Pasar al contenido principal

38 cosas que nunca deberías poner en tu currículum

Las cosas que no deberías de poner en el currículum [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr
  • Los currículums tienen truco: a veces es difícil saber exactamente qué incluir.
  • Hay una serie de cosas que casi deberías siempre eliminar de tu currículum.
  • Un formato descuidado, frases egocéntricas y selfies incómodos podrían provocar que tu currículum termine en la basura.

Las personas encargadas de un proceso de selección reciben una media de 75 currículums por oferta que publican, según CareerBuilding.com.

Por lo tanto, no tienen el tiempo o los recursos para revisar cada uno cuidadosamente, y gastan aproximadamente seis segundos en su criba inicial.

Si quieres pasar la fase inicial, necesitas tener la cualificación adecuada — y un currículum perfecto que destaque esa cualificación que tienes.

Estas son las 38 cosas que nunca deberías poner en tu currículum.

1. Un objetivo

Trabajadores, entrevista, órdenes [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

Si has optado al puesto, ya es obvio que quieres el trabajo.

La excepción: Si estás en una situación única, como por ejemplo cambiar de industria completamente, puede ser útil incluir un breve resumen.

2. Experiencia de trabajo irrelevante

Dependienta [RE]
Sorbis/Shutterstock.com

Sí, puede que hayas sido el "rey de hacer batidos" en el restaurante en el que trabajabas con anterioridad. Pero a no ser que quieras revalidar el título, es la hora de deshacerse de ello.

Pero tal y como indica la experta en asesoramiento sobre carreras laborales y fundadora de la consultora Résumé Strategists Alyssa Gelbard: la experiencia pasada que aparentemente no tenga mucho que ver con el trabajo al que se opta puede enseñar otra dimensión, faceta o habilidad que puede ser relevante o útil.

Incluye sólo esta experiencia si aporta información extra sobre habilidades que puedan usarse en el puesto al que optas.

3. Cosas personales

Pareja boda [RE]
imtmphoto/Shutterstock

No pongas tu estado civil, preferencia religiosa o número de la seguridad social.

En el pasado no era tan raro de ver esta información, pero hoy en día no tienes necesidad de incluirla.

4. Tus aficiones

Haciendo calceta [RE]
Jim McKnight/AP

Si no es relevante para el trabajo al que estás optando, es un desperdicio de espacio y de tiempo para la empresa.

5. Tu dirección

Buzones [Re]
Carolyn Kaster/AP

Una dirección de casa completa es la primera cosa que Amanda Augustine, una experta en carreras laborales de TopResume, busca para eliminar de un currículum.

"Nadie necesita tener eso en su currículum, y, para ser honesta, ya es cuestión de seguridad" declaró a Business Insider Estados Unidos. 

6. Mentiras evidentes

Pinocho [RE]
Getty Images/Disneyland/Getty Images

Una encuesta preguntó a 2.000 responsables de recursos humanos por los errores más memorables que nunca hayan visto y las mentiras descaradas fueron unas de las elecciones más populares. Uno de los candidatos aseguraba ser el antiguo director ejecutivo de la compañía a la que estaba intentando entrar. Otro sostenía ser el ganador de un premio Nobel mientras que otra persona afirmaba haber acudido a una universidad que ni siquiera existía.

Rosemary Haefner, jefa de recursos humanos en CareerBuilder, comenta que esas mentiras pueden ser "desafortunados intentos de compensar la total falta de cualificación para el puesto de trabajo".

Para Haefner, los candidatos deberían de concentrarse en las habilidades que tienen que ofrecer, más que en las que no tienen por el momento.

"Los responsables de recursos humanos son más comprensivos de lo que los buscadores de empleo puedan pensar" afirma Haefner. "Alrededor del 42% de los empleadores encuestados respondieron que tendrían en cuenta a un candidato que solo cumpliera con tres de cinco de los requisitos clave para un puesto específico".

7. Detalles que desvelan tu edad

Detalles que desvelan edad [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

Si no quieres ser discriminado por cuestiones de edad, es la hora de borrar la fecha de graduación, aconseja Catherine Jewell, autora de nuevo currículum, nueva carrera.

Otra sorprendente manera en la que tu currículum puede decir tu edad: dobles espacios después de un punto.

8. Demasiado texto

Exceso de texto [RE]
Eric Gandhi

Cuando usas un margen mínimo y una fuente de 8 puntos de tamaño en un esfuerzo por encajar todo en una sola hoja es un fallo de manual, dice J.T. O'Donnell, experta en carreras profesionales y fundadora del sitio web de consejos sobre la vida profesional Work It Daily, y autora de Realismo de carrera: El acercamiento inteligente a una carrera satisfactoria.

Ella recomienda dejar muchos espacios en blanco.

9. Demasiados puntos destacados

Exceso de puntos [RE]
University of the Fraser Valley/Flickr

Otra forma de saturar tu currículum es con muchos puntos destacados (bullets en inglés), un hecho al que Augustine llama la "muerte por bullets" (juego de palabras en inglés con bullets que significa tanto puntos destacados como balas).

"Si absolutamente todo está destacado, tiene el mismo efecto que un denso bloque de texto  — tus ojos se pondrán vidriosos al leerlo" dice Amanda Augustine. 

Augustine explica que los puntos destacados se usan para llamar la atención sobre asuntos importantes. "Si destacas todo, todo es importante, lo que significa que nada destaca".

10. Tus intereses

Cantante [RE]
Mat Szwajkos / Stringer / Getty Images

"No les importa lo mucho que te gusta la banda de Dave Matthews", afirma Augustine a Business Insider Estados Unidos.

11. Diferentes números de teléfono

Distintos números de teléfono [RE]
Monika Zajac/Shutterstock

Augustine recomienda solo incluir un único número de teléfono en tu currículum. Ese número de teléfono debería de ser tu móvil, para que puedas tener controlado quien contesta las llamadas que entran y cuando.

"Tampoco te interesa tener a los empleadores intentando contactar contigo por cinco vías distintas, porque entonces tienes que estar pendiente de las cinco vías" apunta.

12. Tiempo libre

Familia [RE]
Chris Nemes/Shutterstock

Si te tomas tiempo libre para viajar o para crear una familia, Gelbard no recomienda incluir esa información en tu currículum. "En algunos países, es aceptable incluir esta información, especialmente la de los viajes, pero no es apropiado incluirlo en el currículum en Estados Unidos", afirma.

13. Referencias

Hombre hablando por el móvil [RE]
Spencer Platt / Getty Images

Si tus empleadores quieren referencias, ya te preguntarán por ellas. También, es mejor porque así tendrás la oportunidad de avisar a tus referencias de que un futuro empleador puede llamar.

Si escribes "referencias bajo petición" al final del currículum, estás malgastando una línea que puede ser valiosa, sentencia el asesor de carreras profesionales Eli Amdur

14. Cambios de formato

Exposición de trabajo [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

El formato de tu currículum es tan importante como su contenido, aclara Augustine.

Ella cree que el mejor formato es aquel que permita escanear el currículum de la manera más sencilla posible al reclutador y que además sea capaz de destacar tus habilidades clave y los logros de tu carrera.

Una vez que hayas elegido un formato, mantente leal al estilo. Si escribes el día, mes y el año para una fecha, entonces continua usando ese mismo formato para el resto del currículum.

15. Pronombres personales

Dedo apuntando a cámara [RE]
a2gemma/flickr

Tu currículum no debería incluir las palabras "yo", "me","él", "ella" o "mi" dice Tina Nicolai, experta en asesoramiento de carreras profesionales y fundadora de Resume Writers' Ink.

"No escribas tu currículum en tercera o primera persona", dice la experta. "Se da por sentado que todo lo que hay en tu currículum habla sobre ti o tus experiencias".

16. Escribir en presente para antiguos puestos de trabajo

Escribir en presente del pasado [RE]
David Moir/Reuters

Nunca describas experiencias de trabajo pasadas usando el presente. Solo tu actual trabajo debería de estar escrito en presente, recomienda Gelbard.

17. Una dirección de correo poco profesional

Mirando el ordenador [RE]
Getty Images/Omar Havana

Si sigues usando una antigua dirección de correo, como [email protected] o [email protected], es la hora de crear un correo nuevo.

Solo te llevará dos minutos y es gratis.

18. Palabras innecesarias u obvias

Mirada de sospecha [RE]
fizkes/Shutterstock

Amdur afirma que no hay ninguna razón para poner la palabra "teléfono" delante de tu número actual. 

"Es bastante tonto", dice al respecto. "Ya saben que es tu número de teléfono". La misma regla se aplica al email.

19. Encabezados, pies de página, tablas, imágenes o gráficas

Entrevista de trabajo [RE]
fizkes/Shutterstock

Esos elegantes elementos harán que los reclutadores piensen "¿de verdad era necesario?"

Mientras que un encabezado y un pie de página bien hechos pueden parecer profesionales o algunas tablas, imágenes o gráficas puedan darte credibilidad, también confunde a los sistemas de filtrado de candidatos que muchas compañías usan hoy en día, comenta Augustine a Business Insider Estados Unidos. 

El sistema reaccionará desmontando tu currículum y mostrándolo en un formato difícil de leer que no incluirá tus tablas o encabezados. Incluso si eras un candidato ideal para el puesto, ahora el encargado de recursos humanos no tendrá forma de contactar contigo para una entrevista.

20. La información de contacto de tu actual empresa

Mirando el reloj, espera, [RE]
Vici Arif Wicaksono/Shutterstock

"Esto no es solamente peligroso, sino que es estúpido", ha escrito Amdur en NorthJersey.com. "¿De verdad quieres que los empleadores te llamen al trabajo?¿Cómo piensas manejar esa situación?"

21. El nombre de tu jefe o jefa

Entrevista de trabajo [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Fllickr

No incluyas el nombre de tu jefe o jefa en tu currículum a no ser que estés de acuerdo en que el empleador potencial contacte con él o ella. Incluso en ese caso, Gelbard explica que la única razón por la que el nombre de tu jefe debería de estar en tu currículum es porque se trata de alguien famoso que cause una gran impresión en caso de incluirse.

22. Argot específico de tu empresa

Reunión de trabajo [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

"Las empresas a menudo tienen sus propios nombres internos para cosas como software hecho a medida, tecnología y procesos que solo son comprendidos por los que trabajan en la organización y no por la gente externa", detalla Gelbard. "Asegúrate de que en tu currículum no hay palabras que solo sean conocidas en una empresa".

23. Enlaces a redes sociales que no tengan nada que ver con el puesto al que aspiras

Neymar mirando las redes sociales [RE]
Francois Durand / Stringer / Getty Images

Links a tu blog de opinión, página de Pinterest o cuenta de Instagram no tiene que ver con el trabajo ni pintaría nada en tu currículum. "Aquellos candidatos que tienden a pensar que sus redes sociales tienen valor se exponen al riesgo de aterrizar en el montón de descartados, opina Nicolai.

"Deberías de incluir URLs relevantes, como por ejemplo un enlace a tu página de LinkedIn o a otras redes que son profesionales o relacionadas con la posición que intentas adquirir", especifica la experta.

24. Más de 15 años de experiencia

Más de 15 años de experiencia [RE]
Phil Parker/Flickr

Cuando empiezas a incluir trabajos de antes del año 2000, empiezas a perder el interés de los reclutadores.

Tu experiencia más importante debería ser la de los últimos 15 años, así que los encargados de contratar personal solo necesitan ver esa parte, afirma Augustine.

En la misma línea, nunca incluyas fechas en cursos y certificados que tengan más de 15 años de antigüedad. 

25. Información sobre tu sueldo

Entrevista de trabajo [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

"Alguna gente incluye lo que cobraban en anteriores trabajos" dice Nicolai. Esta información es completamente innecesaria y puede enviar un mensaje equivocado.

Amy Hoover, SVP de Talent Zoo, opina que tampoco deberías de incluir tu salario objetivo en el currículum. "Este documento tiene la función de enseñar tu experiencia profesional y habilidades. El salario viene después durante la entrevista", dice la experta. 

26. Fuentes desfasadas

Documentos [RE]
Getty Images/Justin Sullivan

"No uses Times New Roman y fuentes con serif, ya que están anticuadas y desfasadas", explica Hoover. "Usa una fuente normal, sin serif, como por ejemplo Arial".

También ten en cuenta el tamaño de la letra. Tu objetivo debería ser darle un aspecto pulcro y bonito — pero también hacerlo legible.

27. Fuentes lujosas

Debate [RE]
University of the Fraser Valley/Flickr

Las fuentes lujosas son también un contratiempo a ojos de O'Donnell. "La gente intenta que sus currículums parezcan más clásicos con una fuente lujosa, pero los estudios demuestran que son más difíciles de leer y el encargado de la selección se queda con menos datos sobre ti".

28. Palabras de moda molestas

Hombre harto [RE]
WAYHOME studio/Shutterstock

CareerBuilder preguntó a 2.201 encargados de la selección de candidatos en Estados Unidos: "¿Qué palabras o expresiones son los mayores errores? Citaron expresiones y palabras como, "Mejor de raza" (una expresión que hace referencia a la mejor solución para una situación concreta), "buscavidas", "pensador lateral", "sinergia", y "complaciente".

Los términos que a los reclutadores les gusta ver en los currículums son entre otros: "conseguido", "gestionado", "resuelto" y "lanzado" — pero solo si se usan con moderación.

29. Razones por las que dejas una empresa o puesto de trabajo

Razones por las que se deja una empresa [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

A menudo, los candidatos piensan "si explico porque dejo mi empleo en el currículum, quizás mis posibilidades se incrementen".

"Error", responde Nicolai. "Poner por qué lo dejas es irrelevante en tu currículum. No es el momento ni el lugar para sacar el tema de las transiciones de una empresa a otra".

30. Tu nota media

Graduados con resaca [RE]
Eduardo Munoz Alvarez/Getty

Una vez que estás fuera de la escuela, tus notas no son tan importantes.

Si eres un recién graduado y tu nota media es de un nueve o más  — entonces está bien dejarla. Pero si llevas más de tres años fuera de los estudios o si tu nota era más baja que ese nueve, olvídate.

31. Un selfie

Sacando un selfie [RE]
REUTERS/Lucy Nicholson

Quizás en el futuro se convierta en algo normal, pero por ahora es raro. 

32. Opiniones en vez de hechos

Opiniones en vez de hechos [RE]
Shutterstock/Lighthunter

No intentes venderte usando toda clase de palabras subjetivas para describirte, recomienda O'Donnell. "Soy un excelente comunicador" o "estoy altamente organizado y muy motivado" son opiniones tuyas que no tienen porque ser necesariamente verdad. "Los reclutadores quieren hechos. Ellos decidirán si eres todas esas cosas que dices después de conocerte", dice la experta.

33. Empleos en los que estuviste poco tiempo

Socorrista en la playa [RE]
Bruce Bennett/Getty Images

Evita incluir en tu currículum un trabajo que solo mantuvieras durante poco tiempo, recomienda Gelbard. Deberías de excluir especialmente aquellos trabajos de los que te despidieron o que no te gustaron.

34. Expectativas de base

Acto de la Universidad de Michigan [RE]
University of Michigan School of Natural Resources & Environment/Flickr

Poner lo que esperas de un puesto de trabajo en el currículum es un error. Deberías de pensar en que respuesta darías, pero reservarla para la entrevista en el caso de que te lo pregunte el empleador.

35. Explicaciones genéricas de los logros

Explicacion genérica de los logros [RE]
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

No te limites simplemente a decir que has logrado X, Y o Z — demuéstralo con hechos.

Por ejemplo, en vez de "crecimientos de ingresos" prueba, "El proyecto X consiguió un incremento del Y% en sus ingresos".

36. Errores de gramática

Chica joven mirando a cámara [RE]
Strelka/Flickr

Esta puede parecer obvia, pero no puede obviarse — los errores de gramática son una garantía de que tu currículum acabará en la papelera, y son fáciles de arreglar. Todo lo que necesitas es dedicar unos minutos extras y quizás un segundo par de ojos.

37.  Usar palabras demasiado formales

Tecleando en el ordenador, trabajando [RE]
Flickr/Tom Britt

Nicolai dice a Business Insider Estados Unidos que odia las palabras excesivamente formales como "utilizar" (en Estados Unidos es "Utilize", una expresión poco usada) — no son atractivas y no permiten al lector hacerse una idea clara de la personalidad del candidato, expone la experta.

Y no es la única.

La editora Bonnie Mills contó a Grammar Girl, que normalmente cambia las palabras pretenciosas como "utilizar" por palabras normales como "usar", que cumple la función sin mucha ceremonia. Opina que las frases que usan palabras demasiado formales suenan pedantes y además dan la impresión de que el que las escribe está sobreactuando.

38. Una explicación de por qué quieres el trabajo

Mujer leyendo, lectura [RE]
humphery/Shutterstock

Para eso está la carta de presentación y la entrevista.

Tu currículum no es el lugar en el que empezar a explicar por qué encajarías o por qué quieres el trabajo. Tus habilidades y cualificaciones deberían de bastar para decir eso por ti — y si no lo hacen, tu currículum está mal hecho o no es el puesto adecuado para ti.

Jacquelyn Smith, Vivian Giang y Natalie Walters contribuyeron a una versión previa de este artículo.

Y además