Martín Umaran, cofundador y presidente de Globant en EMEA: “Hoy la forma en la que se vive la tecnología hay que aprenderla de los más jóvenes, hemos de ser muy humildes para entenderlo”

  • En CEO Talks, los máximos responsables de las compañías líderes analizan la situación de sus empresas y su sector, y los retos a los que se enfrentan en el futuro.
  • Globant es una empresa argentina de servicios de tecnología y transformación digital fundada en 2003 considerada uno de los 5 unicornios del país sudamericano. 
  • Con clientes como Disney, LinkedIn o Google, Globant facturó 1.297 millones de dólares (1.301 millones de euros) en 2021, la mayor parte en Estados Unidos, y cuenta con más de 23.500 empleados.
  • Martín Umaran es presidente de Globant en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y uno de los 4 fundadores de la compañía.

La historia de Globant podría ser la de la película ideal del éxito emprendedor. Cuatro jóvenes ingenieros argentinos, Martín Migoya, Martín Umarán, Guibert Englebienne y Néstor Nocetti se reúnen para  tomar cafés y cervezas en un bar del centro de Buenos Aires, Down Town Matias, a la salida del trabajo.

Migoya, Englebienne y Nocetti eran compañeros de trabajo en una consultora, Tallion, mientras que el ingeniero Martín Umaran cursó estudios con Nocetti y Migoya en la Universidad Nacional de La Plata.

"Discutíamos qué pasaba en Argentina en términos de fundación de multis [multinacionales]. No estábamos acostumbrados a exportar empresas, sino a tomar modelos de afuera sin generar un liderazgo desde acá", ha contado Martín Migoya, actual CEO de Globant, en algunas entrevistas. 

Esos debates se plasmaron finalmente en un proyecto, una empresa de servicios de software y tecnología, con un objetivo muy ambicioso: "Ser una multinacional: conquistar el mundo; luego, Argentina". De ahí el nombre de Globant, que surgió a base de combinar palabras en griego y látin, hasta encontrar una que no sonara mal y no estuviera registrada.

Todo esto sucedía en un momento económico muy complicado en Argentina, con una brutal devaluación que redujo los salarios de estos 4 jóvenes a menos de una cuarta parte.

Su capital inicial fueron los 5.000 dólares que tenían ahorrados entre los 4 (que en parte usaron para mejorar su inglés y poder hacer las presentaciones a inversores internacionales), les dejaron una pequeña oficina en La Plata y se pusieron manos a la obra.

Pronto pudieron probar sus habilidades lingüísticas con su primer gran cliente, Lastminute, que por entonces facturaba 1.000 millones de dólares pero donde no estaban muy contentos con la experiencia de su web. Globant les solucionó el problema. 

Sobriedad digital o cómo la tecnología puede ayudar a salvar al planeta, según los expertos

A partir de ahí las inyecciones de capital se dispararon, y más cuando, en 2006, incorporaron a Google como cliente, convirtiéndose en la primera compañía en desarrollar software para el gigante tecnológico. Por entonces ya eran 150 empleados y facturaban 3 millones de dólares.

El resto ya es historia. Los 4 emprendedores fueron repartiéndose los roles, mientras la compañía crecía vertiginosamente en facturación y empleados, y también en clientes de prestigio, como Disney, LinkedIn, Coca Cola o Electronic Arts. En 2014, dio el salto a la Bolsa de Nueva York con una cotización inicial de 10 dólares por acción. Hoy supera los 170 dólares por título.

En 2016, su capitalización bursátil superó los 1.000 millones de dólares, con lo que forma parte de los 5 unicornios del país sudamericano, junto con MercadoLibre, Despegar, OLX y Auth0.

Su crecimiento se ha ido produciendo tanto de forma orgánica como a través de la adquisición de compañías en Asia, América y Europa.

 

Actualmente, Globant opera en Estados Unidos, de donde proviene el 63% de sus más de 1.200 millones de dólares (1.300 millones de euros) de facturación anual; América Latina (23% del total); Europa (10,7%), en el que su principal país es España; y Asia, con el 1,9%. 

Globant fue incluida como una de las 10 empresas de servicios de IT más importantes del mundo por la consultora Brand Finance. En 2012, incluso llegaron a la Antártida, donde desarrollan software en el continente más austral del mundo.

Los 4 fundadores de Globant, de izquierda a derecha: Martín Umarán, Néstor Nocetti (de pie), Guibert Englebienne y Martín Migoya.

Globant ha convertido a España, donde llegó en 2018,  en uno de sus países estratégicos. Por eso está aumentando de forma exponencial sus contrataciones, hasta el punto de que apenas ha durado unos meses en sus oficinas de la Torre Picasso de Madrid, y ya está mudándose a unas más grandes. Luis Ureta es el country manager de Globant en España.

Hace un año abrió un centro de innovación de datos en Málaga y tienen previsto abrir otro en Alicante. En España ya trabajan con Banco Santander.

Martín Umaran tenía 34 años cuando nació Globant en 2003. Formado en la educación pública, como sus 3 amigos, se licenció como ingeniero mecánico por la Universidad Nacional de La Plata. Sus primeras tareas en Globant se centraron en coordinar al personal y dirigir a los equipos de distintos proyectos.

Actualmente es el presidente de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y está liderando el crecimiento de Globant en Europa. 

Vive y tiene su oficina en Madrid, aunque su trabajo le lleva a viajar constantemente. Muy buen conversador, educado y culto, es lector compulsivo de ensayos que tengan que ver con la transformación tecnológica que estamos viviendo y que nos espera en los próximos años, que le fascina, y para la que, a la vez, “tengo más preguntas que respuestas”, según confiesa.

Otros artículos interesantes:

Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”

Las 5 estrategias clave para tener éxito en la reinvención de negocios digitales, según Globant

César Cernuda, presidente mundial de NetApp: “Actualmente solo usamos el 30% de los datos almacenados y para 2030 tendremos 9.000 veces el tamaño de la tierra en datos: tenemos que ser mucho más eficientes”

Te recomendamos