Una multinacional europea de ciberseguridad compra Blueliv, una startup barcelonesa especializada en inteligencia de ciberamenazas

Blueliv
Business Insider España

Business Insider España

  • Outpost24, una multinacional de ciberseguridad europea, acaba de adquirir Blueliv en una operación corporativa. No ha trascendido por cuánto.
  • La startup catalana pasará a integrarse en la cartera de soluciones de Outpost24. Se dedica a la inteligencia de amenazas en la red, para detectar riesgos y vulnerabilidades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Blueliv, una startup barcelonesa especializada en inteligencia de ciberamenazas, acaba de ser adquirida por Outpost24, una mutlinacional europea de origen sueco especializada también en seguridad informática.

De esta manera, las herramientas que ha diseñado la compañía española pasarán a formar parte del portfolio de activos en seguridad digital que Outpost24 ofrece a sus clientes. Detalles sobre la operación, como a cuánto se ha elevado, no han trascendido.

"La operación creará uno de los mayores proveedores de ciberseguridad de Europa y la solución más amplia en monitoreo de ciberamenazas para ayudar a sus clientes a identificar qué riesgos están poniendo la diana en sus organizaciones. De este modo podrán reducir drásticamente su exposición a estos riesgos", avanza un comunicado publicado este martes.

Los salarios de la ciberseguridad, al descubierto: esto es lo que pagan las 24 compañías más conocidas del sector en EEUU a sus profesionales, desde CrowdStrike a Palo Alto Networks

"Estos últimos 18 meses han sido difíciles ya que muchas empresas intentaban mitigar el creciente número de vulnerabilidades y ataques, con apenas contexto sobre las amenazas y riesgos externos", destaca Karl Thedéén, CEO de Outpost24, en referencia a cómo la implementación del teletrabajo también ha supuesto un desafío para la ciberseguridad.

"Por esa razón, la inteligencia de amenazas automatizada y constante se ha convertido en una necesidad crítica". La solución "combinada" de Blueliv y Outpost24 "empoderará a los clientes a acelerar la reducción de riesgos dándoles el contexto de dichas amenazas para priorizar soluciones, esfuerzos y mejorar la eficacia y la seguridad como nunca antes se había hecho".

Blueliv ya formó parte de una lista de startups españolas de ciberseguridad a seguir elaborada por fondos de inversión. Propuesta por Kibo Ventures, la compañía ya había levantado en ese momento una ronda de inversión de 4 millones de euros (2018) y contaba en su cartera de clientes con compañías del Ibex 35. Precisamente pensaban usar el dinero de aquella ronda para acelerar su expansión durante 2020, en el año de la pandemia.

Su CEO, Daniel Solís, también ha comentado la operación corporativa por la que Blueliv pasa a formar parte de la familia de soluciones de Outpost24. "A medida que ambos trabajamos y continuamos en nuestra misión, que es ayudar a negocios y a equipos de seguridad a ser más eficaces con sus sistemas, hemos encontrado muchas similitudes entre Outpost24 y Blueliv, lo que hace que esta operación sea ideal para ofrecer a nuestros clientes en conjunto una única oferta de seguridad".

Barbara IoT, la única firma española que participará en un proyecto financiado con fondos europeos para crear un mercado energético y de datos en la UE

"Compartiendo nuestros conocimientos y combinando nuestros sistemas de inteligencia de amenazas, las mejores de su categoría, podemos seguir mejorando y avanzando hacia un nuevo estándar para el monitoreo de riesgos juntos", mantiene Solís.

Al hilo de la operación, David Barroso, fundador de otra startup española de ciberseguridad, CounterCraft, ha felicitado a sus compañeros a través de las redes sociales. En un tuit, Barroso destacaba que la adquisición es "una excelente noticia". "Es cierto que perdemos una empresa española, pero estoy seguro de que veremos nuevas empresas líderes creadas que surgirán de ahí".

"La experiencia acumulada de todos estos años, así como los contactos hechos, son una perfecta combinación para el futuro. Enhorabuena a todo el equipo, inversores, partners, y sobre todo a sus clientes que apostaron por ellos".

Por su parte, el propio Solís, que ha agradecido los mensajes, ha matizado que seguirán siendo una compañía española. "Seguimos siendo empresa española y mantenemos incluido equipo, estructura y fiscalidad. Es una lástima que en España no colaboremos más y que tengamos que buscar socios fuera", apostillaba.

Otros artículos interesantes:

La startup española Lookiero capta 25 millones de euros y avanza en su objetivo de ser el 'personal shopper' online líder en Europa

"Queremos que la gente pueda comer carne sin matar a una vaca": Cocuus, la startup navarra capaz de imprimir en 3D chuletones a partir de células madre, restos o plantas

Estas 9 empresas europeas de carne falsa han llamado la atención de los inversores

Te recomendamos

Y además