Pasar al contenido principal

Consejos clave para preparar tu jubilación con antelación

Planes de Jubilación
Pixabay

No solamente aquellas personas que rebasan los cincuenta años piensan acerca de la jubilación, pero sí es cierto que la última década de tu carrera profesional es fundamental para determinar cómo disfrutarás de ese período, administrarás tus activos financieros o gestionarás tus propiedades en el futuro.

Tanto a la hora de implantar algunas consignas de ahorro como de tomar decisiones que afectarán a las circunstancias económicas de tu período de jubilación, tenemos algunos consejos que darte para que la transición sea exitosa. Aunque la jubilación te parezca lejana y todavía en el horizonte, no pierdas ocasión de seguir los siguientes pasos.

Define y redacta tu versión personalizada de la “jubilación” ideal

Algunas personas quieren seguir trabajando a tiempo parcial impulsar un negocio en su etapa de jubilación, cursar una carrera universitaria, mudarse de residencia, invertir en Bolsaviajar por todo el mundo o simplemente disfrutar de los pequeños placeres durante esta etapa. Por ello, el primer paso recomendable es trazar tus planes y expectativas a largo plazo. 

Ejecuta un plan presupuestario inicial 

A medida que se aproxime este período, es importante marcar una serie de hitos para controlar el flujo de ingresos y gastos personales, ejecutando un presupuesto en base a objetivos que te permita ampliar tu ahorro de cara a la jubilación. Una de las opciones que puedes barajar es un plan de pensiones. 

Es importante también revisar apartados como los viajes o la atención médica, en el caso de que cuentes con un seguro de salud privado.

Revisa tus fuentes de ingresos potenciales durante la jubilación

Durante el proceso de planificación debes preguntarte si has ahorrado lo suficiente para esta nueva etapa. Puedes utilizar calculadoras online de la pensión de jubilación.  Entidades como el BBVA o Caixabank tienen la suya propia a tu disposición.

Decide donde vivirás durante tu jubilación

Tu ubicación durante estos años también se trata de otro apartado relevante en el que intervienen numerosas variables, como la cercanía con tu pareja, amigos y familiares, tus ahorros, las propiedades que tengas o tu situación personal.

En la calidad de vida se incluyen factores como las opciones culturales y de entretenimiento, la atención médica, los impuestos o el coste de vida.

Calcula tus ingresos garantizados y liquida deudas

Debes conocer el mínimo de los beneficios que obtendrás de la Seguridad Social, las pensiones u otras fuentes de ingresos como las inversiones. Intenta reducir las necesidades de tus gastos para esa época eliminando deudas como los préstamos personales, las tarjetas de crédito de interés alto o las deudas. 

Busca asesoramiento profesional

Es importante que profesionales expertos te proporcionen orientación legal, tributaria y financiera, especialmente de cara a decantarte por un plan de pensiones, vender o comprar propiedades o invertir en determinados productos financieros.

Te puede interesar