Pasar al contenido principal

Facebook pierde 25.000 millones de dólares en bolsa por los cambios en su muro, pero la jugada puede salirle bien

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Reuters / Beck Diefenbach

Facebook anunció el jueves que modificaría su muro para dar prioridad al contenido de amigos frente al editorial, una decisión que hizo desaparecer 25.000 millones de dólares de la capitalización bursátil de la red social el viernes.

La especulación sobre el impacto financiero de la maniobra fue inmediata, pero, pese a la caída en bolsa, la mayoría de los analistas de Wall Street coincidían en que a la larga resultaría positivo para la compañía.

La publicidad constituye la principal fuente de ingresos de Facebook. Y cualquier cambio en el muro de la red social podría afectar a su capacidad de vender publicidad. El viernes las acciones de la compañía acabaron un 4,2% más bajas.

La empresa envió luego un correo electrónico a sus socios en el que explicaba los cambios con más detalle. Dijo a los anunciantes que sus páginas podrían experimentar un descenso en el número de usuarios que alcanzan de forma orgánica pero que aquellos posts que iniciaran conversaciones significativas se verían menos afectados por los cambios. También advirtió a los anunciantes de que no podrían invertir en publicaciones clickbait.

Después de que los analistas tuvieran tiempo para digerir la noticia, muchos se mostraron convencidos de los posibles beneficios de la maniobra, aunque advirtieron de que probablemente la incertidumbre persistiera a corto plazo. La compañía informará de sus ingresos el día 31.


“En nuestra opinión, dotar de mayor relevancia al muro debería, con el tiempo, potenciar el aumento de usuarios y la participación”, escribió Mark Mahaney, analista en RBC Capital Markets, a sus clientes. “Facebook está transformando su servicio para que sea más social y menos mediático y probablemente eso resulte positivo para la inmensa mayoría de los usuarios”.

La apuesta de Facebook es convertir su plataforma en un espacio que a la gente le guste acceder en lugar de intentar incrementar las métricas de participación, como las reacciones y los comentarios.

Sam Kemp, analista en Piper Jaffray, señalaba que incluso si la publicidad en la plataforma descendiera podría redirigirse a Instagram, que también es propiedad de Facebook. Si los precios subieran o el volumen de publicidad menguase, los anunciantes podrían invertir su presupuesto en la red social hermana con facilidad.

Kemp destacaba que Facebook no mencionó ninguna reducción del volumen de publicidad al comunicar los cambios, una cuestión que sí había tanteado en el pasado para subrayar la lealtad de la empresa a sus usuarios frente a los anunciantes. El analista lo interpretaba como una indicación de que el número de anuncios en la red social se mantendría estable tras las modificaciones.

Brian Nowak, analista de Morgan Stanley, está convencido de que los ingresos de Facebook seguirán creciendo a largo plazo. “Facebook posee múltiples herramientas para incrementar sus ingresos por publicidad (compensar la caída de volumen en publicidad subiendo el precio por anuncio e incrementando el volumen de publicidad en Instagram”, escribió Nowak a sus clientes.

Independiente de los cambios, la popularidad de Facebook entre los anunciantes probablemente ayude a la compañía. Cerca del 60% considera que el rendimiento de su inversión en la plataforma ha crecido en los últimos seis meses, según Mahaney, de RBC Capital Markets. Y una encuesta reciente de anunciantes sugiere que el 96% preferiría comprar anuncios en Instagram antes que en Snapchat.

E incluso tras la caída en bolsa del viernes, Facebook ha bajado apenas un 0,87% este año.

Capitalización Facebook
Markets Insider

Te puede interesar