Efrén Álvarez, el informático granadino que ahora es el jefe de ingeniería de TIER en Berlín: "Si estás haciendo algo que realmente no te llena, cámbialo"

El ingeniero granadino Efrén Álvarez.
El ingeniero granadino Efrén Álvarez.
Cedida
  • El informático granadino de 32 años Efrén Álvarez se marchó a Alemania para aceptar su primer trabajo y ahora es el jefe de Ingeniería de la empresa de movilidad TIER, dirigiendo un equipo de unas 25 personas.
  • Álvarez no sabía más que un poco de alemán gracias a la secundaria y a una beca Erasmus que cursó en una pequeña ciudad de Brandeburgo, pero ya lleva 9 años en el país. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Efrén Álvarez es una de esas personas a la que le cuesta pensar palabras en español. Algunas no las encuentra, otras le salen en inglés o alemán, y eso le hace recordar que ya han pasado 9 años desde que llegó a Alemania. Se marchó de la mano de un primer trabajo que encontró casi casualmente durante el último curso de su carrera, pero ahora no tiene claro que quiera volver pronto. 

Álvarez es uno de los tantos ingenieros españoles que emigraron tras la crisis de 2008 ansiosos de una oportunidad laboral y a los que les cuesta vislumbrar una España con las mismas ventajas que actualmente tienen fuera. Ahora mismo, con 32 años (1988), es jefe de ingeniería en la empresa de patinetes y motos compartidas TIER tras pasar por varias compañías en el país, y vive en Berlín.

En su caso, estudió Ingeniería Informática en la Universidad de Granada de 2007 a 2013. Una beca Erasmus le abrió los ojos a la posibilidad de salir al extranjero, estudiando un año en Senftenberg, en el estado de Brandeburgo, pero no fue hasta su último curso, ya de vuelta en Granada, que no tuvo con un golpe de suerte: un compañero de la universidad publicó en un foro que se había marchado Alemania y que su empresa estaba buscando ingenieros. 

Imagen de los comienzos de TIER.
Imagen de los comienzos de TIER.
Cedida

"Ese mensaje fue un jueves y el sábado me estaban entrevistando a distancia, y a las dos semanas en persona", rememora el joven informático en una conversación con Business Insider España. Echando la vista atrás, considera que quizá el sector en que empezó entonces, el de la consultoría, no es el que escogería ahora para comenzar su carrera, aunque lo valora porque se trató del paso que lo catapultó a trabajar fuera. "Y yo siempre intento sacar lo positivo de todas las experiencias".

Desde entonces, ha trabajado en el proveedor de servicios de tecnología MSG Sytems, compañía en la que comenzó su aventura laboral en Alemania; en Takeaway, empresa que compró a su competidor de la comida a domicilio Just Eat en 2020, y ahora, en TIER, la startup alemana de movilidad (motos y patinetes eléctricos compartidos por ahora) donde empezó cuando solo eran 15 empleados y que ha visto crecer hasta los más de 1.000 actuales.

Natalia Gálvez, de dejar su trabajo en plena crisis financiera para ayudar a crear un negocio familiar a convertirse en la mano derecha de una de las jefas de Uber a nivel mundial: "No te limites ni te acomodes nunca"

Equipo de la empresa de movilidad TIER en julio de 2019.
Equipo de la empresa de movilidad TIER en julio de 2019.
TIER

De allí aprecia, sobre todo, la cultura de empresa, que ve muy alejada de la de otros lugares —"aunque yo nunca he trabajado en España", puntualiza—. "Aquí tú no eres un empleado más, tú eres parte de la familia que es la empresa", remarca Efrén. Cuenta que a los empleados les dan stock options, u opciones sobre acciones, que nadie controla las horas que se trabajan y que pueden teletrabajar libremente, entre otras ventajas. 

"Yo espero que de aquí a unos años empecemos a mejorar en España", desea. También en el ámbito de los ascensos: Álvarez dejó su trabajo en MSG tras dos años y medio, donde estuvo en la parte de código y de soft development, para seguir su objetivo de dedicarse a la parte de mobile y así empezó en Takeaway como desarrollador Android junior. Era un puesto por debajo de lo que le correspondía para su nivel de experiencia, pero decidió pagar ese precio para especializarse en algo en lo que antes no había trabajado y también para mudarse a Berlín. En 6 meses, lo ascendieron y en un año era jefe de equipo (team lead).

De forma parecida, en TIER ahora solo lleva un año y medio pero ya es Head of Engineering, solo por debajo del jefe de tecnología (o Chief Technology Officer, CTO) de la empresa, y tiene a 25 personas a su cargo. Son sitios a los que Efrén considera que ha llegado teniendo muy claro que a veces compensa dejar un trabajo y dar un paso al lado para reenfocarse en lo que uno verdaderamente quiere, y ahora su desarrollo profesional ha demostrado que esa apuesta puede salir bien.

"Si estás haciendo algo que realmente no te llena, cámbialo. Aunque creas que estás dando un paso atrás. Nunca pierdes la experiencia que tienes", anima el ingeniero. En cuanto a su posible regreso a España, Álvarez está seguro de que no envidia a sus compañeros con condiciones abusivas en Madrid, pero tampoco se olvida de su país: "Siempre tienes en la cabeza eso de volver". Que lo haga o no dependerá de cómo de contento continúe en TIER y de si aquí pueden seducirlo para que deje atrás el sueño alemán. No parece cosa fácil.

LEER TAMBIÉN: Este ingeniero español de 26 años ha rechazado trabajar en Amazon y Tesla tras sacar la máxima nota en el MIT: ahora programa el cerebro del coche autónomo de Google

LEER TAMBIÉN: La investigadora española que enseña a las mascotas a jugar con robots

LEER TAMBIÉN: Cómo montar un negocio sin socios ni capital riesgo: así fue la aventura de esta millennial española en Australia que empezó trabajando en una granja

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”