Una guía alimentaria dice que no es malo comer carne roja y procesada: por qué los nutricionistas aseguran que afirmar esto es irresponsable y puede ocasionar daños a la salud pública

People may enjoy eating meat — but are the health risks worth it?
People may enjoy eating meat — but are the health risks worth it?
Andrea Leelike/SpoonUniversity

Andrea Leelike/SpoonUniversity

  • Las nuevas pautas dietéticas publicadas el 30 de septiembre en 'Annals of Internal Medicine' sugieren que la gente debería continuar comiendo carne roja y carne procesada, en contra de la evidencia previa que las relaciona con un aumento del riesgo de cáncerenfermedades cardíacas.
  • Las nuevas recomendaciones se basan en que los estudios previos que recomiendan comer menos carne muestran beneficios para la salud "mínimos". 
  • Varios profesionales relacionados con el mundo de la nutrición dijeron que estas conclusiones son contradictorias, imperfectas e "irresponsables".
  • Las principales organizaciones de salud y nutrición mantienen sus recomendaciones para limitar el consumo de estas carnes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de las personas conocen las recomendaciones acerca de evitar la carne roja y la procesada por su relación con un mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas, entre otras dolencias.

Sin embargo, las nuevas pautas publicadas el 30 de septiembre en 'Annals of Internal Medicine' cuestionan ese consejo.

El informe ha sido desarrollado por un panel de investigadores internacionales que analizaron 5 investigaciones previas sobre el consumo de carne, incluido su impacto sobre el riesgo de cáncer y la salud cardiovascular, así como la actitud de la gente hacia la carne. En total, los investigadores analizaron 100 estudios realizados a más de 6 millones de personas.

Sorprendentemente para la mayoría de la comunidad médica y nutricional, los científicos descubrieron que comer menos carne estaba relacionado con una reducción mínima de los riesgos para la salud. También concluyeron que la evidencia en la que se basa este vínculo es incierta y puede no existir en absoluto. Además, los investigadores descubrieron que los consumidores de carne tienden a valorar mucho sus hábitos carnívoros, y es poco probable que estos cambien.

Leer más: Gobiernos de todo el mundo quieren introducir nuevos impuestos a la carne roja como si fuera tabaco: quieren frenar así el cambio climático

Sin embargo, las pautas han traído polémica ya que expertos en salud pública y nutricionistas dicen que la información es engañosa, las conclusiones son injustificadas y las pautas "irresponsables".

Sugieren que dejar de comer carne roja tiene unos beneficios "mínimos" para la salud

Bradley Johnston, autor principal del estudio y profesor asociado de salud comunitaria y epidemiología en la Universidad de Dalhousie en Toronto, dice que dejar de comer carne roja tendría unos beneficios mínimos para la salud, y apunta que:

  • Según la investigación, comer tres porciones menos de carne a la semana conduce a una disminución muy pequeña de los riesgos para la salud.
  • El vínculo entre el consumo de carne y los riesgos para la salud es muy incierto, según los análisis.
  • La mayoría de las personas que comen carne lo disfrutan, sienten que tiene un impacto positivo en su salud y dijeron que tendrían dificultades para preparar comidas saludables y apetitosas sin carne, según una encuesta.

"Las personas deberían tomar sus propias decisiones en función de los riesgos potenciales", dijo Johnston. "Esperamos que esto lleve a una toma de decisiones más informada por parte del público".

Health experts still say to limit meat, especially the processed kind, for your health.Health experts still say to limit meat, especially the processed kind, for your health.
Health experts still say to limit meat, especially the processed kind, for your health.
Joe Gough/Shutterstock

Joe Gough/Shutterstock

Pero otros expertos dicen que las recomendaciones contradicen los hallazgos del informe

El Dr. Frank Hu, presidente del departamento de nutrición de Harvard T.H. Chan School of Public Health, dijo que el nuevo análisis en realidad respalda las pautas actuales contra el consumo de carne.

Leer más: Las legumbres minimizan el riesgo de mortalidad por cáncer

"Las nuevas pautas contradicen sus propios datos", dijo Hu a Insider. "Básicamente confirmaron lo que sabemos de estudios anteriores, que el alto consumo de carne está asociado con un mayor riesgo de mortalidad, riesgo cardiovascular, algunos tipos de cáncer y diabetes".

Y, sin embargo, "descartan estos resultados debido a las limitaciones de algunos métodos de investigación utilizados", dijo el Dr. Nigel Brockton, vicepresidente de investigación del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, en un comunicado emitido junto a otras organizaciones de salud.

"Creemos que esto no es lo mejor para el interés público", continuó Brockton. "Comer regularmente carne procesada y roja aumenta el riesgo de cáncer colorrectal; sugerir que no hay necesidad de limitar estos alimentos pondría a las personas en riesgo y socavaría aún más la confianza del público en el asesoramiento dietético".

El estudio también puede ser engañoso en su evaluación de la evidencia

En su declaración, el AICR y otras organizaciones de salud también han señalado que calificar de "incierto" el vínculo entre el consumo de carne y los riesgos para la salud es una evaluación confusa.

La investigación utilizó un sistema conocido como GRADE para determinar la calidad de la evidencia previa que vincula el consumo de carne y la salud. Sin embargo, Hu explicó que el método fue diseñado para ensayos de medicamentos recetados, no para investigación nutricional.

"Este sistema no es apropiado para la mayoría de los factores dietéticos y de estilo de vida", dijo.

Por ejemplo, un estudio de alta calidad según el estándar GRADE implicaría asignar a un grupo de personas a comer grandes cantidades de carne durante cinco años o más, y luego ver si enfermaron, explicó Hu. "No sería factible y podría no ser ético", dijo.

Los estándares del Departamento de Agricultura de EEUU para evaluar la investigación nutricional ya existen, según Hu, pero no se basaron en estos para el análisis. 

Hu también cuestionó la credibilidad del panel en sí, la mayoría de los cuales son expertos en métodos de investigación y estadísticas, no en nutrición. "Es muy extraño porque estas nuevas pautas han sido emitidas por un panel que no ha sido designado por ninguna organización nacional o internacional", dijo.

It takes a lot of environmental resources to produce meat.It takes a lot of environmental resources to produce meat.
It takes a lot of environmental resources to produce meat.
Scott Bauer - United States Department of Agriculture

Scott Bauer - United States Department of Agriculture

El estudio no aborda el impacto ambiental del consumo de carne.

Otra crítica: el panel de investigación determinó que el impacto ambiental y las preocupaciones por el bienestar animal estaban "fuera del alcance" de las recomendaciones de salud.

Se ha demostrado que la producción de carne es una fuente importante de gases de efecto invernadero y contribuye a otros daños ambientales al utilizar una gran cantidad de recursos naturales como la tierra y el agua.

Como resultado, dijo Hu, es una consideración importante, ya que la salud del planeta ciertamente afectará la salud de las personas. "Cuando se emiten directrices sobre la carne, es necesario abordar las preocupaciones ambientales", dijo.

La mayoría de los expertos aún recomiendan limitar la carne roja y procesada

A pesar del nuevo informe, los expertos en salud continúan instando a las personas a limitar su consumo de carne. El Harvard T.H. Chan School of Public Health estima que una reducción moderada en el consumo de carne podría prevenir hasta 200.000 muertes al año solo en EE.UU.

"Debemos ser cautelosos con cualquier asunto asociado a posibles riesgos para la salud. Creo que este nuevo informe es muy irresponsable desde el punto de vista científico y de salud pública", dijo Hu. "Es muy extraño decir que debido a que la gente disfruta de comer carne, no deberíamos pedirles que cambien su comportamiento".

LEER TAMBIÉN: Menos carne roja y más verdura: esta dieta podría salvar más de 11 millones de vidas al año y transformar el planeta, según los científicos

LEER TAMBIÉN: Así se imprime la carne sintética que comerás en el futuro y que ya se está probando en Barcelona

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Alimentación
  2. Ciencia
  3. Salud