Pasar al contenido principal

La lección más importante que aprendí en el trabajo me cambió también la vida personal

The best lesson I've learned at work made a world of difference in my personal life as well
  • Asumir demasiadas tareas puede agotar tu energía e impactar negativamente tu carrera.
  • Aquí, la autora Charyn Pfeuffer describe cómo el aprender a establecer límites en su trabajo y en su vida le permitió ser más feliz y exitosa.

Llevo más de dos décadas trabajando de forma independiente. Según la mayoría de los criterios, he tenido una carrera de éxito, con referencias en más de 100 publicaciones, incluyendo Marie Claire, The Globe and Mail y The Washington Post. La mayoría de los años, he ganado seis cifras, una hazaña considerando que el ingreso nacional medio para un escritor independiente es de 46.000 dólares. Me encanta lo que hago para ganarme la vida.

Soy una anomalía profesional. Soy una desertora de la universidad que tropezó con una carrera de escritora. No fui a la escuela de periodismo ni tuve un mentor. Aprendí cada cosa que sé cometiendo errores.

Sin embargo, la lección más importante que aprendí al principio fue la de ser amable y comprensiva, pero protegiendo ferozmente mis límites. Esta estrategia me ha recompensado en mi vida, tanto personal como profesionalmente.

Una cuestión de equilibrio

Tan pronto como aprendí a equilibrar el hecho de ser un ser humano empático con mi propio sentido de agencia, en general tuve mucho más éxito en la vida.

Soy generosa por naturaleza (pero definitivamente no busco complacer a la gente). Si dejo caer mis paredes y te dejo entrar, estarás dentro, voy a pelear por ti cada vez. También trato de difundir la amabilidad siempre que sea posible, ya sea una sonrisa, algunas palabras amables o un acto intencional, como una nota escrita o un ramo de flores improvisadas.

Soy una networker nata y me encanta conectar con las personas. Creo que si eres buena persona y buena en lo que haces, siempre hay suficiente para todos. Intento ser un apoyo incansable para mis amigos y compañeros. Ese tipo de apoyo no se puede medir.

Leer más: 11 expertos comparten el mejor consejo profesional que han recibido

Lo no tan bueno que aprendí es que las personas se aprovecharán la amabilidad. Como resultado, tuve que aprender a establecer límites duros y rápidos. Dejé de decir "sí" a las cosas que no quiero hacer, ya sea un proyecto de trabajo o un compromiso personal. Si algo no trae positividad a mi vida, me alejo.

Los beneficios de poner límites

Algunas personas interpretan mis límites como una forma de mantener a las personas alejadas, pero me facilitan la vida y me liberan el espacio para dedicarme más a las cosas que realmente me importan. Elijo invertir mi tiempo en crear una vida feliz y próspera y no dejar espacio para personas o proyectos que agoten mi energía.

Nunca vas a complacer a nadie el 100% del tiempo, y nunca debes disculparte por ponerte en primer lugar, especialmente si te coloca en una mejor posición para ayudar a otros.

Establecer límites te permite priorizar tu bienestar mientras creas el espacio para ser amable y cuidar a los demás. Descubrí que alcanzar este equilibrio mágico hace que sea mucho más fácil ser positivo y productivo, y vivir una vida auténtica y exitosa sin disculpas.