Experiencia Hyundai Tucson PHEV: estas son nuestras 5 conclusiones de la prueba de 10.000 km del SUV de Hyundai

Prueba hyundai Tucson - imagen para destacado
  • Un Hyundai Tucson PHEV, 10.000 km y un equipo de 15 'probadores' expertos en diferentes áreas (pero ninguno profesional de las pruebas de motor) se pusieron al volante del SUV superventas de Hyundai para contar sus sensaciones.
  • En líneas generales, las valoraciones más repetidas fueron: "un coche espacioso y potente", "conducción eficiente y tecnológica", "poder aparcar en el centro de las ciudades sin preocuparte"...
  • El Hyundai Tucson híbrido enchufable combina un motor T-GDI de 1,6 litros de gasolina con un motor eléctrico de 66.9kW propulsado por una batería de 13,8 kWh de iones de litio, que ofrecen una potencia de 265 CV. 

Para algunos de los probadores, como Alberto Martín, product manager de Business Insider, "esto ha sido como lo del señor que entra en coma y se despierta muchos años después, pero de verdad. He descubierto de golpe todos los avances de un coche moderno, desde lo más llamativo, como todas las ayudas a la conducción -el coche prácticamente va solo- hasta disfrutar con el modo eléctrico, que tampoco había experimentado antes". 

Así de contundentes han sido muchos de los testimonios del equipo de probadores que han realizado la prueba más concienzuda que se le puede hacer a un coche.

Y es que durante más de 3 meses, 15 probadores "no expertos" (o sí, pero cada uno en un área diferente) del equipo de Axel Springer, se han puesto al volante del Hyundai Tucson Híbrido Enchufable. Un vehículo de tipo SUV, con una potencia combinada entre motor térmico y eléctrico de 265 CV, etiqueta CERO y una lista de ayudas a la conducción más larga que la de la compra de una familia de 5 personas.

1. Espacio y confort

La familia de Marina Roch, directora de marketing y comunicación de Axel Springer, tiene ese tamaño. Por eso ha valorado especialmente el espacio y la habitabilidad del coche: "me ha sorprendido el tamaño de las plazas traseras y del maletero. Es perfecto para un viaje largo con la familia".

Y en la misma línea, Sergio Fernández, del equipo comercial de Axel Springer, manifestaba que "la presencia que tiene el vehículo es espectacular, junto con la potencia, facilidad de manejo, espacio del habitáculo y maletero. Además fue una ayuda tenerlo durante el fin de semana de mudanza. Lo hemos utilizado para cargar el maletero al máximo, con electrodomésticos y muebles."

El confort de marcha, la suavidad de conducción, es otra de las constantes entre los probadores. Para Mila Lavín, directora del área de tecnología y entretenimiento de Axel Springer, "pasar de conducir un diésel (a pesar de ser un coche de 3 años y de la misma marca y modelo) a este híbrido, lo primero y más perceptible ha sido la ausencia del ruido del motor. También el desplazamiento del coche: silencioso, delicado y suave." 

Impresiones con las que coincide Igoe Montes-Jovellar, director del equipo de video, "la experiencia ha sido fantástica, coche espacioso, potente, con muchas ayudas a la conducción y sobre todo con un confort muy llamativo." Y Alberto Martín está en la misma línea: "en autovía se comporta fenomenal y es muy cómodo de conducir con todas las ayudas, prácticamente va solo y, si así lo prefieres, tu labor es simplemente vigilar que todo vaya bien, lo que permite una conducción más relajada."

HYUNDAI TUCSON-PRUEBA LARGA DURACIÓN AXEL-ETIQUETA CERO

2. Aparcar sin preocupar

Es sin duda uno de los atractivos de las mecánicas híbridas enchufables: la etiqueta CERO. Fijaos cómo lo valora Zoilo Andrés, SEO Manager de Axel Springer: "Vivo en el Distrito Centro de Madrid, y por tanto la movilidad dentro de esta área de la ciudad, incluso siendo residente, es en muchas ocasiones un incordio burocrático. Para evitar las sanciones al circular por mi barrio con un vehículo que no está dado de alta en el sistema, debo solicitar una autorización de acceso “puntual”, con validez de 24 horas. Además, el estacionamiento en zona SER no puede exceder las dos horas. Sin embargo, con este Tucson, todo esto ha estado más que superado. He podido acceder hasta la misma puerta de mi casa en Lavapiés y aparcar en zona verde sin ningún tipo de restricción ni miedo a ser sancionado y, especialmente, sin pagar un solo céntimo por el aparcamiento."

Marina tiene una opinión muy similar: "sin duda lo mejor es su modo eléctrico, y su etiqueta CERO que me permitió aparcar en Madrid centro sin preocuparme de zonas verdes y azules y del tiempo. Eso no tiene precio :)"

Claro que también todo esto depende mucho del lugar en el que vivas. Para Sara González, del equipo comercial de Axel Springer, "la experiencia en modo eléctrico en ciudades como Madrid es muy buena si tienes un punto de carga diaria, pero en ciudades más pequeñas resulta más complicado." 

3. Tecnología para ayudarte a conducir mejor

Otra de nuestras probadoras, Andrea Gómez, del equipo de márketing de Axel Springer, se centró en el apartado de innovación del Tucson: "Todas las cámaras que tiene me parecen una maravilla, tanto las de los retrovisores como a la hora de aparcar. La iluminación por la noche también es una auténtica pasada, el hecho de que al girar el coche las luces apuntasen en esa dirección me dejó bastante sorprendida... y el interior una maravilla, parece una nave espacial."

La tecnología es claramente otro de los puntos más potentes del nuevo Tucson. Aunque es posible que de inicio tantos asistentes y avisos te abrumen un poco, como le pasó a Zoilo, rápidamente te haces a ello: "Reconozco que al principio me sentí abrumado por todas las cámaras, alertas y sonidos que venían a indicarme una situación ante la que tenía que actuar. Sin embargo, esta especie de saturación apenas duró cinco minutos. La conducción comenzó a ser un verdadero placer en cuanto me habitué a todas estas notificaciones. Encontré especialmente útiles las que me indicaban que el coche de delante ya había iniciado la marcha, mientras yo me hallaba distraído accionando el asiento calefactable; también los pitidos al tratar de cambiarme a un carril ocupado por un coche bastante próximo."

hunday tucson phev-pantalla display-cámaras aparcamiento

En el caso de Jesús Maturana, del equipo de Computer Hoy, "la aplicación Bluelink es un puntazo, puedes abrir y cerrar el coche a distancia, ver dónde está aparcado y saber el estado de la carga. Es un coche muy cómodo de conducir, su asistente en carretera es muy natural, con un movimiento de volante muy suave y control de crucero adaptativo."

4. Prestaciones y deportividad

Zoilo también comparte sus sensaciones con la respuesta del coche. "La potencia del motor y la sobrada y eficaz respuesta ante un adelantamiento o una inminente incorporación a una autopista atestada de coches me han proporcionado tranquilidad y seguridad. Una grata sorpresa para mí, que en mi ignorancia pensaba que un coche híbrido nunca tendría tal capacidad de aceleración. Fantástico."

En el caso de Alberto Martín, impresiones parecidas: "El coche en sí va como un cohete ya en el modo ECO, lo del modo SPORT es otro mundo. En mi coche actual pisas el acelerador a fondo en un semáforo y tienes suerte si a los 15 segundos has llegado a 50km/h. En el Tucson PHEV, si te despistas ya estás en el siguiente cruce."

La respuesta es sin duda una de sus virtudes principales en todos los modos de conducción. Así lo ve Sara González, "la respuesta del coche en todos sus modos: eléctrico, híbrido y gasolina. Es un coche muy potente que en carretera da mucha seguridad. La conducción en modo eléctrico por ciudad es buena pero sin duda lo que más me ha gustado ha sido la conducción en modo híbrido por carretera, una vez reconoces bien el coche es muy fácil ahorrar combustible en carretera."

HYUNDAI TUCSON PHEV - artículo conclusiones prueba 10.000 km

5. Consumo: ahorro en el día a día

Jesús Maturana, de Computer Hoy, lo puso a prueba en sus trayectos diarios y llevó a cabo un cálculo minucioso de los costes y ahorros de su conducción. "Durante mi día a día yendo a trabajar, lo cargaba en la oficina (no tengo cargador propio). Mi trayecto de control fue en modo híbrido y tuve un consumo de 5.5L/100km en los 47 km de ida y vuelta. Eso da un consumo de 2,4L de gasolina, a 1,6€, son 3,84 euros por día. Teniendo en cuenta que se utilizan unos 12 KWh para cargarlo, el precio en horario caro sería alrededor de 2,7 euros (0,27€/Kwh) por recarga del 10 al 100% que realmente siempre se reserva un 10-15% para trabajar en modo híbrido. Si hablamos de tarifa valle, sería 0,01€/KWh, por tanto unos 0,1 euros la recarga. En mi caso, el gasto habría sido por mes de 80 euros de gasolina, frente a 2,1 euros de electricidad en horario valle (nocturno) o bien 56 euros en horario caro a los precios actuales. Así que el ahorro en un uso real variaría entre prácticamente 30 y 78 euros al mes, sin hablar de que dejaríamos de contaminar y podríamos entrar y aparcar gratis en zona centro.

Pero no solo yo he disfrutado de la prueba, también mi mujer, que llevaba casi 8 años sin conducir, lo que le ha provocado algo de miedo estos últimos años. Fue montarse en el Tucson y salir conduciendo como si el tiempo no hubiera pasado. El cambio automático y la seguridad de las ayudas a la conducción (por ejemplo el control de crucero inteligente, o el o el aviso, sonoro y con icono en el retrovisor, antes de cambiar de carril) han hecho su magia y no podríamos estar más contentos.