Los banqueros son mucho más propensos a cometer irregularidades cuando trabajan desde la oficina y no desde casa, según un estudio

Aaron McDade
| Traducido por: 
Trading

Alistair Berg/Getty Images

  • Un nuevo estudio ha analizado las investigaciones por mala conducta financiera de los empleados de un banco británico en plena pandemia.
  • Los empleados que trabajaban de forma remota fueron significativamente menos propensos a originar denuncias por mala conducta bursátil.
  • Entre las posibles explicaciones se incluye la distancia física de los empleados ya implicados en conductas indebidas.

Un nuevo estudio sobre un banco del Reino Unido ha revelado que trabajar desde casa disminuye significativamente la frecuencia con la que sus banqueros originan informes e investigaciones por mala conducta financiera.

Los investigadores señalan en un artículo publicado a finales del mes pasado por la Red de Investigación en Ciencias Sociales que compararon a los banqueros de uno de los cinco mayores bancos del Reino Unido que trabajaban en la oficina y quines lo hacían desde casa entre marzo de 2020 y 2021.

"Nuestro análisis de diferencial revela que trabajar desde casa disminuye la probabilidad de mala conducta bursátil; al final, los que trabajan desde casa presentan menos avisos de mala conducta", reza el resumen del trabajo. "La importancia económica de estos resultados es considerable".

Los autores del artículo afirman que las nuevas realidades del trabajo desde casa suponen varios factores nuevos para la posible comisión de conductas indebidas, como una menor supervisión directa por parte de los supervisores.

Sin embargo, afirman que la falta de supervisión se compensa con una menor exposición a compañeros de trabajo que pueden ser culpables de sus propias irregularidades, así como con una menor información que podría provocar situaciones como el uso de información privilegiada o la colusión, por lo que, en conjunto, trabajar desde casa podría no representar un potencial significativamente mayor o menor de conducta indebida.

"Trabajar desde casa se traduce en una reducción absoluta de 14,7 puntos porcentuales en la probabilidad anualizada de que se produzca una alerta (denuncia de conducta indebida) por empleado que trabaja en bolsa", afirma el documento.

Durante la pandemia, los empleados que trabajaban desde casa tuvieron un 7,3% de probabilidades anualizadas de desencadenar una alerta, mientras que los que estaban en la oficina registraron un asombroso 37,6% de probabilidades de desencadenar una, según los datos del estudio recogidos en primer lugar por Axios.

Los jefes creen que trabajar desde casa es de nenazas; ven el hogar como el terreno de la mujer.

Teniendo en cuenta que una conducta indebida en la negociación de valores puede acarrear cuantiosas sanciones económicas, los autores afirman que trabajar desde casa tuvo probablemente un impacto financiero positivo en el banco, y ofrece a la empresa beneficios distintos de los ya documentados, como la mejora de la moral de los empleados y la reducción de los costes de oficina.

Los investigadores analizaron cuántas "alertas" generaron los empleados, divididas en dos grupos para el banco: alertas de comunicación, que señalan posibles problemas en los correos electrónicos y chats online de los empleados con sus compañeros, y alertas de negociación, que señalan las infracciones típicas que se cometen en la negociación de valores.

Antes de la pandemia, los investigadores calcularon que en el transcurso de un año normal —unos 220 días laborables— un empleado de la oficina tenía un 35,6% de probabilidades de generar al menos una alerta.

El grupo de trabajadores seleccionados para trabajar desde casa, alrededor del 53% del total de empleados de la muestra (86 trabajaban desde casa frente a 76 en la oficina), también resultó tener menos probabilidades de activar alertas antes de la pandemia. Los investigadores afirman que el banco no dijo que eligiera intencionadamente a los trabajadores con menos alertas para trabajar desde casa, pero concluyen que puede haber influido a quién se permitió trabajar desde casa.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.