Pasar al contenido principal

3 razones por las que el dólar se puede debilitar durante los dos próximos años

Sacar dinero en cajero
GettyImages
  • El dólar puede desinflarse de cara al próximo ejercicio, según apuntan dos de los principales bancos de inversión estadounidenses.
  • Una de las principales razones se basa, tal y cómo describen sus análisis, en la futura desaceleración del crecimiento en Estados Unidos.
  • La paralización de la subida de tipos de interés por parte de la FED en 2019 o el aumento de las inversiones en otros países, otros factores de pese para el posible debilitamiento del dólar.

El mercado de divisas siempre está atento de los factores macroeconómicos que pueden alterar su devenir. Sobre todo, las políticas monetarias juegan mucho papel. Sin embargo, el dólar estadounidense se depreciará el próximo año, y no es solo porque la Reserva Federal potencialmente deje de subir los tipos de interés, según dos grandes bancos de inversión de Estados Unidos como son JP Morgan y Morgan Stanley.

¿Cuáles son los factores que empujan a que las dos entidades vean que el billete verde puede descender en el largo plazo (al margen del ruido que se puede generar a corto plazo?

Hay distintos puntos a tener en cuenta que destacan y que muchos inversores ya han anotado para saber cómo posicionarse.

1. Desaceleración del crecimiento en Estados Unidos

Con el pronóstico de crecimiento económico en Estados Unidos, que se desacelerará el próximo año según la mayoría de los expertos, es de esperar que cambie la situación para la divisa norteamericana, en opinión de JP Morgan y de Morgan Stanley. 

Si la economía de Estados Unidos reduce su crecimiento al 2% y luego se mantiene, ese es un escenario en el que el dólar “podría caer durante varios años”, tal y como explica David Kelly, estratega de la gestora de JP Morgan. Pero si llega una recesión global, puntualiza, entonces se podría utilizar el dólar “como activo refugio”, como así ha sucedido en otras ocasiones.

Leer más: Dos consejos de Goldman Sachs para inversores con los que prepararse para aumentar la rentabilidad en 2019

2. Descanso en la subida de tipos por parte de la FED

Con esa desaceleración del crecimiento económico, precisamente, se prevé que la Fed tome un descanso en la subida de tipos de interés a mediados de 2019, lo que debilitará el dólar, según detalla un informe de Morgan Stanley.

En la segunda mitad del próximo año, si la Reserva Federal se detiene en su tensionamiento monetario, si la economía de Estados Unidos se desacelera, si el resto del mundo se estabilizaba o mejoraba un poco, se podría ver cómo “caerá el dólar”, tal y como analiza JP Morgan.

3. Aumento de las inversiones en otros países

Pero lo que es más importante, las grandes economías como Europa, Japón y China ahora están invirtiendo menos en los mercados financieros globales, por lo que la demanda por el dólar estadounidense “probablemente se reducirá”, dijo Hans Redeker, director global de estrategia de FX de Morgan Stanley.

Los mayores rendimientos de los bonos, en parte como resultado de los aumentos de los tipos de la Fed, y el mejor crecimiento económico en los Estados Unidos este año incitaron a los inversores a cambiar los fondos a la mayor economía del mundo. A su vez, esto llevó a una mayor demanda del dólar estadounidense, que ha fortalecido la moneda durante la mayor parte de 2018. Este escenario podría revertirse en 2019.

De hecho, Morgan Stanley recomendó sobreponderar las acciones de los mercados emergentes, y rebajó las acciones estadounidenses a "infraponderar". Esa postura se adoptó porque el banco predice un crecimiento estable en las economías emergentes en el próximo año, en comparación con una expansión más lenta en Estados Unidos.
 

Te puede interesar