La ley de amnistía ya está en vigor y todas las miradas apuntan al Supremo: cuándo podría Puigdemont regresar a España

Carles Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas sobre el acuerdo entre Junts y el PSOE.
Carles Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas sobre el acuerdo entre Junts y el PSOE.

REUTERS/Yves Herman

  • El Boletín Oficial del Estado ha publicado este martes la ley orgánica de amnistía.
  • Ahora todas las miradas se posan sobre el Tribunal Supremo, que tendrá que resolver si aplica esta medida de gracia a Carles Puigdemont.

Son dieciocho páginas que, con la solemnidad que le caracteriza, abren el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este martes. España ya tiene una nueva ley de amnistía en vigor, la controvertida norma que el Gobierno de PSOE y Sumar logró sacar adelante a finales de mayo en el Congreso de los Diputados con los votos en contra de PP, Vox, Coalición Canaria y Unión del Pueblo Navarro.

La Ley Orgánica 1/2024 de amnistía para la normalización institucional, política y social de Cataluña se ha publicado este martes y ha entrado en vigor de forma inmediata, como establece en su disposición final tercera. Esto no quiere decir que Carles Puigdemont pueda regresar a España esta misma semana, pero el líder de Junts está más cerca de hacerlo.

Todo ello se estipula en el artículo 10 de la ley orgánica, que establece que la aplicación de esta amnistía "corresponderá a los órganos judiciales, administrativos o contables" que adoptarán "con carácter preferente y urgente" las decisiones pertinentes "cualquiera que fuera el estado de tramitación del procedimiento judicial".

Esas decisiones "se adoptarán en el plazo máximo de dos meses", continúa el artículo, "sin perjuicio de los ulteriores recursos, que no tendrán efectos suspensivos".

Todo esto no implica acciones automáticas: en el ámbito penal, en el caso de tratarse de un procedimiento en fase de instrucción, los órganos judiciales decretarán el sobreseimiento libre de los delitos afectados por la ley. Eso sí, solo "previa audiencia con el Ministerio Fiscal y de las partes". 

Si es en fase de juicio oral, se dictará auto de sobreseimiento libre o una sentencia absolutoria si las partes o la Fiscalía proponen aplicar esta ley de amnistía. Si no lo hacen, deberá hacerlo de oficio el órgano judicial.

Algunas medidas sí deberán ser adoptadas de forma inmediata por parte de los órganos judiciales: por ejemplo, el alzamiento de órdenes de búsqueda y captura o ingreso en prisión, así como las órdenes nacionales o internacionales de prisión. Es el caso de Puigdemont: el líder catalán salió de España el 30 de octubre de 2017 y vive en Bélgica desde entonces.

Trilema de Europa

La euroorden de detención de Puigdemont está en manos del Tribunal Supremo. Es el Alto Tribunal el que tendrá ahora que resolver si se le puede aplicar a Puigdemont esta amnistía. Se espera que a lo largo de hoy se pregunte por ello a las partes, además de a la Fiscalía, que deberán contestar estos días. Partes personadas, como Vox, podrían dilatar el proceso demorando su respuesta.

Conocidas esas respuestas el Supremo podrá o amnistiar directamente a Puigdemont o elevar esta medida de gracia a la justicia europea o al Tribunal Constitucional. Dadas las dudas sobre el encaje legal que tiene esta norma, lo esperable y probable es que sea lo segundo lo que suceda, lo que levantaría la orden de detención hasta que el Tribunal de Justicia de la UE se pronuncie.

De este modo, Puigdemont podrá regresar a España ya que se levantará su orden de detención europea hasta que se pronuncie el órgano judicial comunitario. Hay que tener en cuenta que Puigdemont se enfrenta a varias causas en el Supremo. Se le investiga en una por un delito de malversación sobre el que ya hay dudas de que se le pueda aplicar la amnistía.

Pero a Puigdemont también se le investiga por un delito de terrorismo en la causa más recientemente iniciada sobre el Tsunami Democràtic. Puigdemont está llamado a declarar por videoconferencia en esta última causa a mediados de este mismo mes, si bien su instructora tendrá que determinar antes si aplica la medida de gracia.

La ley de amnistía podría llegar a aplicarse sobre 400 independentistas y más de 70 policías por hechos acaecidos durante los días de octubre de 2017 en los que Cataluña celebró un referéndum ilegal por la independencia. A pesar de estos números, todas las miradas están puestas sobre el Supremo y sus decisiones sobre Puigdemont.

Todo ello se produce un día después de conocer los resultados de las elecciones europeas y apenas unas horas después de que se haya conformado la Mesa del Parlament catalán tras las elecciones de mayo. 

Este lunes Josep Rull, de Junts, fue nombrado presidente del Parlament tras un acuerdo entre los soberanistas de Junts, ERC y Cup. El independentismo se ha anotado este tanto a costa del PSC de Salvador Illa, que ganó las elecciones hace semanas. PP y Vox ya han anunciado un recurso al Constitucional porque Puigdemont votó a distancia en la confección de esa Mesa.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.