Pasar al contenido principal
logo hyundai

Desmontamos los tres grandes mitos de los coches eléctricos con el Hyundai Kona EV como prueba

Hyundai: El Futuro de la Movilidad

Hyundai Kona EV
Hyundai
  • Con 449 kms de autonomía en su versión más potente, el Hyundai Kona eléctrico está pensando para desplazamientos más allá de los meramente urbanos
  • El Kona eléctrico pasa de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 164 km/h
  • Con las ayudas del Gobierno solo cuesta unos 6.000 euros más que el Kona de combustión

Un estudio firmado por Transport&Environment a finales de 2018 aseguraba que el 40% de los conductores europeos valoraban la opción de que su próximo coche fuese eléctrico. Entre el 60% restante, hay un alto porcentaje que no contempla la posibilidad de adquirir un enchufable porque cree alguno (o varios) de los falsos mitos que rodean a la movilidad eléctrica.

Aunque la expansión de los puntos de carga es todavía una cuenta a medio saldar, los detractores de la electromovilidad se van quedando poco a poco sin argumentos para convencer a los indecisos de que los combustibles fósiles siguen siendo la única realidad para la industria de la automoción. La culpa la tienen modelos como el Hyundai Kona, coches eléctricos sin concesiones que demuestran que los mitos que ensombrecían el lanzamiento de la movilidad eléctrica son cosa del pasado.

Hyundai Kona Electric

Mito: los coches eléctricos son solo para uso urbano

Es cierto que hasta hace relativamente poco tiempo, los coches eléctricos estaban indicados para un uso eminentemente urbano.

Eran coches de pequeño tamaño (ideales para callejear), con autonomía reducida (no más de 100 kms) y un equipamiento de confort que rozaba lo justo. Se diseñaban y equipaban pensando en conductores que utilizaban el coche para ir al trabajo, a llevar/recoger a sus hijos al colegio. No hacía falta más; los estudios demostraban que los recorridos diarios no superan los 60 kms y que los usuarios tenían un segundo vehículo, más grande y potente, para los viajes por carretera.

Realidad: el Kona eléctrico puede recorrer hasta 449 kms sin parar a recargar

Eso era hace relativamente poco tiempo. Los coches eléctricos actuales están preparados para afrontar (casi) cualquier necesidad de desplazamiento. En su versión más potente (con batería de 64 kWh), el Hyundai Kona puede recorrer hasta 449 kms con una sola carga. De Madrid a Valencia hay unos 350 kms por lo que con la autonomía teórica podría llegar sin problemas. La real es algo más baja, pero haciendo una parada (la reglamentaria que establece la DGT cada dos horas) y dejando que el coche recupere parte de su energía mientras tomamos un café, no habrá problema para llegar a la playa más o menos en el mismo tiempo que tarda un coche de combustión.

Al volante del Hyundai Kona Elektro

Vale, esto es sobre el papel. Pero hay pruebas reales.

A finales de 2018, dos periodistas cubrieron la distancia de Frankfurt a París, para exponer el modelo en el salón del automóvil. Consiguieron recorrer 506 kilómetros sin parar a cargar, con una velocidad promedio de 75 kilómetros por hora.

Mito: los coches eléctricos son aburridos de conducir

Los coches eléctricos son silenciosos, pero eso es lo único que tienen de aburridos. Respecto a las prestaciones hemos llegado a escuchar barbaridades como que un coche eléctrico no puede circular por autopistas porque no alcanza la velocidad mínima exigida. O que por su potencia deberían estar considerados cuadriciclos y no coches de verdad.

Y por culpa del mito son todavía más los conductores que piensan en los enchufables como coches sin fuerza, sin saber que, en realidad, un coche eléctrico tiene más respuesta que uno de combustión porque su mecánica entrega todo el par disponible desde el primer momento.

Hyundai Kona Eléctrico

Realidad: el Kona eléctrico pasa de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos

Aceptamos que el Hyundai Kona EV no va a batir ningún récord de aceleración. Tampoco lo pretende, pero sí consigue unos resultados de velocidad/aceleración más que aceptables.

Hacemos referencia en todos los datos al Kona más potente (694 kWh). Desde parado, alcanza los 100 km/h en 7,6 segundos. Si lo medimos en espacio, necesita poco más de 15 segundos para recorrer 400 metros (con salida en parado) y en solo 28,37 segundos habrá recorrido un kilómetro.

No tiene nada que envidiar al Hyundai Kona de motor térmico que con el motor 1.6 T-GDI de 177 CV tarda ocho segundos en hacer el 0-100 km/h.

Mito: los coches eléctricos son muy caros

Hace unos meses, la organización de consumidores OCU elaboró un informe para descubrir qué tipo de coche era más barato de comprar y mantener. En el estudio tomaron en consideración vehículos eléctricos, híbridos, bifuel y de combustión (diésel y gasolina). 

La idea no era ver cuál tiene el precio de compra más elevado, sino cuál es el coste total de la vida de un automóvil dependiendo del tipo de motor. Para ello, tuvieron en cuenta los costes de los distintos combustibles (gasolina, diésel, electricidad, hidrógeno y gas), la depreciación de los vehículos, el mantenimiento, los seguros, el tiempo medio de propiedad del automóvil, el kilometraje, la proporción de conducción en modo eléctrico para los coches híbridos enchufables, los costes financieros y los impuestos. 

Para que los resultados fueran lo más reales posibles, calcularon el tiempo de vida útil de cada vehículo en 11 años, durante los cuales habrían recorrido un total de 141.900 kms. 

Al volante del Hyundai Kona Elektro

El estudio dejó claro que, aunque haya que pagar un poco más por la compra, los coches eléctricos son los más baratos a lo largo de su vida, con diferencias de más de 2.500 euros con respecto a los diésel y de cerca de 6.000 euros con respecto a los gasolina.

Realidad: comprar un Hyundai Kona EV por 33.000 euros

Un Hyundai Kona EV con motor de 136 CV cuesta 39.500 euros.

Un Hyundai Kona a secas de similares características tiene precio de partida que oscila entre 24.790 euros y 27.840 euros (precios tomados del configurador de Hyundai). 

En el mejor de los casos, la diferencia es de 12.000 euros. Con el programa de ayudas que acaba de aprobar el Gobierno se puede conseguir con un descuento de 6.500 euros. Bonificación hay que sumar lo que no se paga en impuesto de matriculación, lo que se ahorra en repostajes, en mantenimiento y los beneficios de circulación y tasas que ofrecen algunos ayuntamientos.