Pasar al contenido principal

Las empresas cada vez apuestan más por hacer copias de seguridad en la nube... y eso también tiene su lado oscuro

Curso online gratuito cloud computing programa Actívate de Google
  • Tres de cada diez empresas europeas ya hacen sus copias de seguridad a través de plataformas cloud, una tendencia que parece imparable en estos momentos.
  • Sin embargo, normalmente se opta por contar con un único actor de backup en la nube, así como se abandonan las copias en dispositivos externos y desconectados de la Red.
  • Los expertos proponen seguir una sencilla 'regla 3-2-1': hacer tres copias, en dos formatos diferentes, y una de ellas siempre fuera de línea.

Una de las primeras aplicaciones, o al menos de las que primero se extendieron entre las empresas, de los servicios en la nube fue la de las copias de seguridad. El conocido backup, habitualmente realizado en local o en dispositivos externos, encontraba en el cloud computing una opción económica, segura y siempre disponible para restaurar los datos y aplicaciones en caso de un ciberincidente.

En ese sentido, alrededor de un 36% de las empresas en la región de Europa, Oriente Medio y África ya hacen sus respaldos a través de servicios en la nube, mientras que alrededor del 57% de las mismas considera importante mantener una copia de seguridad en estas lides.

Así lo atestigua un estudio de Barracuda Networks, según el cual la mayoría de las organizaciones realizan copias de seguridad en entre uno y cinco sitios diferentes. Por el contrario, hay algunas organizaciones (el 8% de ellas) respaldan sus aplicaciones en más de 26 sitios, lo que sugiere que hay mucho margen de mejora.

Leer más: Las empresas se están moviendo demasiado rápido a la nube y se están dejando la ciberseguridad por el camino

Y es que, no hay duda de que las empresas están creando datos a un ritmo cada vez mayor, lo que generalmente se percibe como algo bueno. Sin embargo, están depositando demasiada confianza en los proveedores de la plataforma para mantener sus datos seguros, y eso no es algo bueno.

En ese sentido, el mayor desafío con las copias de seguridad es el hecho de que los datos son vastos y complejos. Hay correos electrónicos, bases de datos y aplicaciones propietarias que deben gestionarse. Mucho de este software incluye, a su vez, varios sistemas, como servidores Windows, servidores de archivos, servidores Linux, VMware, Hyper-V y ordenadores personales.

Y, ante tanta complejidad, muchas organizaciones recurren a un único proveedor de respaldo, ya que creen que así obtendrán transparencia y visibilidad de todos los elementos de la cadena de valor. Pero nada más lejos de la realidad.

De hecho, Barracuda Networks sugiere que las empresa deberían usar la 'regla 3-2-1' al diseñar su estrategia de backup: hacer tres copias, en dos formatos diferentes, y una de ellas siempre fuera de línea (esto es, no en la nube).

Te puede interesar

Lo más popular