus resultados académicos.

Según el investigador de Stanford University Sean Reardon, la brecha de logros entre familias de altos y bajos ingresos "ronda entre el 30% y 40% entre niños nacidos en 2001 y entre aquellos que nacieron 25 años antes".

Como señala el autor de 'Drive', Dan Pink, cuanto más alto sea el ingreso de los padres, mejores serán los resultados académicos de los niños.

"Sin tener en cuenta intervenciones caras y continúas, el estatus socioeconómico determina en gran parte el progreso académico", escribió.

Si creciste en una familia pobre tu memoria de trabajo podría verse afectado.

Las personas que se crían en clases socioeconómicas más bajas tienen una peor memoria de trabajo - o habilidad de retener muchos conceptos en su mente - durante la vida adulta, sugiere un estudio de la University of Oregon.

policia, agresion, violencia, detener
Daniel Goodman / Business Insider

Si ves mucha violencia en la televisión es más probable que seas un adulto agresivo.

Según un estudio de 15 años de duración, los niños cambian su comportamiento después de ver escenas violentas en las que los infractores son recompensados por su violencia. Por ejemplo, si un niño ve un programa en el que sale un detective al que recompensan por castigar a un asesino tras un encuentro violento seguramente empiece a empujar y agarrar más a los demás - incluso después de crecer.

Estudiar matemáticas pronto te ayudará a progresar más en mates y lectura en un futuro.

Un análisis de 2007 llevado a cabo sobre 35.000 estudiantes de preescolar en EEUU, Canadá e Inglaterra descubrió que desarrollar habilidades matemáticas más temprano puedes ser una enorme ventaja.

"La enorme importancia de adquirir habilidades matemáticas más temprano - o empezar el colegio con un conocimiento de números, orden y otros conceptos matemáticos - es uno de los enigmas revelados por el estudio", dijo el coautor e investigador de la Northwestern University, Greg Duncan. "Dominar las habilidades matemáticas a una temprana edad no solo precide buenas habilidades matemáticas en un futuro, sino también de lectura".

Si tus padres se drogan serás un adulto muy serio.

Si te criaste viendo como tus padres abusaban de las drogas y el alcohol es probable que tu acabaras siendo el padre de tus padres.

Al saltarte tu infancia, puede que seas super serio y no sepas cómo divertirte como adulto. También es probable que seas excesivamente responsable, afirma Portland Lifestyle Counseling.

Jovenes graduandose en la universidad
Flickr/Southeastern Seminary

Si tu madre se graduó en la universidad, es probable que tú también.

Un estudio de 2014, liderado por la psicóloga de la University of Michigan Sandra Tang, descubrió que madres que se graduaban en la universidad tenían mayores probabilidades de criar a hijos que hicieran lo mismo.

Analizando un grupo de más de 14.000 niños fue comenzaron la guardería entre 1998 y 2007, el estudio encontró que los hijos de madres adolescentes (de 18 años para abajo) tenían menos posibilidades de acabar sus estudios o ir a la universidad que sus compañeros.

Las aspiraciones son en parte responsables. En un estudio de 2009 llevado a cabo sobre 865 en la Nueva York rural, el psicólogo de la Bowling Green State University, Eric Dubow, descubrió que "el nivel educativo de los padres cuando el niño tenía 8 años influía notablemente en su éxito académico y profesional 40 años más tarde".

Si te hicieron bullying de niño es más probable que te enfrentes a dificultades como adulto.

Un estudio que analizó a 7.771 niños británicos entre los 7 y 50 años de edad encontró que las personas que sufrieron bullying de niños tenían peores relaciones, más depresión, más ansiedad, menos logros académicos y menor sueldo

En un estudio publicado recientemente en el diario JAMA Psychiatry, investigadores de la Duke University encontraron que las víctimas del bullying tenían más probabilidades se sufrir ansiedad de adultos y aquellos que fueron víctimas e infractores tenían mayor riesgo de sufrir depresión como adultos así como trastornos de pánico. Las abusadoras/víctimas femeninas tenían mayor riesgo de desarrollar agorafobia, mientras que los abusadores/víctimas masculinos tenían mayor riesgo de suicidarse.

familia
Flickr/Oleg Sidorenko

Las expectativas de tus padres pueden influir en tu éxito en la universidad.

Usando datos de una encuesta sobre 6.600 niños nacidos en 2001, el profesor de la University of California, Neal Halfon, y sus compañeros descubrieron que las expectativas que tienen los padres para sus hijos influyen enormemente en sus logros.

"Los padres que visualizaban la universidad en el futuro de sus hijos parecían lograr acompañarle hacia ese objetivo, independientemente de su salario y otros activos", dijo.

El resultado se vio reflejado en tests básicos: entre los niños que sacaban malos resultados académicos, tan solo un 57% eran hijos de padres que esperaban que fueran a la universidad. Entre los niños que sacaban buenos resultados, un 97% de sus padres esperaban que fueran a la universidad.

Esto cuadra con otro fenómeno psicológico: el efecto Pygmalion, que mantiene que "lo que una persona espera de otra puede acabar siendo una profesía autocumplida", según el psicólogo social Robert Rosenthal.

En el caso de niños, cumplen las expectativas de sus padres.

Un padre menos estresado equivale a hijos menos estresados.

Según un estudio citado por Brigid Schulte en The Washington Post la cantidad de horas que una madre pasa con sus hijos de entre 3 y 11 años sirve de poco para predecir el comportamiento del niño, su bienestar o logros.

Es más, la "madre intensiva" o "padre supervisor" puede contraatacar.

"El estrés de la madre, especialmente cuando están estresadas por intentar compaginar el trabajo y pasar tiempo con sus hijos, puede estar afectando negativamente a los niños", explicó a The Post Kei Nomaguchi, el coautor del estudio y sociólogo en la Bowling Green State University.

El contagio emocional - o el fenómeno psicológico por el que la gente se contagia de emociones de otros como si fuera un constipado - explica el por qué. La investigación revela que si tu amigo está contento, esta alegría se te contagia; si están tristes, esa tristeza también se transmite. Así que si un padre está agotado o frustrado ese estado emocional puede transmitirse a los hijos.

Si te azotaron de pequeño puede que seas un adulto furtivo.

En su libro "Drive", el autor Dan Pink explica que intentar cambiar el comportamiento de un niño ofreciendo recompensas o castigándole no es un buen método. En cambio, los niños solo se esforzarán más para evitar que no le pillen a la próxima.

La conclusión es: si te azotaron a menudo cuando eras niño probablemente recurras a comportarte mal aún más, pero aprenderás a hacerlo sin que se enteren.

Finalmente, podrías convertire en un adulto furtivo.

Si tus padres no te dejan tomar decisiones, podrías ser codependiente en un futuro.

Si tenías un padre supervisor que no dejaba vestirte solo o elegir a tus amigos o tu comida puede que de mayor seas muy codependiente, explica la experta en salud mental Laura JJ Dessauer.

A medida que creces, esto podría provocar que busques relaciones en las que tu pareja tiene todo el poder y control.

niño viendo los teletubbies en la television
Peter Macdiarmid / Getty Images

Si te dejaban ver la televisión cuando eras un bebé puede que afecte a tus habilidades comunicativas.

Tras observar a madres y niños para un estudio los investigadores encontraron que la televisión reduce la comunicación entre padre e hijo. Incluso cuando hablaban, era común que los comentarios de los padres no guardaran relación con lo que decía el niño.

Esto provoca que haya un "intercambio poco productivo que puede dañar la oportunidad del niño para aprender", dijeron los autores.

Si te abusaron cuando eras niño tu memoria y estabilidad emocional podría verse dañado.

Estudios neurocientíficos demuestran que las personas que sufrieron abuso infantil pueden tener peor memoria y menos control sobre sus emociones. 

Según un estudio de Harvard publicado en el diario Proceedings of the National Academy of Sciences, el abuso sexual o emocional puede perjudicar el desarrollo de tres áreas cruciales del hipocampo que controlan la memoria y la estabilidad de las emociones.

Los niños que tienen un mejor autocontrol a una edad temprana tienen más posibilidades de ser adultos estables.

Los niños que tienen buen autocontrol a una edad temprana tienen más posibilidades de acabar siendo adultos saludables, económicamente estables y libres de problemas que aquellos que tenían escasa disciplina, según un estudio de 32 años publicado en el Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Los padres deberían olvidarse de la autoestima del niño y concentrarse en enseñarles autocontrol", explicó a WebMD Roy Baumeister, un experto en autocontrol y profesor de psicología en la Florida State University en Tallahassee.

familia
Fiona Goodall / Stringer

Cuando las madres se cogen la baja maternal, los niños tiene más posibilidad de éxito como adultos.

Un estudio revela que los hijos de madres que se pidieron baja maternal tenían mayores ingresos, mejor educación y mayor CI, afectando especialmente a niños de hogares con menos recursos.

Si tus padres te hacen mucho caso tienens más probabilidades de tener relaciones saludables y mayor éxito académico a los trentaitantos.

Un estudio de 2014 llevado a cabo sobre 243 personas procedentes de familias pobres demostró que los niños que recibían "un cuidado atento" en sus primeros tres años de vida no solo sacaban mejores resultados en los exámenes del colegio, sino que tenían relaciones más saludables y mejores resultados académicos en a los treintaipico años.

Como informó PsyBlog, padres que cuidan atentamente a sus hijos "responden a las señales que estos les mandan de manera rápida y apropiada" y "proporcionan una base segura" para que el niño pueda explorar el mundo.

"Esto sugiere que invertir en relaciones padre-hijo pronto puede derivar en recompensas a largo plazo que se acumulan a lo largo de la vida de un individuo", dijo Lee ray, coautor del estudio y psicólogo en la Universidad de Minnesota.

Si sufres maltrato de niño hay el doble de probabilidades de que sufras depresión actualmente.

Un estudio de Kings College London llevado sobre 26.000 personas demostró que si sufriste algún tipo de maltrato tienes 2,27 más probabilidades de tener depresión.

Estos son los diferentes tipos de maltrato, según The Guardian:

  • rechazo de interacción por parte de la madre
  • disciplina dura por parte de un progenitor
  • cuidado infantil inestable a lo largo de la infancia
  • daño físico o maltrato sexual
padre e hijo en un lago
Flickr/Rodrigo Amorim

Si tienes una relación cercana con tu padre de niño hay más probabilidades de que desarrolles mejores relaciones interpersonales más adelante.

Según un estudio de la University of Haifa's School of Social Work tener una conexión emocional con tu padre de pequeño sugiere que tienes más probabilidades de tener una relación física íntima saludable con tu pareja más adelante.

"El estudio encontró una conexión clara entre la relación padre e hijo y las relaciones interpersonales más adelante", dijo el líder del estudio Dr. Nurit Nahmani.

Un mayor esfuerzo equivale a una mayor resistencia.

La concepción que tengan los niños del éxito también influye en sus logros.

Durante décadas, la psicóloga Carol Dweck de la Stanford University ha demostrado que niños y adultos conciben el éxito de dos maneras. En Brain Pickings, Maria Popova explica que es algo similar a esto:

El "estado mental fijo" asume que nuestro carácter, inteligencia y habilidad creativa son dones estáticos que no podemos cambiar, y el éxito es el resultado de esa inteligencia inherente. Intentar llegar al éxito y evitando el fracaso a toda costa se convierte en una manera de mantener la sensación de ser inteligente o talentoso.

El "estado mental de crecimiento" en cambio busca el reto y ve el fracaso no como una señal de menos inteligencia, sino como una oportunidad para crecer y mejorar nuestras habilidades actuales.

Esto se convierte en una manera diferente de asumir cómo tu voluntad afecta a tu habilidad, y tiene un efecto muy poderoso en los niños. Si a los niños alguien les dice que sacaron un 10 en un examen por su inteligencia innata, eso crea un estado mental "fijo". Si les dicen que el buen resultado fue fruto de su esfuerzo, eso les enseña un estado mental "de crecimiento".

Hacer cosas difíciles de niño puede llevar a un mayor éxito más adelante.

En 2013 la psicóloga de la University of Pennysylvania Angela Duckworth ganó una beca "genius" de MacArthur por desvelar un atributo muy poderoso e influyente en el éxito de una persona: el coraje. Desde entonces ha publicado un nuevo libro sobre el atributo, llamado "Grit".

Su investigación ha relacionado el coraje con los logros académicos.

Para transmitirles coraje a sus dos hijas, Duckworth dice que todas sus familias se atienen a lo que su marido y ella determinan "la regla de las cosas difíciles": todo el mundo debe hacer algo que exija práctica, requiera feedback para ayudarte a ver cómo podrías mejorar, así como intentarlo una y otra vez. Todo el mundo tiene que acabar aquello que empiezan. Y cada uno puede elegir su cosa difícil ellos mismos.

Te puede interesar