El día que el acuerdo de Google para comprar YouTube estuvo a punto de fracasar

Youtube

Reuters/FW1F/Louise Heavens

  • Un empleado de Google husmeó en los ingresos publicitarios de YouTube antes de que se cerrara el trato, lo cual enfureció a Chad Hurley, cofundador de YouTube, provocando que el acuerdo de adquisición de Google casi se viniera abajo. 
  • Además, YouTube logró que Google aumentara su oferta de compra desde los 50 millones de dólares hasta 1.650 millones (1.665,2 millones de euros, al cambio actual), según un nuevo libro de Mark Bergen, periodista de Bloomberg.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Antes de que Google adquiriera YouTube en 2006, Chad Hurley, cofundador de la plataforma de vídeos, descubrió algo que no le gustó nada: un administrador de anuncios de Google había estado husmeando en los resultados de ingresos de YouTube

A Hurley le molestó tanto esta invasión de la privacidad de su negocio que amenazó con abandonar el trato, según ha revelado un nuevo libro sobre la fundación de YouTube.

A pesar de la ira de Hurley, Eric Schmidt, CEO de Google por aquel entonces, pudo calmar a Hurley y así cerrar el trato de 1.650 millones de dólares (1.665,2 millones de euros, al cambio actual), el cual se convirtió en un punto de inflexión en el desarrollo de Internet. 

Este episodio se puede leer en el nuevo libro Like, Comment, Subscribe: Inside YouTube's Chaotic Rise to World Domination, de Mark Bergen, reportero de Bloomberg.

Un año después de su fundación en 2005, YouTube se había convertido en un producto de moda, con bastante tráfico y contenido recién salido del horno. A lo largo de 2006, Yahoo y Google cortejaron a Hurley y a Steve Chen, el otro cofundador

Incluso ambos cofundadores se habían reunido con los ejecutivos de ambas compañías en días diferentes en el mismo Denny's (un restaurante de Estados Unidos), cerca de las oficinas de YouTube en San Mateo (California).

Chad Hurley, cofundador de YouTube.

Durante el transcurso del año, Hurley y Chen lograron que Google aumentara su oferta de 50 millones a 650 millones de dólares y, finalmente, al acuerdo final de 1.650 millones de dólares.

Schmidt también pidió a Hurley y a Chen que subieran un vídeo a YouTube anunciando la adquisición. Este vídeo de baja resolución aún está disponible en YouTube a día de hoy

La desconocida intrahistoria de la compra de YouTube por Google por 1.300 millones, contada por sus protagonistas

No obstante, antes del acuerdo, Google intentó competir con YouTube mediante el lanzamiento de una plataforma de alojamiento de vídeos, Google Vídeo, y cuya dirección corrió a cargo de Susan Wojcicki, CEO actual de YouTube y una de las primeras empleadas de Google. 

El gigante de las búsquedas hizo todo lo posible para que Google Vídeo fuera un éxito, e incluso lo vinculó a la página principal de búsqueda de Google.com. Pero la táctica fracasó, según el libro de Bergen, y YouTube siguió derrotando a Google Vídeo en tráfico.

Tras cerrar el trato, Schmidt reunió a los empleados de Google Vídeo en su campus de Mountain View, en California, y les comentó que harían las maletas para unirse al equipo de YouTube en sus nuevas oficinas en San Bruno, también en California. 

Otros artículos interesantes:

Estas 33 fotos resumen la asombrosa evolución de Google: de un dormitorio de Stanford a la dominación mundial

8 antiguos empleados de Google comparten las lecciones que aprendieron trabajando en el gigante de Silicon Valley

Una ejecutiva revela que la jerga interna de Google es tan complicada que existe una web para traducir los nombres en código que usan los empleados

Te recomendamos