Pasar al contenido principal

Jennifer Aniston revela que usaba en secreto Instagram con una cuenta anónima antes de unirse oficialmente, y no es la única famosa que ha usado una cuenta falsa

Jennifer Aniston, left, and Jennifer Lawrence have both admitted to having secret Instagram accounts.
Reuters; Getty Images
  • Jennifer Aniston se ha unido a Instagram esta semana, causando problemas técnicos en la plataforma antes de batir el récord mundial de tiempo más rápido en conseguir 1 millón de seguidores en la plataforma.
  • Aniston reveló el miércoles que antes de unirse, tenía una "cuenta secreta" en Instagram para ver lo que pasaba en la red.
  • Sin embargo, Aniston no es la única famosa que tiene una cuenta anónima para mantenerse al día. Jennifer Lawrence reveló el año pasado que tiene al menos una cuenta en las redes en la que actúa como "voyeur".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Jennifer Aniston se ha unido públicamente a Instagram esta semana, pero la estrella de Friends reveló que ha estado merodeando en la plataforma durante un tiempo, gracias a una cuenta secreta que ella misma creó.

Aniston apareció el miércoles por la noche en el programa de entrevistas de Jimmy Kimmel, donde admitió que desde hace mucho tiempo tiene una "cuenta secreta" en Instagram.

"Cuando estaba pensando en hacerme [Instagram], pensé que era hora de entender el mundo y lanzarme a la piscina de las redes sociales", explicó Aniston a Kimmel.

Pero Aniston no es la primera famosa que ha admitido haber utilizado una cuenta secreta en Instagram no para publicar contenido, sino únicamente para mantenerse al día en lo que está sucediendo.

Jennifer Lawrence reveló en una entrevista el año pasado que, aunque no tiene cuentas oficiales en las redes sociales, está online como una "voyeur": "Yo miro, no hablo", dijo Lawrence a InStyle.

No está claro cuántas famosas más allá de Lawrence y Aniston utilizan las redes sociales de esta manera. Es como una especie de "finsta": una abreviación de "falso Instagram", una cuenta secundaria, a veces privada, en la que la gente publica fotos que no quiere poner en sus cuentas principales. Hay todo un grupo de famosos que tienen cuentas finsta — incluyendo a Sophie Turner, Ariana Grande y Justin Bieber — pero son conocidas por el público.

Pero las cuentas secretas de Lawrence y Aniston son completamente desconocidas y no se utilizan para publicar que no valen para sus cuentas principales. Personalmente tengo una segunda cuenta Instagram que utilizo estrictamente para seguir a los influencers y creadores en la que no publico y ni siquiera tengo una foto de perfil.

Leer más: Cómo ver las stories de Instagram sin que otra persona se dé cuenta

En la misma entrevista en la que hablaba de su presencia como "voyeur" en las redes, Lawrence también expresó su disgusto por Internet, diciendo que genera "reacciones violentas" y que la ha "humillado" en el pasado. A pesar de sus objeciones, no descartaría la posibilidad de que Lawrence se una públicamente a las redes sociales en el futuro. Mucho antes de unirse a Instagram, Aniston frecuentemente hacía comentarios sobre mantenerse alejada de las redes. Ella le dijo a Vogue en 2017 que no tenía perfiles online para mantener su "cordura".

"Ahora tienes las redes sociales y añades esta presión extra de ver si a alguien le gusta o no le gusta algo que has hecho", dice Aniston a Vogue. "Estamos creando estos desafíos creados por el hombre y es una lata".

Con ese contexto, no es ninguna sorpresa que el debut de Aniston en Instagram el martes fuera monumental. Su primer post fue una foto junto a sus compañeros protagonistas de "Friends". Casi inmediatamente, la noticia del debut de Aniston en Instagram provocó una afluencia de seguidores, me gusta y comentarios, lo que creó problemas técnicos y dificultó que algunos usuarios pudieran seguir a Aniston.

Además, la popularidad de Aniston incluso batió un récord mundial: Guinness World Records anunció el miércoles que Aniston había batido el récord del tiempo más rápido para una cuenta de Instagram en llegar al millón de seguidores, alcanzando el hito en cinco horas y 16 minutos.

Y además