Pasar al contenido principal

7 países europeos se unen para allanar el camino a las redes 5G desde la visión científica

Un cartel de 5G en el MWC 2019 de Barcelona.
Reuters
  • Una iniciativa europea, coordinada por la Universidad Carlos III de Madrid, impulsará la investigación y formación en 5G a lo largo y ancho de siete países.
  • El proyecto TeamUp5G incluye una parte de formación "a los futuros líderes europeos expertos en tecnologías 5G" con alcance para 15 nuevos doctores y doctoras que se especialicen en la materia.
  • En su vertiente investigadora, la iniciativa desarrollará tecnologías ligadas a las small cells, las antenas masivas o el uso de bandas de frecuencias milimétricas.

Estamos a las puertas de una nueva revolución en la conectividad móvil y su protagonista no es otro que el 5G. Y es que, esta nueva generación de redes celulares, capaces de aunar una mayor velocidad, menor latencia, menor consumo energético y más densidad de usuarios por el mismo espacio, prometen llegar en aplicaciones comerciales a partir del próximo año.

Sin embargo, la carrera por adoptar el 5G está siendo tan apresurada que no está habiendo tiempo suficiente de analizar los retos exactos que se plantean con la llegada de esta tecnología; mucho menos de formar a las empresas sobre las capacidades y posibilidades de estas redes.

Para suplir ese gap, se ha puesto en marcha un proyecto de investigación europeo, TeamUp5G, en el que participan 18 entidades, centros de investigación y empresas de siete países, coordinado además por una universidad española: la Carlos III de Madrid.

Leer más: El 5G tardará mucho en ser una realidad masiva: solo el 15% de las conexiones móviles en 2025 usará esta tecnología

“Las entidades de estandarización a nivel internacional han puesto como requisitos para el 5G y su evolución conseguir velocidades máximas de datos para el usuario de decenas de gigabits por segundo, con latencias (suma de retardos temporales dentro de una red) tan pequeñas como un milisegundo y con hasta un millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado, al tiempo que se reduce su consumo energético", destaca Ana García Armada, de la UC3M. 

"Para lograr estos retos tan ambiciosos hace falta proponer nuevas soluciones para la transmisión, la gestión de los recursos radio, evaluar las aplicaciones mediante simulaciones exhaustivas y realizar prototipos que validen la factibilidad y mejora de las prestaciones de estas redes de comunicaciones", detalla la experta.

En TeamUp5G están presentes organismos públicos y privados de Dinamarca (Aarhus University); Grecia (Alexander Technological Education Institute‏ of Thessaloniki, University of Western Macedonia); España (LiPhi Technologies, Nokia Spain – Bell Labs, Oficina Española de Patentes y Marcas, Telefónica Investigación y Desarrollo, Universidad Carlos III de Madrid); Noruega (Telenor); Polonia (Innovative Solutions Slawomir Pietrzyk); Portugal (AUDAX: Centro de Investigação e Apoio ao Empreendedorismo e Empresas Familiares, Instituto de Telecomunicações, ISCTE IUL: Instituto Universitário de Lisboa, Projecto Desenvolvimento Manutenção Formação e Consultadoria, Universidade de Aveiro, Universidade da Beira Interior, Universidade Nova de Lisboa); y Suiza (Eclexys).

El proyecto TeamUp5G resulta singular porque tiene una parte de investigación y otra de formación. De hecho, se constituye como una red europea de formación integral (European Training Network, ETN) para 15 nuevos doctores y doctoras en tratamiento de señal e innovación de redes móviles 5G.

“Vamos a formar a los futuros líderes europeos expertos en tecnologías 5G, que además de tener conocimientos sobre esta tecnología, sabrán cómo crear empresas, conocerán aspectos éticos o de comunicación y tendrán capacidades integrales para avanzar en el conocimiento y poder generar empleo y bienestar en Europa”, añade Ana García Armada.

En cuanto a la investigación, por un lado, el proyecto trata de desarrollar algoritmos y protocolos eficientes energéticamente para mejorar los despliegues de “celdas pequeñas”, denominadas Small Cells.  Por otro lado, también se estudiará la aplicación de antenas masivas (massive MIMO), que consiste en utilizar cientos de antenas en las estaciones base, un número mucho mayor de lo que es habitual hoy día. Por último, el proyecto analizará la utilización de las bandas de frecuencias milimétricas para mejorar el aprovechamiento del espectro electromagnético.

Te puede interesar