Iberdrola mejora en ingresos y operativa, aunque reconoce sufrir más la pandemia que hace un año: mantiene previsiones y prevé un aumento en sus dividendos

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán

Iberdrola

  • Iberdrola mejora sus ingresos en un 7% durante el primer trimestre, pero su beneficio neto cae un 20% porque este año no cuentan con las plusvalías que les generó la venta de su parte en Siemens Gamesa.
  • La eléctrica española reconoce que durante el primer cuarto del año pasado la pandemia apenas se hizo notar, algo que sí ocurre en este período.
  • Sin embargo, la firma mejora su ebitda, aumenta su inversión y crece su flujo de caja. Mantiene previsiones y prevé dividendos de 0,44 euros por acción para este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Iberdrola ha anunciado unos ingresos de 10.088,4 millones de euros durante el primer trimestre de 2021. Mejora los datos que registró durante el mismo período del año anterior (+7%), cuando estalló la pandemia y la demanda energética retrocedió. Pero la cifra no alcanza las expectativas del consenso de analistas.

Una razón es la pandemia de coronavirus. La compañía reconoce que en el primer trimestre del año pasado "apenas se registraron efectos" de la crisis sanitaria, y ahora el impacto total es de 84 millones de euros a nivel de ebit y de 65 millones por la caída de la demanda y 19 millones por mayor morosidad.

También fenómenos meteorológicos adversos han sido determinantes en la caída de beneficios, como fue la nevada de Filomena en España.

Así, el beneficio neto reportado durante el primer cuarto del año asciende a los 1.025,2 millones de euros, una caída de casi el 20% que se explica con que durante el mismo período de 2020 Iberdrola reportó ingresos extraordinarios de 485 millones por las plusvalías de la venta de su participación en Siemens Gamesa.

  • Beneficio neto: 1.025,2 millones (-19,5%)
  • Resultado bruto de explotación (ebitda): 2.814 millones (+2%)
  • Inversión bruta: 2.103,2 millones (+21,7%)
  • Deuda financiera neta ajustada: 36.305 millones de euros (-3,5%)
  • Liquidez: 16.172 millones de euros
  • Flujo de caja operativo: 2.269,9 millones de euros (+6,7%)

La eléctrica sí ha registrado una mejora de su ebitda, que alcanza los 2.814 millones en el trimestre, un 2% más que en el mismo lapso de tiempo en 2020, y que supondría un crecimiento del 12% de no ser atípicos como el impacto de la pandemia en el mercado y los tipos de cambio.

El grupo también ha presentado una mejora en su liquidez, de 16.172 millones de euros, que proviene de líneas sindicadas con bancos de relación, préstamos no dispuestos y otras operaciones que se han aprobado en los mercados en los que la española tiene presencia, sobre todo Europa, Estados Unidos y Brasil.

Dicha liquidez permite al grupo mantenerse 21 meses en un contexto normalizado, según ha apuntado la propia empresa, y 18 en un escenario de estrés. Las inversiones del grupo también se han disparado hasta en un 21,7% superando los 2.103 millones de euros, que se explican al desglosar, por ejemplo, 403 millones en la compra de la distribuidora brasileña CEB-D. 

Así, la compañía permanece en línea con lo que advirtió su presidente, Ignacio Sánchez Galán, al compartir los resultados del ejercicio anterior: Iberdrola invertirá 150.000 millones para triplicar su capacidad renovable y duplicar activos en redes.

"Hemos acelerado nuestras inversiones habiendo alcanzado importantes hitos en nuestros principales proyectos, en especial en los de eólica marina", ha defendido Galán en la call posterior con accionistas, quien también ha puesto en valor la aportación que Iberdrola está haciendo para afrontar la recuperación económica con enfoque verde: "6.000 nuevos empleados en 12 meses y miles de empleos creados a lo largo de toda la cadena de suministros".

El flujo de caja operativo crece cerca de un 7% en términos interanuales lindando los 2.270 millones de euros. Iberdrola mantiene que es gracias a la manera en la que ha mitigado los efectos adversos que provocan los tipos de cambio, gracias a su diversificación de negocios por países y por sus políticas de cobertura.

Mantienen las previsiones

El presidente de la compañía, Sánchez Galán, ha detallado que los resultados del primer cuarto de año han superado "las expectativas y previsiones" que la firma se había fijado. "Hace 20 años vimos la necesidad de descarbonizar la economía y detectamos las oportunidades que existían en términos de inversiones y creación de empleo".

"Hoy lideramos el despliegue de redes eléctricas y nos hemos situado por delante del plan que presentamos el pasado noviembre. El 75% de nuestra nueva capacidad renovable ya está operativa o asegurada" por los nuevos marcos regulatorios o por estar en construcción. "Continuamos expandiéndonos".

¿Cómo leer y entender tu factura de la luz?

Iberdrola espera que sus subsidiarias en Brasil y EEUU sigan comportándose "mejor de lo esperado" y el negocio de eólica marina sigue "avanzando más rápido de lo esperado", ha destacado Sánchez Galán. Gracias a las "mayores oportunidades" fruto de las nuevas subastas y de las plataformas "en crecimiento" en países como Japón, Taiwán o Polonia, y "las alianzas estratégicas con empresas líderes de nuevas industrias", Iberdrola garantiza "el guidance de cara a 2021 y los años siguientes".

"Confirmamos nuestra previsión de terminar el año con un beneficio de entre 3.700 y 3.800 millones de euros", incidía. Una cifra que "excluye potenciales ajustes en la normativa fiscal propuestos en países como Reino Unido". Esas previsiones permiten a Iberdrola esperar una remuneración al accionista de 0,44 euros por acción con cargo a los resultados del presente ejercicio, por lo que se pagaría en 2022.

Fondos europeos

En la presentación con sus resultados que Iberdrola ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la eléctrica también ha mejorado su cartera de proyectos que presentará a los fondos europeos con los que se regará el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español, que ya se ha remitido a Bruselas.

Si inicialmente la firma preveía 150 proyectos valorados en 21.000 millones de euros, ahora Iberdrola cifra sus intenciones en 175 planes con una inversión total de 30.000 millones.

La mayor parte de estos proyectos que se propondrán responde a la electrificación de calefacción tanto doméstica como industrial. De los 175, 34 responden a este ámbito. 

Otros tantos están relacionados con planes de hidrógeno renovable y solo 2 proyectos responden a la movilidad sostenible. Uno de estos últimos planes espera crear una infraestructura de recargas públicas y privadas de coches eléctricos, así como corredores eléctricos, y otro está vinculado a los planes de crear autobuses urbanos e interurbanos eléctricos.

LEER TAMBIÉN: Un tercio de los ejecutivos del Ibex cobró más en 2020, aunque las retribuciones cayeron un 7,4% de media

LEER TAMBIÉN: El Gobierno, Seat e Iberdrola pondrán en marcha la primera fábrica de baterías de litio en España

LEER TAMBIÉN: Iberdrola presenta un beneficio récord de 3.600 millones de euros en 2020 y prevé superarlo en 2021

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”