Pasar al contenido principal

Desconexión digital: las nuevas leyes que evitan que tengas que responder el correo de tu jefe después del trabajo

Derecho a la desconexión digital
Getty Images

Mediados de agosto. Medio país está disfrutando de las vacaciones y la otra mitad aprovechando la jornada reducida. Pero aunque los meses de verano sean esperados como tiempo de relax para recargar las pilas para el resto del año, lo cierto es que los trabajadores consiguen cada vez menos desconectar por completo de su trabajo.

Un 60,3% de los españoles reconoce atender a llamadas de trabajo en días libres, mientras que un  51,5% afirma consultar el correo electrónico de empresa cuando está de vacaciones. Así lo refleja un estudio reciente de Adecco en el que se recoge que el 36,2% de los trabajadores españoles no desconecta del trabajo lo suficiente cuando está de vacaciones. Una cifra que supera en 1.3 puntos porcentuales a la obtenida en 2017.

Las redes sociales, los dispositivos móviles e internet no solo han provocado que hayamos volcado gran parte de nuestro ocio y relaciones sociales a la red. La transformación digital también ha repercutido en cómo trabajamos, difuminando en muchos casos, los límites entre vida laboral y personal.

Grupos de WhatsApp del trabajo, o correos llegando a nuestros móviles en cualquier momento están incrementando el nivel de estrés de los trabajadores a lo largo de todo el mundo. Un reciente estudio incluso señala que el solo hecho de estar disponibles en todo momento puede provocar problemas de salud y derivar en agotamiento y ansiedad.

Leer más: Cuántos días de vacaciones pagadas hay en España en comparación con otros países

Por ello comienzan a levantarse voces que solicitan una regulación que limite o prohíba a las empresas poder contactar con sus empleados fuera del horario laboral.

Hasta la fecha estas son las principales leyes que regulan y reconocen el derecho a la desconexión digital.

Francia, pionera en leyes sobre desconexión digital

El pasado año Francia se convertía en el primer país en establecer un marco legal sobre el "derecho a la desconexión" para todos los trabajadores . La ley entraba en vigor el 1 de enero de 2017 con el objetivo de garantizar los períodos de descanso y y el equilibrio entre el trabajo y la vida familiar de los empleados franceses.

Antes de esto, en 2014,  sindicatos franceses y la patronal llegaban a un acuerdo para introducir el derecho a la desconexión digital en los convenios colectivos. Un pacto aplicable a las empresas de más de 50 empleados en el que se establecía que el trabajador y la compañía debían prefijar de antemano las normas y condiciones de las comunicaciones digitales fuera del horario de trabajo.

Bélgica ha sido el siguiente país en introducir una jurisprudencia sobre la desconexión digital en sus leyes. Los artículos 15 a 17 de la Ley del 26 de marzo de 2018 establecen que a fin de garantizar el respeto de los períodos de descanso y las vacaciones de los trabajadores las empresas deberán organizar una consulta para establecer los términos del uso de los medios digitales de comunicación de la compañía.

Multinacionales que obligan a sus empleados a desconectar

Mujer lee un libro en casa
Getty Images

Si bien los ejemplos de leyes nacionales son escasos y vagos, desde hace años han sido las propias compañías las que han iniciado normativas a este respecto, en muchos casos con propuestas drásticas a la hora de limitar la comunicación laboral con sus empleados fuera del trabajo.

Una de las primeras en reconocer el derecho de sus trabajadores a no responder o atender consultas laborales una vez terminado su horario fue Volkswagen. En 2012  y después de ciertas quejas sobre conciliación laboral de sus empleados, la empresa acordaba que sus servidores Blackberry no enviaran correos electrónicos entre las 6:15 de la tarde y las 7:00 de la mañana en su filial alemana.

Michelin implementaba una herramienta en 2016 para enviar avisos a aquellos trabajadores que realizaban más de 5 conexiones laborales fuera de su horario para advertirles de la necesidad de desconectar y en 2012, Thierry Breton, Presidente y  CEO de Atos, avisaba de sus intenciones de prohibir los correos internos. Tras poner en práctica su medida, Atos ha pasado de un promedio de 100 mensajes de correo semanales por empleado a tan solo 40.

Leer más: Las 15 compañías que mejor tratan a sus empleados, a sus clientes y a sus proveedores

Pero sin lugar a dudas la medida más radical de todas llegaba de la mano de fabricante de automóviles alemán Daimler. La empresa determinaba en 2014, eliminar automáticamente todos los correos electrónicos que llegaban al buzón de un empleado de vacaciones.

La medida no solo intenta impedir que un trabajador pueda ser molestado en su tiempo de descanso, sino acabar con el estrés de incorporarse y encontrar cientos de mensajes pendientes de responder.

Situación en España

Y ante todo esto qué pasa en España con nuestro derecho a la desconexión. Pues como en la mayoría de países todo depende de las empresas, el sector y el cargo que se ocupe. Y de nuevo los ejemplos que se tienen llegan de mano de unas cuantas empresas.

Axa se convertía en la primera empresa en España en reconocer el derecho a la desconexión, recogiéndolo en su convenio de 2017 y cuya aplicación se mantiene hasta 2020. La regulación establece que  “salvo  causa  de  fuerza  mayor  o  circunstancias excepcionales, la compañía reconoce el derecho trabajadores a no responder a los mails o mensajes profesionales fuera de su horario de trabajo”.

Leer más: Smartvel, la startup española de inteligencia artificial que planificará tus próximas vacaciones

Banco Santander ha decidido recientemente recoger la desconexión digital en su normativas, aprobando el derecho de los trabajadores de Santander, Popular y Pastor a no contestar llamadas, mensajes y correos relacionados con su trabajo fuera de su horario.

Otra de las grandes empresas que en nuestro país cuenta con una normativa en torno al "derecho a desconectarse" es Ikea. Su regulación prohíbe explícitamente a los jefes que puedan contactar con sus trabajadores fuera del horario laboral de estos.

Si bien en nuestro país no existe aún jurisprudencia sobre la desconexión digital, la directiva europea en ordenación del tiempo de trabajo sí establece un reparto de las horas de trabajo y el derecho de los trabajadores a disfrutar de sus vacaciones y jornadas de descanso.

Las últimas noticias en este tema llegaban en abril de 2018, cuando el PSOE  registraba en forma de enmiendas a la Ley Orgánica de Protección de Datos, el reconocimiento de los trabajadores a desconectar digitalmente del trabajo fuera de su horario. Ahora que Pedro Sánchez está en La Moncloa, cabe esperar que se avance hasta convertir en ley el derecho a apagar el móvil hasta volver de la playa.

Te puede interesar

Lo más popular