Pasar al contenido principal

Esta startup está fabricando "supersangre" para terapias contra el cáncer

Torben Straight Nissen, CEO de Rubius.
Cortesía de Rubius
  • Rubius Therapeutics es una firma de biotecnología que está desarrollando terapias con glóbulos rojos. Acaba de conseguir 100 millones de dólares de financiación
  • Es la segunda vez que esta startup consigue financiación. En junio de 2017 Rubius logró 120 millones de los inversores, incluida Flagship Pioneering.
  • La compañía ha comenzado a desarrollar una encima que reemplaza a las terapias tradicionales en enfermedades raras en las que tu cuerpo no la fabrica, así como en terapias contra el cáncer para reprogramar el sistema inmunológico.

Rubius Therapeutics, una startup dedicada a reprogramar glóbulos rojos para tratar enfermedades como el cáncer, ha conseguido 100 millones de financiación.

Es la segunda vez que esta startup ha conseguido financiación en sólo un año. En junio de 2017, Rubius logró 120 millones de dólares de inversores entre los que estaba Flagship Pioneering. La última ronda de financiación incluye inversiones de fondos e inversores institucionales cuyo nombre no ha trascendido.

La terapia con glóbulos rojos puede ser concebida como cualquier otra medicación, con una diferencia: está hecha con glóbulos rojos y no con químicos ni otros materiales biológicos.

"Es básicamente supersangre" comenta Torben Straight Nissen, CEO de Rubius. Los glóbulos rojos, producidos en tanques de sus laboratorios, son "armados" con una proteína terapéutica. Esta supersangre se introduce en el cuerpo -menos de 1% del total de sangre circulante- allá donde puede actuar contra una enfermedad concreta.

Para empezar, Rubius está desarrollando una enzima de reemplazo para algunas terapias en las que el cuerpo no la puede generar de forma natural, como por ejemplo el cáncer. El objetivo es reprogramar el sistema inmonológico.

Esta funanciación hará que finalmente Rubius realice pruebas clínicas para sus programas e incluso otras pruebas con las que puede obtener aprobación para comercializar su producto.

El potencial de las terapias basadas en células sanguíneas

En 2017, la FDA de Estados Unidos aprobó por primera vez dos versiones personalizadas de terapias con células sanguíneas, conocidas como CAR T-Cell Therapy (por su nombre en inglés). Estos tratamientos -aprobados para ciertos tipos de cáncer- no son algo que pueda ser producido de forma masiva. Esta terapia se hace con las células del sistema inmunológico de cada paciente, así que el proceso puede durar unas tres semanas.

Para empezar, el doctor toma algunas muestras de glóbulos blancos, la parte del cuerpo responsable de combatir infecciones y sustancias extrañas. En un cuerpo sano, el sistema inmunológico puede reconocer cuando algo no va bien, pero en personas con cáncer, no sabe identificar las células malignas que están actuando.

Después, las células se llevan al laboratorio, donde son analizadas y reprogramadas para reconocer las células cancerosas y eliminarlas. Estas células reprogramadas son reintroducidas en el cuerpo del paciente.

Rubius, utilizando glóbulos rojos, quiere hacer tratamientos sin el componente personalizado común en estas terapias iniciales con células.

"Pensamos que esta próxima generación de terapias puedde ser genial y que tiene muchos más beneficios que las CAR-T" comenta Nissen.

Para llegar a más gente, las terapias celulares deben ir más allá del cáncer de sangre, el área del que han venido sus mayores éxitos. Sin embargo, las terapias celulares podrían algún día acabar con otros tumores e incluso algunas de esas enfermedades raras que quiere perseguir Rubius, junto con enfermedades autoinmunes como la Diabetes Tipo 1.

Ver ahora:

Te puede interesar