Pasar al contenido principal

Por qué el futuro de Intel no está en los ordenadores sino en los centros de datos, según un alto ejecutivo de la compañía

Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel
Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel Business Insider España
  • Business Insider España ha entrevistado a Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel, sobre el nuevo rumbo que ha tomado la compañía.
  • Y es que han pasado de tener una estrategia centrada en el mundo de los ordenadores a los centros de datos.
  • "La clave estará en cómo analizamos toda esa información y qué valor le damos", explica el directivo.
  • La multinacional busca aprovechar la inmensa oportunidad de mercado que esto supone, que se estima que tendrá un valor de 300.000 millones de dólares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la actualidad, solo el 2% de los datos son analizados, lo que ofrece una oportunidad enorme para las empresas a nivel de crecimiento, según EY. Y es que, cuanto mejor se conozca a los clientes, más servicios se les pueden ofrecer y más fácil será que adquieran algo.

Por eso, en un mundo cada vez más conectado, en todas las conferencias tecnológicas no para de escucharse eso de que "los datos serán el petróleo del futuro". El problema es que ese 'futuro' ya está aquí y son muchos los que aún no son capaces de verlo... pero otros sí.

Uno de ellos es Intel, que ha pasado de seguir una estrategia centrada en el mercado de los ordenadores a los centros de datos. De hecho, el negocio de los chips para servidores sigue ganando peso dentro de la compañía, y todo apunta a que seguirá así durante los próximos años.

En el primer trimestre de 2019, ya supuso casi la mitad (40%) de las ventas del gigante del silicio –el 60% restante provino de su tradicional venta de chips para ordenadores, según Forbes. Esto le hizo obtener unos ingresos de 23.000 millones de dólares en 2018, haciendo que la organización creciera un 21% más que el año anterior.

Leer más: Inteligencia artificial e Internet de las cosas, una combinación de 5.100 millones de dólares

"La clave estará en cómo analizamos los datos y qué valor les damos", explica Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel. El directivo lleva más de 20 años trabajando para la organización y, aunque reconoce que antes creían que el éxito estaría en el sector del PC, advierte que el mundo ha evolucionado y ya no basta solo con centrarse en la industria de los ordenadores.

"Solíamos decir que éramos un negocio centrado en el mercado de PC porque había muchos dispositivos que trabajaban con ellos, pero ahora hay muchas mejoras en el campo de la conectividad –empezando por el 4G y el 5G–. En el mundo del Internet de las Cosas (IoT) se producen millones de datos, de forma individual y colectiva. Esto crea una oportunidad de negocio para las empresas increíble", señala el directivo.

Por eso, desde Intel pensaron que era el momento de dar el salto y crear chips que se utilizaran para "almacenar y gestionar" todo ese contenido.

Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel
Business Insider España

En este sentido, la multinacional ofrece a las empresas los procesadores escalables Intel Xeon, soluciones para memoria y almacenamiento Intel Optane DC, así como a las tecnologías de software y plataforma optimizadas para ayudar a los clientes a maximizar el valor de sus datos.

Concretamente, se centran en ayudar a las compañías a crear valor empresarial con el uso de sus datos no explotados, mediante el suministro de una cartera optimizada de soluciones centradas en este tipo de informaciones para agilizar su traslado, incrementar la eficiencia de su almacenamiento y acceso y para procesar todo tipo de información.

Una oportunidad valorada en 300.000 millones de dólares

La estrategia de Intel está centrada en aprovechar la inmensa oportunidad de mercado centrada en los datos, que se estima que tendrá un valor de 300.000 millones de dólares.

De hecho, las últimas soluciones para centros de datos de Intel, presentadas el pasado abril, se dirigen a una amplia gama de casos de uso en informática en la nube, infraestructura de red y aplicaciones en el edge de la red inteligente, con soporte a cargas de trabajo en alto crecimiento, incluyendo las relacionadas con inteligencia artificial (IA) y 5G.

Leer más: La transformación digital impulsa un 1,1% el gasto TIC en todo el mundo

"Ahora mismo las empresas están invirtiendo mucho en cloud, algo que les traerá beneficios en los próximos cuatro o cinco años", detalla Poulin. Sin embargo, el directivo cree que deberían ir un paso más allá y apostar también por el machine learning, ya que es lo que les permitirá ofrecer a los usuarios un valor diferencial. "Cuando hablamos con ellos y les decimos que nuestros data center tienen la capacidad de gestionar los datos de millones de clientes, también les decimos que con esa información deben mejorar la experiencia de los mismos", señala.

Así, el ejecutivo avisa que las empresas que no hayan dado el salto todavía están perdiendo una gran oportunidad de negocio. "Hay que pensar en moverse porque el mundo evoluciona muy rápido", explica.

Los datos, en poder del usuario

Cada vez que se habla de datos hay un problema añadido: la privacidad. ¿Por qué yo, como usuario, tengo que dar información confidencial a una empresa para que esta haga con ellos lo que quiera?

Poulin tiene una solución más que aceptable para este problema, ya que habrá clientes que no quieran ceder esta información a las organizaciones. "Creo que las compañías deberían permitir a los usuarios seleccionar el nivel de privacidad que quieran tener", explica.

Shannon Poulin
Shannon Poulin, vicepresidente del Grupo de Marketing y Ventas y director general de Mercados y Socios Globales de Intel Business Insider España

En este sentido, el directivo dice que, para empezar, todas las compañías deberían tener una plataforma "muy robusta" en la que almacenan los datos de los clientes. Una vez teniendo eso en mente, habría que dejar al consumidor seleccionar si quiere un nivel más alto o bajo de cesión de datos.

"Si el usuario quiere compartir su ubicación con una tienda de Madrid, podrá tener acceso a una serie de descuentos si se acerca a más de X metros, pero para eso tendrá que ceder ese dato. Sin embargo, si no quiere, se queda sin cupón y listo. Así de fácil. De esta forma, el poder de esa cesión de los datos está en el usuario", destaca.

En cualquier caso, lo que está claro es que el nuevo rumbo que está tomando Intel se adelanta al futuro, porque, aunque a muchos les cueste creerlo, ese futuro ya está aquí.

Y además