Este es el interior del primer hotel submarino del mundo, donde puedes dormir con tiburones por 50.000 dólares la noche

Una estancia bajo el mar en El Muraka, el primer hotel sunmarino del mundo
Una estancia bajo el mar en El Muraka, el primer hotel sunmarino del mundo
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

  • The Muraka, la primera villa hotelera submarina del mundo, ha abierto sus puertas en noviembre de 2018.
  • Situadas a más de 16 pies bajo el nivel de mar, en las Maldivas, las habitaciones de este hotel de dos plantas ofrecen vistas panorámicas sobre y bajo el océano, por 50.000 dólares la noche. 
  •  El complejo es parte del resolt Hilton's Conrad Maldives Rangali Island y el coste de construcción del Muraka fue de 15 millones de dólares.

¿Por qué nadar entre tiburones cuando puedes dormir con ellos?

Este es exactamente el tipo de experiencia que ofrece The Muraka, la primera villa hotelera submarina. Situada a más de 16 pies bajo el nivel del mar en el medio del océano Índico con muros de cristal, The Muraka es un acuario de dos plantas donde puedes dormir, o nadar, o despertarte con los ondulantes brazos de los corales. 

La apertura será el próximo mes de noviembre. El Muraka está conectado por un largo embarcadero al resort Hilton's Conrad Maldives Rangali Island, que es conocido por sus ideas innovadoras. 

Leer más: El desconocido negocio millonario de las habitaciones secretas en los hoteles más lujosos del mundo

"El resort fue el primer complejo hotelero en las Maldivas en poner villas flotando sobre el agua, el primero en abrir un restaurante submarino y ahora son los primeros en contar con una residencia en las profundidades marinas", destaca Melissa Locker, de Architectural Digest.

Esta experiencia del otro mundo en The Muraka, que significa coral en la lengua local maldiva Dhivehi, tiene un coste de 50.000 dólares la noche sin impuestos. La cifra ni se acerca al coste de construcción del resort que, según informó Bloomberg, ronda los 15 millones de dólares.

Según Architectural Digest, la planta inferior de 600 toneladas se construyó en Singapur antes de ser transportado a las Maldivas en un barco especializado, así como de ser sumergido cerca de un arrecife sin causar daños. Diez pilares de cemento lo mantienen estable para que no se mueva cuando haya mal tiempo.  

Aquí puedes echar un vistazo.

Los huéspedes pueden llegar a The Muraka en hidroavión privado, a través de un embarcadero exclusivo o en lancha motora desde el resort principal, que pueden utilizar durante su estancia. Su ubicación proporciona privacidad.

El complejo turístico principal
El complejo turístico principal
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente:Architectural Digest

La villa hotelera de dos plantas está hecha de acero, cemento y acrílico, y tiene capacidad para nueve personas. Un nivel más alto ofrece vistas del océano. También cuenta con un gimnasio y una zona para la seguridad privada.

The entire two-level villa is made of steel, concrete, and acrylic and sleeps nine guests, with an upper level looking out across the ocean. It also has a gym and an area for private security detail.
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente: Bloomberg

Además de los dos dormitorios, la planta de arriba tiene una bañera con vistas al océano. Pero este es sólo uno de los lujos del todo incluido. Hay un mayordomo y un chef para cada suite, un entrenador de fitness, tratamientos de spa y dos motos de agua.

In addition to two bedrooms, the upper level has a bathroom with tub facing the ocean. But that's just one of many all-inclusive indulgences. There's a butler and chef for each suite, an on-call fitness trainer and spa treatments,
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente: Architectural Digest, Bloomberg

Más allá del espacio integrado para descansar, cenar, de entretenimiento y para dormir, en el nivel sobre el agua hay una terraza ideal para observar la puesta de sol con una piscina infinita.

Apart from the integrated space for living, dining, entertaining, and sleeping on the upper level, there's also a deck prime for sunset watching, complete with an infinity-edge pool.
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente: Conrad

Los huéspedes pueden bajar a la zona inferior de las olas a través de una escalera de caracol o un ascensor. Un techo abovedado y amplias ventanas ofrecen vistas panorámicas del fondo oceánico.

Guests can make their way down below the waves via a spiral staircase or elevator. A domed ceiling and expansive windows offer panoramic views of the deep blue.
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente: Architectural Digest

El dormitorio submarino principal, con una cama tamaño 'king-size', ofrece vistas 180 grados de la vida marina y una experiencia de otro mundo. Incluso, puedes lavarte las manos o ducharte mientras los peces pasan nadando.

Una estancia bajo el mar en El Muraka, el primer hotel sunmarino del mundo
Una estancia bajo el mar en El Muraka, el primer hotel sunmarino del mundo
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

 

El Muraka se centra en las experiencias únicas. Ofrece cuatro itinerarios, personalizados en función del tipo de viajero: "Nómadas," centrado en cultura; "Sabores," centrado en comida; "Alma," centrado en bienestar; y "Emoción," centrado en aventuras.

The Muraka is all about unique experiences. It offers four itineraries, personalized to different types of travelers: "The Wanderers," focused on culture; "The Flavors," focused on food; "The Soul," focused on wellness; and "The
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

Fuente: Hilton

"The Muraka promete una experiencia única que no se puede encontrar en ningún lugar del mundo", dijo Ahmed Saleem, arquitecto del hotel, a Bloomberg.

"The Muraka promises a unique experience that is not available anywhere else in the world," the hotel's architect Ahmed Saleem told Bloomberg.
Courtesy of Conrad

Courtesy of Conrad

FuenteBloomberg

Otros artículos interesantes:

Estos son algunos de los secretos mejor guardados de los hoteles

Este hotel solo para mujeres en Mallorca avanza en una nueva tendencia de hipersegmentación

Te recomendamos

Y además