Entrevista a Juan María Aramburu, cofundador y CEO de Keepler, la empresa que sabe encontrar el valor oculto en los datos de sus clientes

  • Keepler se fundó en 2018. Es una compañía especializada en el uso de tecnología de cloud pública y datos para mejorar los procesos de sus clientes y, por tanto, sus propios negocios.
  • En esta entrevista, su CEO y cofundador, Juan María Aramburu, explica las funcionalidades de la nube pública y nos traslada los puntos diferenciales de Keepler.
  • Expansión internacional, cultura, talento... también nos adentramos en el horizonte futuro de la compañía.

Muchos emprendedores se arriesgan y deciden dejar su zona de confort, sus puestos en grandes organizaciones para seguir su propia idea y visión. Este es el camino que ha seguido Juan María Aramburu, hoy CEO y cofundador de Keepler Data Tech. 

Anteriormente, fue director general -además de miembro del Consejo Global de Arquitectura de TI- de BEEVA, una empresa de transformación digital de más de un millar de empleados perteneciente al Grupo BBVA. Fue precisamente allí cuando una reflexión personal le llevó a decidir lanzarse por su cuenta. 

"Había identificado muchas oportunidades alrededor de la transformación digital y el salto a la nube, además de alrededor de los datos. Así, Keepler nació en el año 2018. Varios compañeros de BEEVA se unieron para crear la compañía", cuenta a Business Insider.

Keepler construye software a medida para sus clientes. Su especialización es el desarrollo de aplicaciones que usan nube pública y datos de una forma masiva para "resolver problemas de negocio claves que se pueden usar en los procesos de nuestros clientes, mejorando esos procesos y los propios negocios". 

La compañía cuenta con tres aspectos diferenciales: 

  • Keepler es especialista en nube pública, que "es de fácil acceso, pero difícil de dominar".
  • Sus equipos de trabajo están estandarizados desde un punto de vista técnico, lo que les permite desarrollar muchos tipos de proyectos diferentes para múltiples sectores. Sin contar con muchas tecnologías, se centran en aquellas en las que son especialistas. 
  • Un enfoque 'data product', una manera de enfocar los proyectos de datos desde el inicio que asegura la puesta en producción y el impacto en procesos de negocio de sus clientes en poco tiempo.

De un tiempo a esta parte, cuando se quiere hablar de la importancia del Big Data, se menciona esa cita de Clive Humby, uno de los primeros data scientist de la historia, quien aseguró en 2006 que 'los datos son el nuevo petróleo'. 

Han pasado más de 15 años desde entonces y algunas cosas han cambiado. Aramburu considera que "la tecnologías tradicionales no permitían sacar el máximo valor al dato, pero con las que implementamos en Keepler realmente las empresas están pudiendo extraer un valor real a todos esos datos", señala el emprendedor. 

Aramburu considera que la inteligencia artificial es una tecnología que puede generar información nueva desde la información existente, ayudando también a mejorar esos procesos. 

Según el CEO de Keepler, en este momento hay empresas de todos los sectores y verticales que están aprovechando ya el valor de los datos. No obstante, "compañías con un sesgo más tecnológico, potencialmente grandes empresas telecos, de banca y seguros son las que realmente están logrando implementar las nuevas tecnologías de analítica prescriptiva y predictiva en sus procesos. El resto de sectores, aunque están haciendo experimentos, van un poquito por detrás". 

Retos y oportunidades de la nube pública

El responsable de Keepler defiende la cloud pública, aunque también es consciente de que presenta algunos desafíos. "La nube pública es una tecnología de futuro. Accedes a ella y evoluciona contigo en el tiempo, desde un punto de vista de funcionalidades y, además, a un coste alineado con tus necesidades", señala.

Aramburu destaca que Keepler trabaja con AWS, Microsoft y Google, organizaciones que están invirtiendo 100 billones de dólares al año en I+D. "Cuando estás alineado con ellos, están en la estela de una innovación continua", subraya. 

La nube pública cuenta con algunos retos y una 'mala prensa' que Keepler quiere desterrar. "En muchos casos son prejuicios derivados de informaciones que no son completas, como que la nube no es totalmente segura o que es cara. Sin embargo, la verdad es que está diseñada sobre la seguridad y para ser efectiva en costes", afirma el CEO de la compañía. 

El trabajo en remoto por delante

La empresa tiene actualmente una plantilla de más de 150 empleados y crece a un ritmo constante para alcanzar los 180 a final de año. De ellos, más del 40% trabajan ya desde fuera de zonas donde tienen oficina.

Con la pandemia, Keepler pasó de ser remote friendly a remote first. "Eso nos ha permitido también llegar a áreas o zonas donde había mucho talento y gente que no quería moverse de donde vivían". 

Keepler trabaja con clientes de diversos sectores. En el ámbito de seguros, nos comentan referencias sobre data products para reducción del fraude o para la automatización de clasificación de correo electrónico de atención al cliente; para fashion retailers, en optimización de ofertas para clientes finales; o en el sector industrial, desarrollando productos de detección de anomalías y mantenimiento predictivo en entornos industriales.

La compañía está trabajando para comenzar operaciones en UK a finales de verano, y espera seguir expandiéndose al norte de Europa con el objetivo de ser líderes en datos y en nube pública también en esta región.