Pasar al contenido principal

Carlos Torres gana 5,8 millones de euros en 2019, su primer año como presidente de BBVA

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, y el presidente de BBVA, Carlos Torres.
Reuters
  • El presidente de BBVA, Carlos Torres, ganó 5,8 millones de euros en 2019. En su primer año con este cargo, Torres recibió una retribución fija de 2,45 millones de euros.
  • Por su parte, el consejero delegado Onur Genç percibió una remuneración total de 6,33 millones de euros. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ganó 5,8 millones de euros en 2019. El directivo ingresó esta cantidad al unir su sueldo fijo, junto con la parte variable y la parte relativa a las prestaciones por jubilación, según se desprende del informe de remuneraciones de sus consejeros que la entidad ha presentado a la CNMV este miércoles. 

En su primer año como presidente de BBVA, Torres recibió una retribución fija de 2,45 millones de euros. Esta cantidad se complementa con una retribución variable a corto plazo de 636.000 euros, otra a largo de 656.000 euros y 184.000 euros en otros conceptos. 

Torres redondea sus ingresos hasta los 5,8 millones de euros con una 1,9 millones en concepto de aportaciones al sistema de previsión. Así, dentro de este apartado mantiene una aportación anual para la jubilación de 1,6 millones de euros, que fue fijada en 2017.

Por su parte, el consejero delegado Onur Genç percibió una remuneración total de 6,33 millones de euros. Esta cantidad se desglosa en una remuneración fija de 2,18 millones, una remuneración variable de 2,85 millones y una retribución en especie de 0,14 millones de euros. 

A estas cantidades se suman 1,16 millones que Genç ha percibido como remuneración complementaria por su condición de alto ejecutivo internacional: una cantidad en lugar de la prestación por jubilación y un complemento de movilidad, lo que suma un total de 6,33 millones de euros.

La política de remuneraciones de BBVA establece que el 40% de la retribución variable se pague durante el primer trimestre de 2020, mitad en acciones y mitad en efectivo, mientras que el 60% se difiere y queda sujeto a indicadores plurianuales que pueden reducir e incluso llevar a cero dicha parte. La parte diferida no se comenzará a cobrar hasta 2023 y se dividirá en un 60% en acciones y el resto en efectivo.

Y además