El choque inminente de dos agujeros negros supermasivos será la mayor colisión hasta la fecha

Choque de dos agujeros negros

NASA

La galaxia SDSS J1430+2303 se encuentra a mil millones de años luz de la Tierra. Esa distancia no ha impedido que un grupo de investigadores señalen un evento muy esperado dentro de la astronomía moderna. Es tan insólito porque nunca antes se ha podido observar.

Los expertos han señalado que las variaciones de luz que se han observado en esta galaxia se corresponden a los momentos previos de una colisión entre agujeros negros de gran magnitud. Según sus estimaciones, en este caso alcanzarían una masa combinada de aproximadamente 200 millones de soles, han indicado en el estudio.

Se cree que ambos agujeros negros se fundirán hasta convertirse en uno solo, aún más grande, dando lugar a una explosión de luz que viajará por el espacio. Eso permitirá a los astrónomos investigar más sobre los misterios que hay en el cosmos.

La investigación, que ha sido aprobada para su publicación por la revista Astronomy & Astrophysis, la colisión se producirá dentro de muy poco tiempo. Y no en términos astronómicos, con períodos cortos pueden durar miles de años luz, sino que ocurrirá en unos años. El violento encuentro entre ambos agujeros negros supermasivos tendrá lugar en 2025 como muy tarde.

VIDEO

Ripples in Spacetime Pond

Cuál es el origen, el fin del universo y qué es la materia oscura: las incógnitas que pretende resolver DESI, una herramienta que ha creado el mapa más grande del cosmos

Para los expertos en la materia, esta es una oportunidad única para apreciar el choque entre un par de agujeros negros de semejante magnitud, ya que es algo que no ocurre con frecuencia. Sin embargo, no se sabe con certeza si el fenómeno analizado se corresponde al escenario previo a semejante colisión, ya que aún han de hacerse más observaciones.

La primera detección de agujeros negros supermasivos a punto de colisionar ha ocurrido en 2015. Las ondas gravitacionales recogidas fueron producidas por la colisión de dos agujeros negros hace 1.300 millones de años. Ese momento supuso un punto de inflexión dentro de la astronomía.

Debido a estas ondas gravitacionales que tales eventos producen, y envían a través del espacio-tiempo, los instrumentos que se utilizan en esta ciencia son capaces de detectarlos. La diferencia principal respecto al evento que se va a producir en esta ocasión es que la nueva colisión será de mayor envergadura.

Las colisiones entre agujeros negros supermasivos son de gran utilidad para recoger información sobre cómo los agujeros negros aumentan su tamaño. Algo que todavía sigue siendo una gran incógnita para los expertos. Este fenómeno promete traer nuevos datos que permitan el avance de investigaciones sobre los agujeros negros.

Otros artículos interesantes:

Dentro de 50 años podríamos tener la respuesta a cómo se originó el universo

La NASA publica las fotografías más nítidas del universo hasta la fecha, gracias al telescopio espacial James Webb

Esta infografía muestra toda la historia del universo y su evolución: aquí tienes el mejor resumen

Te recomendamos