Pasar al contenido principal

China podría liberar un arma secreta en la Guerra Fría tecnológica

China could unleash a trump card in the tech Cold War
  • La posición de China como proveedor líder de elementos de tierras raras será un arma secreta si continúan las hostilidades de la guerra comercial.
  • China es el principal proveedor de estos materiales, que son fundamentales para la fabricación de muchos productos de alta tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

China tiene un as en la manga.

Podría utilizar su posición como proveedor líder de materiales de tierras raras si la guerra comercial se intensifica, según un informe recientemente publicado. El martes pasado, el presidente Donald Trump reiteró que Estados Unidos no estaba en condiciones de llegar a un acuerdo.

"Basado en lo que sé, China está considerando seriamente restringir las exportaciones de tierras raras a los Estados Unidos", ha dicho en Twitter Hu Xij, el editor jefe del periódico Global Times, un periódico chino centrado en noticias internacionales perteneciente al Diario del Pueblo (People's Daily) y controlado por el Partido Comunista. "China también puede tomar otras contramedidas en el futuro."

La importancia del suministro de elementos de tierras raras por parte de China se ha puesto de relieve cuando sigue siendo difícil encontrar una solución a las hostilidades comerciales entre Estados Unidos y China. Las tierras raras representan un componente crítico para la fabricación y desarrollo de productos de alta tecnología como los smartphones y los coches eléctricos.

China es el principal proveedor de tierras raras y representa el 78% de la producción mundial, según un informe del Bank of America Merrill Lynch. Si las tensiones en torno a la guerra comercial se intensifican, el control de China sobre estos elementos podría representar una fuente clave de influencia en las negociaciones, según el banco.

Como muestra del interés de China en el tema, el presidente Xi Jinping visitó la semana pasada una fábrica de imanes de tierras raras. En particular, Xi estuvo acompañado por el Viceprimer Ministro Liu He, que ha estado al frente de las negociaciones comerciales con los Estados Unidos.

Leer más: China acaba de probar su 'botón nuclear' en la guerra comercial con Estados Unidos

Las tierras raras comprenden 17 elementos de la tabla periódica, como el holmio y el erbio, y se encuentran comúnmente en toda la corteza terrestre, pero rara vez en cantidades comercialmente explotables.

Un informe del Gobierno de los Estados Unidos realizado en 2018 a petición de una orden ejecutiva de Trump, destacó la dependencia que tiene Departamento de Defensa de los Estados Unidos de China en el suministro de materiales de tierras raras.

"Las tierras raras son elementos críticos utilizados en muchos de los principales sistemas de armas en los que Estados Unidos confía para la seguridad nacional, incluyendo láseres, radares, sonares, sistemas de visión nocturna, guiado de misiles, motores a reacción e incluso aleaciones para vehículos blindados", señala el informe.

En el informe también se destacaba la voluntad de China de utilizar los recursos en su beneficio, y se hacía mención a las noticias sobre el cese por parte de China de las exportaciones de elementos de tierras raras a Japón en relación con una controversia marítima de 2010. Posteriormente, China negó la maniobra.

Según el informe de BAML, China ha llegado a dominar la oferta a través de una confluencia de factores. Esto incluye un enfoque a largo plazo en la extracción de materias primas por parte de China, que ha clasificado los materiales como un recurso estratégico.

Además, la oferta china empujó a la baja los precios en la década de 1990, lo que redujo la concentración de las empresas mineras occidentales en el sector. Finalmente, las consideraciones políticas jugaron un papel importante en el encofrado de minas como la mina Mountain Pass, que representaba una fuente clave de tierras raras de los Estados Unidos.

"El aumento de la demanda mundial de materias primas ha ido acompañado de una creciente preocupación por la seguridad del suministro, en parte porque China está dominando la producción mundial", concluye el informe de BAML.

Y además