Pasar al contenido principal

Estos son los beneficios que tiene seguir la dieta mediterránea para tu cuerpo y tu cerebro

Beneficios dieta mediterránea
La dieta mediterránea podría combatir el envejecimiento Shutterstock

En lugar de peinar los pasillos del supermercado en busca de ingredientes de una dieta milagrosa, ten esto en cuenta: la dieta más saludable es increíblemente sencilla. Implica comer más verdura, fruta y proteínas y menos carbohidratos procesados.

Esta es la conclusión de un volumen creciente de investigaciones que señalan que la mejor manera de alimentarse y maximizar tus posibilidades de tener una vida larga y saludable es centrarse en comida sin procesar. Hay varias denominaciones para este tipo de dieta. Algunos la llaman mediterránea, otros "vegetal". Pero la clave es la misma: un régimen centrado en los vegetales, que incorpora ciertos tipos de proteinas y grasas y que limita los productos altamente procesados y los carbohidratos refinados que podemos encontrar en la bollería y las barritas de desayuno.

Llena tu plato con vegetales como espinacas, tomates y alubias, sugiere el estudio. Remátalo con proteínas y grasas procedentes del salmón, los frutos secos y los huevos y aumentarás tus probabilidades de perder peso, fortalecer tu corazón, sufrir menos síntomas depresivos e incluso de prolongar tu vida.

En el último estudio que destaca los beneficios de esta dieta, los investigadores del instituto italiano Neuromed descubrieron que aquellas personas que comían al estilo mediterráneo eran significativamente menos propensos a morir por cualquier causa que aquellos que no seguían esa dieta. Su investigación, publicada la pasada semana en el British Journal of Nutrition, analizaba datos de cerca de 12.000 personas y concluyó que la dieta mediterránea podría ser un poderoso escudo protector. 

"Cuanto más se sigue la dieta mediterránea, mayor es la ganancia en términos de reducción del riesgo de mortalidad", según afirmó en un comunicado Licia Iacoviello, jefa del Laboratorio de Epidemiología Molecular y Nutricional del Instituto Neuromed.

La dieta mediterránea te puede ayudar a tener una vida más larga y saludable

Antioxidants: Skip them — an excess of these has been linked to an increased risk of certain cancers, and you can eat berries instead.

Durante el último estudio, los científicos llevaron a cabo dos análisis. En primer lugar, pusieron nota a las dietas de 5.200 personas mayores de 65 años para determinar hasta qué punto se parecía a la dieta mediterránea a través de un cuestionario nutricional. Cada participante recibió una puntuación de 0 a 9 (siendo 9 lo más parecido a la dieta mediterránea y 0 lo más alejado). Después, los investigadores hicieron un seguimiento de ocho años a los participantes, anotando cada fallecimiento y sus causas.

El equipo descubrió que la gente que cuya dieta era más parecida a la mediterránea era significativamente menos propensa a morir. Por otra parte, aquellos cuyos hábitos alimentarios diferían más de los mediterráneos se enfrentaban a un mayor riesgo de muerte.

Leer más: Estos son los verdaderos superalimentos que deberías añadir a tu dieta, según la ciencia

En la segunda parte del estudio, los investigadores analizaron otros seis estudios sobre dieta y mortandad. Incluyendo a los participantes en su propio estudio, el total de gente analizada superó los 12.000. Colectivamente, ese análisis también encontró un vínculo entre seguir la dieta mediterránea y vivir durante más tiempo.

Además de ampliar potencialmente la vida, comer como un mediterráneo también parece que ayuda a proteger contra los deterioros mentales que aparecen con la edad, como la disminución de rendimiento cognitivo, según un estudio publicado el verano pasado en el Journal of the American Geriatrics Society.

Para esa investigación, los científicos analizaron las dietas de 6.000 ancianos y sus resultados en varias pruebas cognitivas como listas de palabras o ejercicios con cuentas. Aquellos cuya dieta se aproximaba a la mediterránea obtuvieron resultados significativamente mejores que los que mostraron otros hábitos alimentarios.

De hecho, cuanto más alineada estaban las dietas respecto a un régimen alimentario al estilo mediterráneo, menor riesgo de sacar bajas puntuaciones en las pruebas.

"Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que la modificación de la dieta puede ser una importante estrategia de salud pública para protegerse contra la neurodegeneración durante la vejez", aseguró en el artículo Claire McEvoy, su autora principal y epidemióloga nutricional en la University of California San Francisco.

El objetivo es añadir 'vida a los años, no sólo años de vida'

New evidence suggests that a diet with key benefits for your body and brain may also shield against aging
Shutterstock

La dieta es rica en antioxidantes y en dos tipos de grasas saludables: monoinsaturadas y ácidos grasos omega-3. Estudios anteriores han encontrado la relación entre estos ingredientes y una reducción del riesgo de demencia, así como un mayor rendimiento cognitivo.

Los vegetales verdes y las frutas del bosque que destacan en una versión de la dieta mediterránea llamada dieta MIND también han ayudado a proteger contra la pérdida progresiva de la estructura o la función de las células cerebrales. Esta pérdida, conocida como neurodegeneración, es una característica clave en enfermedades como Parkinson y Alzheimer.

Las dietas similares a la mediterránea también sirven para satisfacer todas las necesidades de tu cuerpo, el régimen sacia a los músculos que necesitan proteína, alivian al sistema digestivo con fibra y proveen de vitaminas a tejidos y huesos.

"Creemos que nuestros datos lanzan un mensaje muy importante en términos de salud pública", asegura en un comunicado Giovanni de Gaetano, otro de los autores del estudio, "Debemos añadir vida a los años, no simplemente años a la vida".

Te puede interesar