La nueva normalidad también impacta en el empleo femenino: aumenta el número de trabajadoras que se plantean dejar su trabajo o reducir su jornada respecto de 2020

mujer teletrabajando con hijo
Reuters/EVA PLEVIER
  • Las mujeres trabajadoras siguen notando más presión y están más agotadas que los hombres, tal y como ha detectado la última edición de Women in the Workplace.
  • Según el informe, 42% por ciento de las trabajadores afirma sentirse agotada "a menudo o casi siempre", frente al 32% que lo afirmó en 2020. En el caso de los hombres esta cifra se coloca en el 35% para 2021 (frente al 28% del pasado año).
  • Además, 1 de cada 3 se plantea dejar el trabajo o reducir sus horas, proporción que también aumenta respecto de 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de un año después del inicio del coronavirus, la pandemia aún sigue provocando estragos en las carreras profesionales de las mujeres.

Ellas están ahora significativamente más agotadas, y cada vez más que los hombres. Así lo recoge la última edición del informe anual Women in the Workplace de la consultora McKinsey & Company.

Centrado en el mercado laboral estadounidense, el estudio cuenta con la valoración de hasta 423 empresas con un total de 12 millones de trabajadores a su cargo. A esto se suma la opinión de más de 65.000 personas encuestadas sobre sus experiencias laborales.

Los datos recabados muestran que lejos de mejorar, la situación de las mujeres en el entorno laboral se ha vuelto más complicada. 

El 42% por ciento de las trabajadores afirma sentirse agotada "a menudo o casi siempre", frente al 32% que lo estuvo en 2020. Una cifra que también supera a la de los hombres, con el 35% de los trabajadores masculinos identificándose con esta sensación ,(frente al 28% del año pasado).

Un agotamiento que pude conducir hacia un impacto aún mayor en la fuerza laboral femenina. Una de cada 3 mujeres se plantea abandonar o reducir las horas de trabajo este año  — en comparación con una de cada 4 que lo pensó meses después del inicio de la pandemia —.

A este respecto estudios anteriores han remarcado cómo los confinamientos y la llamada nueva normalidad han hecho que las mujeres asuman las responsabilidades ligadas a los trabajos no remunerados en mayor medida que los hombres. 

En concreto según un documento del Centro para el Desarrollo Global, durante 2020 las mujeres dedicaron 3 veces más de tiempo que los hombres al cuidado de los hijos. 

La nueva normalidad sigue impactando en la brecha de género

No son los únicos resultados del informe que ponen de manifiesto cómo la pandemia podría esta alentando la brecha de género que se viene arrastrando durante décadas, dejando atrás logros conseguidos en los últimos años.

Los ascensos a dirección siguen sin ser equitativos, mientras que las trabajadoras de color pierden terreno en todos los niveles.

Así, por cada 100 hombres que obtienen un primer ascenso de directivo, hay 89 mujeres blancas y 85 mujeres de color

Entre el nivel de entrada y la alta dirección, la representación de las trabajadoras de color desciende en más del 75%. Como resultado, estas empleadas representan solo el 4% de los ejecutivos del grupo suite-C, "un número que no se ha movido significativamente en los últimos 3 años".

Una situación similar la encontramos en España. A pesar de la tasa de vacunados, la flexibilidad laboral y la vuelta presencial a las aulas, las cifas entre trabajadores y trabajadoras están lejos de equipararse.

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), recogidos por el Observatorio de Igualdad y Empleo, para el segundo trimestre del 2021, en España sigue habiendo 1,3 millones más de hombres que de mujeres con empleo.

De forma más detallada, la tasa de actividad de este segundo trimestre "tiene una brecha de género de 9,76%, es decir, de la tasa de actividad total, el 63,59% son hombres, mientras que el 53,83% son mujeres"

Una de las razonas tras estos datos puede estar casi 600.000 mujeres no buscan empleo por estar dedicándose a los cuidado. Cifra que ha aumentado en 150.000 mujeres desde el inicio de la pandemia.

Otros artículos interesantes:

Estas 2 gráficas muestran cómo ha evolucionado el empleo femenino durante las 2 últimas crisis: pocos cambios entre 2008 y 2013 y en paralelo a la ocupación masculina durante la pandemia

Lejos de la conciliación real: las madres dedican 173 horas extra sin remuneración al cuidado de los niños, el triple que los padres, según un nuevo informe

7 datos que muestran la brecha laboral entre mujeres y hombres y cómo ha impactado el coronavirus

Te recomendamos

Y además