Pasar al contenido principal

Bill Gates, Jeff Bezos y Mark Zuckerberg han invertido en estas 2 startups que podrían resolver el mayor problema de la energía renovable

Bill Gates es parte de un grupo comprometido con hasta 1.000 millones de dólares para desarrollar nuevas tecnologías de almacenamiento de energía.
Bill Gates es parte de un grupo comprometido con hasta 1.000 millones de dólares para desarrollar nuevas tecnologías de almacenamiento de energía. REUTERS/Charles Platiau
  • Bill Gates, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y otros multimillonarios están invirtiendo en dos startups de almacenamiento de energía a través del fondo Breakthrough Energy Ventures.
  • El almacenamiento de energía es uno de los principales cuellos de botella en la adopción generalizada de la energía renovable.
  • El fondo de Breakthrough Energy Ventures está diseñado para ser un "capital paciente", lo que significa que no le importa esperar mucho tiempo para ver los beneficios.
  • Esta publicación es parte de la serie de Business Insider sobre Better Capitalism.

Bill Gates, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y otros multimillonarios están invirtiendo en dos startups del sector de la energía que podrían ayudar a resolver uno de los mayores problemas que existen actualmente con la energía renovable. 

En concreto están invirtiendo a través de un fondo de 1.000 millones de dólares, Breakthrough Energy Ventures, conocido como BEV, que anunció el año pasado que el almacenamiento de energía sería uno de sus principales focos.

Lanzado en 2016, el fondo también cuenta con el respaldo del fundador de LinkedIn, Reid Hoffman; el CEO de Alibaba, Jack Ma; y David Rubenstein, presidente ejecutivo del fondo estadounidense fondo estadounidense Carlyle Group. 

Parte de la misión de BEV es proporcionar "capital paciente". Eso significa que BEV está dispuesto a renunciar a los rendimientos a nivel de inversión en hasta 20 años para dar a los científicos e ingenieros en las startups un plazo razonable para desarrollar tecnologías capaces de cambiar el mundo.

Qartz reveló hace unas semanas las dos primeras inversiones de BEV: Form Energy y Quidnet Energy.

Leer más: Amazon, Google y Apple se convierten en inesperados impulsores de las energías renovables

Estas dos dos startups han desarrollado diferentes técnicas para almacenar energía, uno de los mayores cuellos de botella en la adopción generalizada de fuentes de energía renovable.

La tecnología de Quidnet Energy usa agua para almacenar energía de una manera innovadora. Aprovechando el exceso de electricidad, Quidnet bombea agua en pozos de petróleo y gas reutilizados o no utilizados dentro de formaciones rocosas de esquisto bituminoso. Cuando se bombea el líquido, el agua llena las grietas de la roca, creando presión.

Para generar electricidad, Quidnet libera el agua y la presión reprimida se utiliza para hacer funcionar las turbinas y generar electricidad.

Form Energy, que cuenta entre sus líderes con un profesor de MIT y un ex ingeniero de Tesla, está trabajando en el desarrollo de una batería súper eficiente que podría almacenar grandes cantidades de energía durante largos períodos de tiempo.

Los costes de las baterías generalmente se miden por cuánto cuesta almacenar un kilovatio-hora de energía. Form Energy está desarrollando una tecnología de baterías que podría costar tan poco como 10 dólares por kWh, las baterías más económicas hoy en día son de aproximadamente 200 dólares por kWh, ha informado Quartz.

En última instancia, tiene el potencial de reducir el coste de los vehículos eléctricos y ampliar su alcance. También podría hacer que sea más rentable diseñar hogares con energía solar.

Te puede interesar