Pasar al contenido principal

Apple y Amazon negocian con Arabia Saudí para establecerse en el país

Arabia Saudí
Andrew TB Tan/Getty Images

Apple y Amazon negocian su entrada en Arabia Saudí, según informa en exclusiva Reuters, dentro del programa del príncipe heredero Mohammed bin Salman por renovar el perfil del país y atraer la inversión de grandes empresas tecnológicas.

Las fuentes de Reuters apuntan a que Apple negocia directamente con la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudí (SAGIA) que es la entidad responsable de dar luz verde a todas las inversiones foráneas, una especie de licencia que buscan tanto la compañía de Cupertino como el gigante que dirige Jeff Bezos para entrar en el país.

A día de hoy Amazon y Apple ya venden productos y servicios en Arabia Saudí, pero lo hacen a través de terceros ya que para tener una presencia directa primero necesitan contar con la luz verde de la SAGIA.

Reuters apunta a que en el caso de Amazon es la división de computación en la nube, Amazon Web Services (AWS), quien impulsa las negociaciones para establecerse en el país con el objetivo de competir contra los proveedores locales.

El movimiento concuerda con la estrategia aperturista del príncipe heredero Mohammed bin Salman, que ha relajado algunas normas regulatorias con el objetivo de atraer a nuevos inversores, especialmente del mundo tecnológico, con la intención de diversificar una economía que hasta ahora es muy dependiente del petróleo.

Este procedimiento podría llevar a la apertura de tiendas oficiales de Apple en Arabia Saudí: actualmente existe tiendas de la compañía de Cupertino en 23 países de todo el mundo y en los próximos meses se espera que también inauguren en Austria, India o Tailandia.

En el caso de Amazon parece que el interés reside en la entrada de Amazon Web Services (AWS) en el país, una división muy rentable para la compañía ya que contribuye a casi un cuarto de todo el margen operativo a pesar de suponer cerca del 10% de todos los ingresos.

La luz verde de la SAGIA también podría también podría servir para la llegada de la cadena de supermercados Whole Foods, recién comprada por Amazon, que ya está presente en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Te puede interesar