Pasar al contenido principal

Los funcionarios cobrarán en agosto la subida salarial del 1,75%

Meritxell Batet, en el Congreso
Europa Press
  • Batet anuncia que está previsto que el incremento del 1,75% se implemente el próximo mes y llevará la oferta pública de empleo al Consejo de Ministros del 27 de julio.

La subida salarial del 1,5% ,más 0,25 puntos adicionales, para los funcionarios públicos que contemplan los Presupuestos Generales del Estado 2018 está previsto que empiece a aplicarse a partir del próximo mes de agosto. Así lo hizo público la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet que, tras su primera reunión con los sindicatos más representativos de los trabajadores públicos: CCOO, CSI-F y UGT,  anunció que los trabajadores de la Administración central percibirán la subida salarial a partir del próximo mes.

La previsión es que los empleados de las administraciones públicas vean sus nóminas engrosadas un 1,5% fijo acordado con las centrales y un 0,25% variable, además de los atrasos correspondientes a los porcentajes de sueldos perdidos en el primer semestre del año. Esta subida salarial se aplicará de forma inmediata, aunque podría retrasarse en función "de cada gestor y de la capacidad de incorporar esas variables".

Además, Batet ha señalado que está previsto un incremento adicional del 0,2% de la masa salarial una vez que el Ministerio de Hacienda de luz verde. La repartición de estos fondos, que depende aún de las negociaciones con las organizaciones sindicales,  "no responde a una subida lineal sino a fondos especiales y específicos y responden a otras lógicas", apuntó Batet que prevé que este acuerdo se cierre en otoño.  

La ministra ha ratificado el compromiso asumido en el acuerdo publicado en el BOE el 26 de marzo, que incluye una subida salarial para los empleados públicos de entre el 6,1% y hasta el 8,79% durante el trienio 2018-2020, en función de cómo evolucione el crecimiento económico (PIB) y el cumplimiento del objetivo de déficit público del 2020. 

Entre los objetivos del Ejecutivo, según señaló Batet, está cumplir con los compromisos del anterior Gobierno y llevar la Oferta de Empleo Público (OEP) a los presupuestos de este año al Consejo de Ministros del 27 de julio, para incluir el acuerdo de estabilización correspondiente a los Presupuestos de 2017. 

Aún así, aunque el viernes 27 se pruebe el proceso de estabilización de 2017, las plazas no serán convocadas mientras que el del 2018 no sea aprobado.  Batet no ha confirmado, aún, el número de plazas que se convocarán. 

Las peticiones de los sindicatos

Pepe Fernández, coordinador del Área Pública de CCOO, ha recordado que hay 300.000 vacantes necesarias en la Administración, de las cuales solo se han cubierto 140.000. Además, Fernández ha incidido en abrir un espacio que permita "avanzar en la definición de condiciones, trabajo y ámbitos de intervención. 

Por su parte, el presidente de CSIF, Miguel Borra, ha incidido en la necesidad de recuperar las condiciones laborales que tenían los empleados públicos antes de la crisis y, también, negociará la implantación del permiso de paternidad por 20 semanas. Borra ha pedido una oferta de empleo pública extraordinaria en la Administración General de 4.000 plazas y otras 6.000 de promoción interna. Además, ha reivindicado que el reparto de ese 0,2% de fondos adicionales se desarrolle en bolsa de horas de conciliación familiar. 

UGT, ha reclamado revertir las acciones de carácter lateral que afectaron a los empleados públicos desde 2012, entre ellos la reversión de la jornada máxima a jornada laboral de 35 horas. 
 

Te puede interesar