Pasar al contenido principal

El Joker a través de los años: desde el codicioso villano del primer cómic hasta el personaje marxista de Joaquin Phoenix

Joker Joaquin Phoenix
Warner Bros
  • El Joker es uno de los villanos más adaptados de la historia y ha sufrido transformaciones a lo largo de esta.
  • Su primera aparición en Batman Nº1 no tiene nada que ver con la nueva esencia que desprende el personaje en su última versión cinematográfica.
  • Estos son los cambios más notorios que ha experimentado el Joker a través de los años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde la primera aparición del Joker en Batman Nº1 hasta la última interpretación de Joaquin Phoenix en la recién estrenada película Joker, este personaje ha experimentado diversos cambios. Ambición, locura, filosofía, son algunas de las características que se pueden ir encontrando a lo largo de su evolución.

Son diversas las versiones que existen actualmente de este gran supervillano pero algunas han marcado un punto de reflexión otorgando al personaje con una esencia diferente.

Un Joker codicioso desde 'Batman Nº1'

Joker en Batman Nº1 sentado
DC Comics

La primera aparición que hizo el Joker en el mundo de los cómics no tiene nada que ver con el Joker de hoy en día. En 1940, en Batman Nº1, se pudo ver por primera vez al que sería uno de los villanos más adaptados de la historia. Bob Kane se inspiró en el personaje Conrad Veidt de El Hombre que Ríe, obra creada por Victor Hugo en 1928.

Esta versión del Joker lo muestra como una persona inteligente movida por la codicia. Un símbolo de este personaje que nació junto a esta versión y que llega hasta ahora es su inclinación por la teatralidad.

Se caracteriza por ser un criminal realmente inteligente que utiliza una serie de trucos para alcanzar sus propósitos, comprendido entre la violencia y el humor inofensivo.

A partir de los años 50 la figura del Joker se suavizó

Cesar Romero interpretando al Joker
ABC

Un cambio bastante brusco se produjo en los años 50, en plena “edad de plata” de los cómics, con la historia de The Joker Walks the Last Mile, publicada en 1942, donde se transforma al Joker en una broma.

DC comenzó así a suavizar el tono de este personaje para poder comercializar sus productos entre los más jóvenes y salir ileso de la censura de aquellos momentos.

Con la representación de César Romero en la serie de televisión Batman, esta nueva personalidad salió fortalecida. Sin embargo, el programa cada vez iba perdiendo más audiencia y no fue hasta 1973 que el personaje regresó con una nueva imagen.

Dennis O'Neil consiguió devolver al Joker su esencia de criminal

El Joker en la portada de Batman Nº251
DC Comics

Con la llegada del editor y guionista de cómics Dennis O'Neil, los cómics de Batman volvieron a sus orígenes oscuros. El Joker recuperó su faceta de criminal y asesino en serie dejando de ser ese personaje manipulado de los años 50-60.

Este fue el momento clave respecto a la importancia de la locura de este personaje y es que, escritores que llegaron posteriormente, se centraron en esta característica. Así es como surgió la creación del videojuego Arkham Asylum donde el Joker deja de dar miedo por ser un asesino despiadado y pasa a mostrarse como un loco impredecible.

En The Laughing Fish, bajo la mano del escritor Steve Englehart, se aprecia esa locura propia del Joker y que en los aós 90 se adaptó con Batman: La Serie Animada. En esta se muestra al Joker envenenando el suministro de agua para que los peces se transformen en "Pez Joker" —con una sonrisa muy parecida a la suya. Pero su objetivo no es envenenar a las personas sino sacar provecho económico de aquello.

Leer más: Las 20 mejores interpretaciones de superhéroes de todos los tiempos

Un tono filosófico entre villano y héroe

Joker de The Killing Joke
DC Comics

Si la anterior etapa del Joker ya le había convertido en un personaje un tanto oscuro, con la publicación de The Killing Joker por parte de Alan Moore, las historias se volvieron más maduras y dirigidas a un público más adulto.

Hay diversas razones por las que es una obra transformadora en cuanto al personaje se refiere. En primer lugar, no narra una historia definitiva sobre el origen del Joker sino que se inspira en la historia que se contó anteriormente en el Nº168 de Detective Comics

En segundo lugar, traza una estrecha relación entre el personaje de Batman y el mismo Joker incluyendo peleas que van más allá de lo físico, llegando a lo filosófico, la contraposición de ambos personajes, el bien y el mal con sus respectivos puntos de vista sobre la vida.

La encarnación del 'superhombre' de Nietzsche en el Joker de 'El Caballero Oscuro'

Heath Ledger Joker
Heath Ledger como el Joker en "El Caballero Oscuro". Warner Bros

Con Jack Nicholson como el Joker en la película de Batman, dirigida por Tim Burton en 1989, se puso la esencia de todos los anteriores Jokers: la locura, la filosofía e incluso la ambición, quedaron reflejadas en este personaje.

Pero la evolución de este villano no iba a quedarse ahí. Con el estreno de El Caballero Oscuro de la mano de Christopher Nolan, una de las versiones más aclamadas, se le dio una nueva peculiaridad convirtiéndolo en uno de los favoritos del público. Personaje interpretado por Heath Ledger, evocaba la figura del 'superhombre' creado por Nietzsche, según comparó un crítico.

Se trata de un Joker cuya concepción del bien y el mal se basa en las propias creencias que tiene sobre el mundo. Un personaje que se niega a seguir las normas y busca destruirlas infundiendo miedo en la ciudad de Gotham.

Una nueva representación del Joker

Joker
Joaquin Phoenix interpretando al Joker. Warner Bros

Si una cosa está clara es que la evolución del Joker es continua. Y así nos lo ha dejado ver la última versión del personaje en la gran pantalla —con Joaquin Phoenix interpretando a este gran villano— representándolo como una figura marxista a través del relato. La película dirigida por Todd Phillips muestra una sociedad de clases que claramente refleja la opresión a la que se ven sometidos aquellos que apenas tienen recursos.

Y además