Pasar al contenido principal

38 minutos de pánico: así reaccionó Hawái a la falsa alarma de ataque con misil

Falsa alarma por misil en Hawai
@rveIvts/Twitter
  • Los hawaianos recibieron una alerta errónea el sábado informando de un supuesto ataque con un misil balístico, lo que desencadenó una histeria inmediata
  • El aviso se debió al parecer a un empleado de la Agencia de Gestión de Riesgos del estado, que pulsó accidentalmente el botón equivocado.
  • Una segunda alerta clarificando que no existía amenaza alguna no llegó hasta 38 minutos después.

Vecinos y turistas se despertaron el sábado en Hawái con una alerta de emergencia en sus móviles: “AMENAZA DE MISIL BALÍSTICO EN DIRECCIÓN HAWÁI. BUSQUE REFUGIO DE INMEDIATO. NO ES UN SIMULACRO”.

No había misil alguno. Los senadores por Hawái saltaron a Twitter para informar de que se trataba de una falsa alarma y calmar la histeria. La alerta había sido enviada por un funcionario que accidentalmente pulsó el “botón equivocado” durante un cambio de turno en la Agencia de Gestión de Emergencias de Hawái, según indicaría más tarde el gobernador del estado, David Ige.

Pero transcurrieron 38 minutos antes de que se enviara una nueva alerta para clarificar que “no existe amenaza o peligro para el estado de Hawái”. En esos minutos, la gente buscó refugio temiendo por su vida y se puso en contacto con sus seres queridos.

Una presentadora de informativos de Houston (Texas) que se encontraba en Honolulu, tuiteó una serie de mensajes que había recibido de familiares y amigos. “My madre y me hermana lloraban”, escribió.

Matt LoPresti, representante del estado, dijo a CNN en una emotiva entrevista que él y su familia se habían refugiado en el baño tras recibir la alerta. “Me senté en la bañera con mis hijos mientras rezábamos”, señaló. “Nos lo tomamos tan en serio como un ataque al corazón (…) Ahora mismo estoy verdaderamente enfadado”. “¿Por qué nos lleva 38 minutos recibir una notificación de falsa alarma?”, se preguntaba. “Es completamente inaceptable”.

Un productor de la cadena MSNBC tuiteó también los mensajes de texto que le habían llegado de un amigo cuyos familiares se habían quedado atrapados en la carretera cuando se mandó la alerta. 

“Era el caos general, la gente salía de sus coches corriendo y mirando al cielo. Otro primo estaba en el aeropuerto y la gente lloraba”, rezaba uno de los mensajes.

Mike Staskow, un capitán del Ejército retirado, describió al New York Times el dilema de no saber qué hacer o adónde ir. “Repasaba todos los posibles escenarios en mi cabeza, pero no había adónde ir, ningún sitio dónde meter el coche”, afirmó.

Gene Park, responsable de redes sociales del Washington Post, tuiteó un mensaje de un amigo que estaba en Hawái que decía que estaba en el coche cuando le llegó la alerta y rápidamente tuvo que decidir a cuál de los lugares donde se encontraba desperdigada su familia iba a conducir.

“Decidí ir a casa junto a mis dos pequeños. Pensé que era el grupo más numeroso en mi familia, aun sabiendo que era probable que no llegara a casa a tiempo”, leía el mensaje. “Estaba bajando South Street a toda velocidad hacia la autovía cuando escuché que era un error. Que os j**** Protección Civil de Hawái”.

Las autoridades hawaianas se mostraron solemnes en las horas siguientes al incidente y prometieron investigar las causas y asegurarse de que no volvería a ocurrir.

“Ya hemos implementado cambios para cerciorarnos de que no haya una sola persona responsable [de enviar las alertas]”, aseguró el gobernador del estado. “Habrá al menos dos personas para iniciar la alerta”.

Luego añadió que el intervalo de 38 minutos entre la falsa alarma y la rectificación se debió a que “tuvimos que realizar el proceso de forma manual para enviar notificaciones a móviles y smartphones”.

Te puede interesar