Pasar al contenido principal

El Gobierno busca el apoyo a los presupuestos con la subida de la pensiones y las rebajas fiscales

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. EFE

Unos presupuestos que "benefician a todos y no perjudican a nadie". Este ha sido el mensaje que ha lanzado el Gobierno en repetidas ocasiones durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en la que se presentaba el proyecto de ley de las cuentas del Estado. Los presupuestos generales de 2018 llegarán al Congreso con el año ya avanzado y aún así lo hacen sin los apoyos necesarios para poder ser aprobados.

El Ejecutivo es consciente de esta falta de apoyo y para tratar de lograrlos ha incluido dentro de estas cuentas varios guiños sociales, entre ellos, un apartado de subidas de las pensiones más bajas. Aunque Ciudadanos ya ha dicho que dará su sí a las cuentas, el Ejecutivo sigue tratando de recabar el apoyo de los partidos que les respaldaron en los anteriores presupuestos. Sin embargo, el PNV ha asegurado que mientras el artículo 155 esté en vigor no apoyarán al Gobierno. 

Con estos mimbres, tanto el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, han hecho una fuerte defensa de este proyecto de ley de presupuestos que se llevan el martes 3 de abril al Congreso. "No es el momento de renunciar al diálogo", ha dicho Méndez de Vigo, que ha añadido que "no aprobarlas no beneficia a nadie" y ha llamado a la "responsabilidad compartida". 

En este sentido ha proseguido Montoro que ha calificado estas cuentas como "los presupuestos de los funcionarios, de los pensionistas, de los trabajadores de rentas medias y bajas". En este sentido, Montoro ha apuntado que están trabajando en conseguir el apoyo de los partidos que ya les respaldaron en las cuentas de 2017, pero que están abiertos a todas las respuestas. Además, ha añadido que quien no apoye los presupuestos tendrá que explicar a los ciudadanos por qué no lo hace. 

Leer más: Cuenta atrás para los Presupuestos Generales de 2018, con seis meses de retraso

Para apoyar esta idea, Montoro ha desglosado algunos de los puntos que se incluirán dentro de las cuentas generales del Estado y que se habían ido conociendo en días previos como las subidas de las pensiones, de los sueldos de los funcionarios o las reducciones que se incluirán dentro del IRPF. 

  • Las pensiones. El Gobierno incluirá en las cuentas subidas para las pensiones más bajas. Estas subirán este año entre un 1% y un 3%, dependiendo del tipo y clase de pensión. Las pensiones mínimas son las que más se revalorizarán con una subida de un 3%; las pensiones con una cuantía mensual de hasta 700 euros mensuales (9.800 euros anuales) subirán este año un 1,5% y las que se encuentren en la franja de entre 700 y 860 euros mensuales lo harán un 1%. 
  • Rebajas fiscales. Otro de los puntos que han incluido en las cuentas son las rebajas en el IRPF ampliando el umbral de tributación desde los 12.000 euros brutos actuales hasta los 14.000 euros brutos. Además de se incluye un incremento de la reducción para rentas del trabajo hasta 18.000 euros de salario bruto. 
  • Subida de sueldos a los funcionarios. En los presupuestos se incluye también la subida de los salarios a los funcionarios que se regirá por una parte fija más un variable que se calculará en función del desarrollo de la economía. 
  • La financiación a las Administraciones territoriales. En el Power Point presentado por Montoro, se apunta que esta partida se incrementa en 4.244 millones de euros, un 3,6% respecto a 2017 . 

El martes 3 de abril se llevará el proyecto de Ley de los presupuestos al Congreso y a partir de ahí se inicia el trámite parlamentario donde el Gobierno tendrá que buscar el apoyo para estas cuentas. Montoro ha calculado que las enmiendas a la totalidad de los PGE serán alrededor de finales de abril. Esa será la prueba de fuego para saber si se aprueban o no los presupuestos de 2018.

Te puede interesar

Lo más popular