Pasar al contenido principal

Innovación en España: así diseña desde cero Volta sus motos eléctricas

Motos eléctricas Volta

La moto eléctrica se presenta como una de las soluciones más sencillas de implementar para reducir los problemas de exceso de tráfico y contaminación que las grandes urbes arrastran desde principios de siglo.

La industria del motociclismo ha sufrido una rápida adaptación a este nuevo paradigma en el concepto de transporte urbano ecológico y sostenible económicamente. Grandes marcas y fabricantes ya han presentado nuevos vehículos eléctricos o revisiones eléctricas de modelos ya míticos como la Vespa eléctrica.

Ante una oportunidad de negocio a futuros como es el mercado del motociclismo eléctrico es habitual encontrar pequeñas iniciativas que nacen como una simple idea esbozada en la servilleta de un bar, pero terminan convirtiéndose en una empresa valorada en millones de euros y con una producción anual de miles de unidades.

Es el caso de Volta Motorbikes, uno de los escasos fabricantes de motos eléctricas de producción nacional, que iniciaba su difícil andadura en 2011, en medio de una de las peores crisis económicas que ha vivido nuestro país y con una competencia formada por marcas ya consolidas de la talla de BMW, Honda o Kymco.

Hemos visitado las instalaciones de Ánima Barcelona, el estudio de diseño industrial donde se diseñó desde cero la Volta BCN, la primera moto que presentó la marca. Allí tuvimos ocasión de hablar con Diego Quiroga, CEO de Ánima y responsable de diseño en Volta.

Motos eléctricas Volta

Diego forma parte del proyecto de Volta desde sus inicios y, junto a Marc Barceló, fue uno de los socios fundadores de la marca. Nos recibe en sus oficinas de Ánima, una empresa dedicada al diseño industrial con una gran experiencia en el ámbito del diseño de componentes para automóviles y motocicletas.

Motos Volta, de un proyecto de fin de carrera a la carretera

Motos eléctricas Volta

El encargado de diseño de las motos Volta nos cuenta que la idea primigenia nació en el marco del proyecto final de carrera de los alumnos del Instituto Europeo de Diseño de Barcelona, que trabajaron sobre la idea original de Marc Barceló sobre la creación de una moto eléctrica diferente a todo lo que existía hasta la fecha.

Marc Barceló, actual director general de Volta, lleva toda su vida profesional vinculado a diversos proyectos pioneros del mundo del motor y llevó su idea inicial de crear una moto eléctrica a Diego Quiroga, que por aquel entonces era profesor del citado instituto de diseño, para que desarrollara toda la parte de diseño de la moto.

Junto a los alumnos, hicieron un estudio de mercado y llegaron a la conclusión de que la diferenciación sería la clave para el éxito del proyecto. Diego nos comenta que la solución más sencilla en aquel momento era seguir la tendencia que seguía el mercado y fabricar una scooter eléctrica.

Espera, antes de comprar un coche eléctrico: estos son los modelos que llegarán este año

Pronto se dieron cuenta que ese atajo era un caramelo envenenado ya que se iban a encontrar con un mercado muy saturado por scooters eléctricas chinos y por las marcas tradicionales que estaban haciendo ya sus primeras propuestas de motos eléctricas.

Aún hoy, en Volta están convencidos de que optar por una moto naked eléctrica ha sido su mejor decisión y hoy se mantienen como única marca que ofrece una alternativa eléctrica en ese nicho de mercado. “[…] No haber elegido un diseño tipo Scooter es el mayor de nuestros éxitos. La diferenciación ha sido la clave”, afirma Diego.

Te puede interesar