Karen Prats, la joven emprendedora española que va a crear un 'coliving' boutique en el barrio más rico de Barcelona para nómadas digitales conscientes

La cofundadora de Circles House Karen Prats. Silje Paul
La cofundadora de Circles House Karen Prats. Silje Paul
Silje Paul
  • Circles House es la nueva startup de Karen Prats, artífice de Go—PopUp, junto con uno de los 'gurús' del coliving a nivel mundial.
  • Están transformando un inmueble en el barrio de Vallvidrera, en Barcelona, con 20 camas y 40 puestos de teletrabajo para “nómadas digitales conscientes”.
  • “Queremos vivir junto a otras personas con faceta emprendedora y que tengan muchas ganas de cuidarse a sí mismos y a los demás”, apunta Prats.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El impulso que ha experimentado el teletrabajo a raíz de la pandemia sigue dando sus frutos en forma de nuevas empresas que se suman a la ola del coliving, una fórmula mixta entre los espacios de trabajo de uso compartido y el sector del hospitality.

Desde el inicio de la pandemia y hasta el pasado mes de marzo, los "nómadas digitales" han crecido un 50% en Estados Unidos. Ahora son 11 millones los trabajadores que se han trasladado al menos 3 veces por voluntad propia durante el último año.

En España no existen cifras oficiales, pero cada vez son más los emprendedores que se suman a esta corriente, como demuestran iniciativas como Ruralmind, de la Asociación Española de Coliving y Coworking. En cuanto a potenciales nómadas digitales, hace unos meses las cifras de un informe de Adecco hablaban de casi 3 millones de personas teletrabajando en España.

En estos últimos meses han aparecido iniciativas que combinan los destinos en suelo nacional con otros de tinte paradisiaco, como Remotely. Se trata de una startup estadounidense cofundada por la española Aurora Montes, que verá la luz en septiembre y pretende ser una guía para nómadas digitales. Contará con espacios en Mallorca, Grecia, Chipre o el Caribe.

La invasión de los trabajadores a distancia: cómo los nómadas digitales están arruinando los paraísos tropicales

O de otras como Circles House, que apuesta por un coliving que introduce en la fórmula de sus establecimientos la etiqueta de 'boutique' y añade elementos como el bienestar, la naturaleza y la comunidad

“Después de la pandemia muchos podemos trabajar remotamente y queremos tener varias casas por todo el mundo para vivir conjuntamente con otras personas con faceta emprendedora y que tengan muchas ganas de cuidarse a sí mismos y a los demás”, apunta Karen Prats, su fundadora, en una entrevista con Business Insider España.

Panorámica de Barcelona desde la zona alta.
Panorámica de Barcelona desde la zona alta.

Prats es especialista en marketing, figura en la lista Forbes 30 under 30 de España y es cofundadora de Go—PopUp, una startup de tiendas pop up de la que salió al vender su participación tras ser madre. La empresaria reconoce que después de la pandemia ha “cambiado de filosofía y prioridades” y que su apuesta por el coliving parte desde un punto de vista de emprendedora “consciente”.

Así se ha embarcado en Circles House junto a uno de los gurús del coliving a nivel internacional, Gui Pedrix, director de la asociación global de profesionales del coliving Co-Liv, que tiene unos 300 miembros de una treintena de países. El resto de socios son Enric Solé (inversor), Natalia Juncosa (interiorista) y Noemí Fernández (jurista).

El primer proyecto será un espacio de coliving de 1.000 metros cuadrados junto al Monte Tibidabo que comenzará su actividad en noviembre. El negocio estará ubicado en el barrio de Vallvidrera de Barcelona, perteneciente al distrito de Vallvidrera-Tibidabo i Les Planes, el segundo más rico de España, tras La Moraleja, en Madrid.

Tras comprar el edificio por un millón de euros, ahora lo están reformando para acondicionar una tipología de 20 camas coliving, 40 asientos de coworking, un gimnasio, una cantina y una terraza con vistas de 360 grados de la ciudad de Barcelona.

Coliving rural, una nueva forma de vivir y trabajar durante y después del confinamiento

“La idea es que todo lo que se haga se haga en base al being well, con yoga, contacto con la naturaleza y con mucho énfasis en la salud mental y en cuidarnos a nosotros para estar bien y establecer buenas relaciones con los demás”, explica Prats, que precisa que todos sus espacios estarán cerca de las ciudades pero “con un punto de naturaleza y alejándose del work hard and play hard”.

Un equity crowdfunding para reunir hasta un millón de euros

Circles House lanzará en septiembre una campaña de equity crowdfunding, por la que la empresa se financiará mediante la venta de participaciones. La van a realizar a través de la plataforma Crowdcube y esperan recabar entre 40.000 y un millón de euros

“Tenemos comprometidos unos 200.000 con inversores que conocemos, pero que van a pasar por Crowdcube”, apostilla Prats, que precisa que entre todos los socios de Circles House han invertido otros 200.000 euros más lo relativo a la compra del edificio. “Nos gustaría tener 50 casas y otras líneas de negocio: colivings especializados en familias o en educación”, añade.

El objetivo es tener un negocio en propiedad en cada lugar en el que opere y expandirse también a través de socios con los que se han asociado en Cancún, Miami, Dubai, Austin, las islas Canarias o Milán. “Serán establecimientos operados por socios locales y también colaboraciones con otros colivings que existan y puedan formar parte de esto”, zanja Prats.

Otros artículos interesantes:

Remotely, la startup con alma española fundada por nómadas digitales para descubrir espacios aptos para el teletrabajo en Mallorca, Grecia, Chipre o hasta en el Caribe

Ruralmind, el 'reality show' que busca mentes brillantes para innovar en la España vaciada

La invasión de los trabajadores a distancia: cómo los nómadas digitales están arruinando los paraísos tropicales