La tormenta perfecta que está causando que el precio de la energía se dispare en toda Europa

Reuters
Reuters

Reuters

  • El IPC de septiembre ha sido un 4% superior que el de hace un año, en buena medida por la subida del precio de la luz.
  • El alza de la electricidad no es un problema exclusivo de España, aunque su precio es uno de los más caros del viejo continente.
  • Varios factores están provocando las subidas en toda Europa, donde ya están cerrando fábricas por los altos costes energéticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Europa entera se está enfrentando a una tormenta perfecta que está provocando que el precio de la electricidad se dispare en todas sus naciones. 

El destino ha querido que se unan en el tiempo una creciente demanda energética ligada a la recuperación económica, en marcha tras los peores momentos de la pandemia de coronavirus, con una escasez de energía provocada por distintos elementos tanto dentro como fuera del continente.

Como señala Bloomberg en un reciente análisis, a la salida de la crisis de la Covid19 se suman la cada vez mayor dependencia de las energías renovables, fruto de los compromisos adquiridos para reducir las emisiones de carbono, la escasez de gas natural en el mundo, un descenso de la velocidad en el Mar del Norte (la más baja en 20 años), o un terreno geopolítico en el que China gana cada vez más peso.

La conjunción de todos estos factores está provocando que aumenten los precios de numerosos productos. En España, por ejemplo, el pasado mes de septiembre el Índice de Precios al Consumo (IPC) constataba un aumento del 4% respecto al año pasado, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone el mayor avance desde 2008.

Han subido de precio numerosos artículos del carrito de la compra, aunque el alza que está acaparando más titulares es la del precio de la electricidad, hoy 5 veces más cara que hace un año. La situación se replica en toda Europa, aunque España es, junto a Portugal, el tercer país donde el precio del megavatio-hora es más elevado, tras Reino Unido e Italia, según las cifras de Red Eléctrica Española.

El Gobierno español ha acometido algunas medidas para tratar de rebajar el importe final de la factura que le llega a su casa al consumidor, principalmente vía impuestos, aunque también recortando una parte del beneficio de las empresas eléctricas (unos 2.600 millones). Varios gobiernos en Europa se plantean otras medidas para reducir el impacto en los consumidores.

Uno de los motivos que explican el alza de la luz es la subida del precio del gas, que repercute en el 23% de la factura eléctrica. Según Bloomberg, su precio ha aumentado un 400% en lo que va de año a nivel europeo. Y las previsiones no son muy halagüeñas. En Italia, por ejemplo, ya esperan que el precio del gas siga creciendo: un 40% más en el tercer trimestre.

Esta situación no está afectando solo a los hogares, sino que parte del tejido productivo europeo se está viendo perjudicado directamente por la subida del precio de la luz, con la frenada de la producción en fabricas repartidas por todo el continente.

El Gobierno detraerá beneficios de las eléctricas para abaratar la factura de la luz: baja el impuesto de la electricidad y crea un nuevo modelo de fijación de precios

Como apunta el análisis, los lugares donde se almacena el gas han llegado a finales de verano a sus niveles más bajos por el papel de distintos países. Por ejemplo, Rusia ha suministrado menos gas porque está fortaleciendo su inventario y Noruega no ha podido exportar tanto gas por algunos trabajos de mantenimiento en sus instalaciones.

El papel de China, que está haciendo acopio de energía de cara al invierno, también está resultando clave y las previsiones no son buenas, dado que para atraer más cargamentos de gas licuado desde Asia deberían de subir los precios. 

La citada dependencia de las energías renovables, con un flujo más inestable que el carbón o la energía nuclear, está pasando factura de manera relevante en España. En nuestro país las energías renovables tienen una cuota en la producción del 44%, principalmente la eólica y la solar.

El responsable climático de la Unión Europea, el vicepresidente Frans Timmermans, ha indicado recientemente que el alza de los precios no debe reducir la determinación del bloque comunitario de expandir las energías renovables, sino que la industria tiene que esforzarse por hacer disponible más energía verde barata.

Mientras tanto, el precio de la luz sigue en máximos históricos en España. Este sábado el precio del MWh caerá hasta los 173,65 euros, después de que el viernes alcanzara su máximo histórico: 216 euros de media, según los datos de OMIE.

Otros artículos interesantes:

El precio de la luz volverá a batir récords mañana y se acerca este miércoles a los 200 euros por megavatio hora, 5 veces más que hace un año

Los precios de la luz y el gas bajarán de forma brusca a partir de 2022: en primavera, el descenso será histórico

El Gobierno detraerá beneficios de las eléctricas para abaratar la factura de la luz: baja el impuesto de la electricidad y crea un nuevo modelo de fijación de precios

Te recomendamos

Y además