Pasar al contenido principal

Los 7 japoneses que han cambiado nuestra forma de ver el mundo

Shigeru Miyamoto E3
Miyamoto en la presentación de 'Mario Rabbids Kingdom Battle' en el E3. Christian Petersen/Getty Images
  • Shigeru Miyamoto y Kazunori Yamauchi han creado videojuegos que exploran más allá de lo virtual. 
  • Akira Toriyama y Hayao Miyazaki han elevado el manga a fenómeno global. 
  • Yoko Ono y  Satoshi Nakamoto han reinterpretado el papel del dinero cada uno a su manera. 

Estos son de los siete japoneses vivos que han cambiado nuestra forma de ver el mundo de manera más notable en los últimos. Muchos otros lo hicieron antes y también es probable que esta lista pudiera ser más extensa, pero el número siete sin ninguna duda es el que más connotaciones tiene tanto en la cultura nipona, como en la occidental. 

Para ellos, sichi es el número mágico; para nosotros, es la cifra de Dios; en ambos casos, además, es nuestro número de la perfección. 

De hecho, salvo uno de los incluidos en esta lista de japoneses importante para el mundo, el más que enigmático Satoshi Nakamoto —creador de la moneda Bitcoin—, todos los que están aquí pertenecen al mundo de la cultura vista en su concepción más amplia. Por que no ha sido hasta hace pocos años que se ha entendido que fenómenos tan relativamente recientes —y, sobre todo, genuinamente nipones—, como el manga o algunos videojuegos, han tenido un impacto tan profundo y transformador en la civilización global.  

La insularidad del país y su aislamiento secular han hecho de la sociedad y de la cultura niponas algo tan distinto a las del resto del planeta —Asia incluida— que cuando un japonés consigue alcanzarnos con sus creaciones, sus novelas, su música, sus dibujos o sus películas, no es infrecuente que consiga que cambiemos nuestra manera de ver el mundo. Y viceversa.

1. Akira Toriyama

Es uno de los personajes japoneses que más han influido en la cultura popular y también de los más enigmáticos de esta lista. Apenas concede entrevistas, ni se deja fotografiar por que piensa que las fotos le roban una parte de su alma. De hecho, debido a su enorme popularidad, vive prácticamente recluido en su casa de Aichi. 

Como en el caso de otros creadores de manga, sus obras son mucho más conocidas que su propio nombre: Dr. Slump y, sobre todo, Dragon Ball han influido en todos o casi todos los dibujantes de este estilo. Este último es el dibujo animado japonés más popular de la Historia. El creador de Goku también es el autor de varios personajes de videojuegos igual de populares, como Dragon Quest, Chrono y Blue Dragon
 

Akira Toriyama no es en absoluto el dibujante de japonés más prolífico, ni el favorito muchos de los aficionados eruditos de esta clase de tebeos, pero con su serie Bola de Dragón ha conseguido que tres generaciones —y subiendo— disfruten con el manga, incluso aunque no les interese nada más de ese mundo. 

2. Hayao Miyazaki

Hayao Miyazaki
Hayao Miyazaki también participó en la creación de la serie de animación Heidi y en la mítica Pipi Långstrump. Frazer Harrison/Getty Images

Es importante resaltar que el doblemente oscarizado Hayao Miyazaki es en parte el producto de una tradición en esta genuina expresión japonesa de animación llamada manga, de la que su mentor Yasuo Otsuka fue otro coloso. Pero aunque Miyazaki ya esté retirado, Otsuka hace mucho que nos dejó y otra condición para estar en la lista de los siete japoneses que cambiaron nuestra manera de ver el mundo es seguir en él. 

Además, mientras que Yasuo Otsuka influyó en toda una generación de dibujantes japoneses, el trabajo de Hayao Miyazaki se ha reconocido en todo el planeta. Que haya podido impactar en la cultura occidental la narrativa pausada del manga, a menudo casi sin movimiento, en la que lo que prima es el diálogo y la reflexión ya es algo excepcional. 

Hayao Miyazaki cuando recogió el oscar a toda su carrera oscar carrera
Hayao Miyazaki es el creador de largometrajes manga más influyente de la Historia. Kevin Winter/Getty Images

Pero lo de Miyazaki, que ha cautivado a varias generaciones de padres y niños con sus cuentos —El viaje de Chihiro, Porco Rosso, Ponyo en el acantilado—  marcadamente antibelicistas, con complejas reflexiones sobre la naturaleza y el ser humano es una verdadera joya. Y Miyazaki no solo está aquí por estas últimas de sus obras, en los 70 este señor fue en parte responsable de dos mitos televisivos como las series Heidi y Pipi Långstrump. 


3. Kazunori Yamauchi

Kazunori Yamauchi creador de Gran Turismo
El creador de Gran Turismo sigue explorando vías de integración de los juegos de velocidad en la realidad. Poliphony Digital.

El CEO de Polyphony Digital es de las personas del planeta que más dinero han ganado con los videojuegos. Por eso y por su tan japonés afán de perfeccionismo, Kazunori Yamauchi se permite toda clase de extravagancias, como fue retrasar el lanzamiento de Gran Turismo 5 hasta conseguir que los entornos y los coches de su plataforma se vieran casi como reales. 



En los últimos años, Yamahuchi anda tan volcado en su plataforma de juego de velocidad Gran Turismo, como en los propios circuitos y otras actividades mercadotécnicas. En el Salón de Ginebra 2017, por ejemplo, anunció un acuerdo con Tag Heuer, que se convirtió en el primer patrocinador de inserción de publicidad en un videojuego.
 

Sin embargo, éste es el único japonés de esta lista que está no por lo que ha hecho, sino por lo que quiere conseguir. Desde hace 10 años, con su GT Academy, creó una posibilidad de que aficionados a su juego virtual llegaran a convertirse en pilotos de carreras en la vida real. A sus 50 años, Kazunori Yamahuchi seguirá persiguiendo nuevas maneras de integración de ambos mundos hasta conseguir fusionarlos gracias a la tecnología. 

4. Satoshi Nakamoto

Minado bitcoins
Getty Images

Este es solo el nombre que se baraja como más probable a la hora de otorgar una identidad al creador de Bitcoin. Por lo menos, es bajo esta denominación —o pseudónimo— con la que se firmó el trabajo de 2008 en lista de correo de criptografía, que dio lugar al fenómeno Bitcoin y que aquí puede leerse al completo.

 
Junto a otros programadores, Satoshi Nakamoto estuvo hasta 2010 implicado en el desarrollo del código fuente que hace funcionar a la moneda virtual. Aunque ha habido al menos otra persona que se ha atribuido ser el autor de este trabajo, Craig Steve Wright, no se sabe si Nakamoto es un ser de carne y hueso, el pseudónimo del propio Craig o de un grupo de personas. 

Sí se ha detectado que hay un millón de bitcoin a nombre de Satoshi Nakamoto en diferentes cuentas, así que además de ser uno de los, posibles, siete japoneses que han cambiado nuestro mundo, además es el primer millonario en bitcoin de la Historia. Al menos, virtualmente. Por desgracia, no existe una foto de Nakamoto, aunque Time le dedicó una portada a su posible retrato.

5. Shigeru Miyamoto

Shigeru Miyamoto en el E3
Shigeru Miyamoto recibió el Princesa de Asturias en Comunicación y Humanidades en el año 2012. John Lamparski/Getty Images

La lista de creaciones de Shigeru Miyamoto da una medida mucho más significativa del impacto que ha tenido este japonés en la cultura global que el hecho de que haya sido el único creador de videojuegos premiado con el Princesa de Asturias en Comunicación y Humanidades en el año 2012. 

Si tienes 40 años o más, tu historia con él, empieza con Donkey Kong. Para los de 30, su personaje más icónico es Mario Bross.

Aunque la serie nació en 1986, para los de 20, seguro que el videojuego de Miyamoto con el que gastaron huellas dactilares fue Leyend of Zelda. Aunque de casi todos los títulos anteriores partieron sagas que hoy siguen del todo vigentes, el espíritu creativo de este chico de 65 años no se detuvo ahí. 

Miyamoto también está en esta lista de japoneses fundamentales porque fue responsable de algunos de los títulos clave en el lanzamiento de la revolucionaria consola Wii, como Wii Sports, Wii Fit o el propio Super Mario Galaxy. Sin embargo, él apenas usa sus productos porque prefiere tocar la guitarra en su tiempo libre y los aficionados al Bluegrass suelen valorar que lo hace bastante bien. 


6. Yasuhisa Toyota

Yasuhisa Toyota en la ElbPhilharmonie
Yasuhisa Toyota en una de sus salas de conciertos. ElbPhilharmonie.

Con más de 50 teatros y salas de conciertos a sus espaldas, Yasuhisa Toyota ha conseguido elevar la acústica a un nivel técnico que solo es equiparable al de las naves espaciales. Seguramente, el mejor de sus trabajos es La Filarmónica del Elba en Hamburgo, proyectada por el estudio suizo Herzog & de Meuron e inaugurada el 11 de enero de 2017. 
 
La sala principal, con el escenario en medio y muchas de las 2.100 localidades dispuestas en terrazas a modo de viñedo para simular que los espectadores rodean un fuego, cual hombres del Neolítico, está revestida por 10.000 placas de fibra de yeso. Cada una es diferente y está diseñada de modo individual por medio de un complejo algoritmo que reproduce cómo el sonido incidirá sobre ellas y rebotará después. 

Elbphilharmonie
La Filarmónica del Elba de Hamburgo. ElbPhilharmonie.

Las butacas están desarrolladas para crear el mismo efecto haya o no personas sentadas. A 50 metros sobre el escenario, hay una especie de trompeta que recoge el 80% del sonido, que luego se proyecta desde los laterales para que todos y cada uno de los espectadores tenga una experiencia idéntica. Ante la presión por los retrasos, Yasuhisa Toyota aseguró que si la Elbphilharmonie no tenía la mejor acústica del mundo, al terminarlo, se haría el seppuku o suicidio ritual japonés. A nadie, hasta ahora, se le ha ocurrido poner en duda ninguna de estas cuestiones. 

7. Yoko Ono

yoko ono en 2015
Yoko Ono en el concierto del 75 cumpleaños de John Lennon en 2015, en Nueva York. Theo Wargo/Getty Images for Blackbird.

Yoko Ono es una de las artistas conceptuales más polifacéticas e influyentes del siglo XX. Además, es de las personas más ricas de Japón y no solo por que es la legataria de la fortuna personal de su difunto marido John Lennon, de quien administra propiedades por valor de 300 millones de euros, ya que procede de una de las familias de banqueros más acaudaladas del país.


Sin embargo, hay dos razones por las que Yoko Ono puede considerarse influyente y, para su desgracia, ninguna tiene que ver con su obra plástica directamente. La primera es que su influjo cambió el destino del grupo musical más transformador de todos los tiempos, los Beatles, a través del personaje con más talento entre todos sus miembros, su marido, con quien inició una campaña ideológica que marcó a varias generaciones. 

Yoko Ono y John Lennon en la cama
Aunque el lema venía de mucho antes, esta es la imagen que mejor ilustró el "haz el amor y no la guerra" del pacifismo internacional. Central Press/Getty Images

Si su papel fue más que controvertido en la carrera de John Lennon, todavía lo ha sido mucho más su vida posterior. A pesar de dedicar gran parte de su vida a la  causas tan justas como la lucha contra el sexismo, la homofobia o el racismo, la mercantilización de toda su obra, la de su difunto esposo y, llegado cierto punto, hasta sus apariciones y opiniones públicas —cobró por manifestarse a favor de la independencia de Cataluña— la colocan, incluso por encima de Dalí, como la artista más ávida de dinero de todos los tiempos.  
 

Te puede interesar

Lo más popular