Lluvia de chocolate en un pueblo suizo: ¿cómo es posible dicho fenómeno?

llueve chocolate
Gettyimages
  • Se trata de un pueblo muy cercano a una de las fábricas de chocolate de Lindt & Sprüngli.
  • El cacao en polvo comenzó a salir por uno de los tubos de ventilación y el tiempo atmosférico hizo el resto.
  • No ha habido daños, aunque la compañía se ha ofrecido a compensarlos si los hubiera.
  • Descubre más historias en Business Insider España

No es un pasaje de Charlie en la fábrica de chocolate ni una leyenda urbana: el pasado viernes, el sueño de cualquier niño goloso se hizo realidad en una pequeña localidad suiza donde comenzó a llover chocolate. Sí, como lo oyes.

Será difícil que los niños de Olten olviden el pasado viernes, un día señalado e inédito en sus vidas gracias a una lluvia de chocolate, fenómeno que parece sacado de un cuento infantil de Andersen o la petición de un deseo infantil al genio de la lámpara, pero que aconteció en realidad.

La pequeña ciudad de Suiza quedó cubierta por esta dulce tormenta debido a un mal funcionamiento del conducto de ventilación en la fábrica de confitería local Lindt & Sprüngli.

Leer más: El chocolate fabricado en impresoras 3D está a punto de llegar al mercado y los clientes podrán personalizar el diseño

El delicioso percance se produjo cuando un defecto en el sistema de enfriamiento permitió que se escaparan las semillas de cacao y fragmentos de granos triturados. El tiempo ayudó, ya que los fuertes vientos en la zona permitieron que el cacao en polvo se transportase por el aire y acabase depositado en el suelo.

La empresa confirmó el martes los informes locales que notificaban la existencia de un pequeño defecto en la ventilación de refrigeración de una línea de “semillas de cacao” tostadas en su fábrica de Olten, situada entre Zúrich y Basilea. Lindt & Sprüngli reparó el problema y se ofreció a compensar a cualquiera por los daños causados ​​por el polvo, aunque no se han documentado quejas.

Otras precipitaciones peculiares han sucedido en los últimos años. En 2012, Virginia vio cómo la carne cruda descendía del cielo, como resultado probable de que las gaviotas dejaran caer su comida. En 2010, peces atrapados en trombas marinas cayeron en Australia. Hace más tiempo, pelotas de golf cubrieron la ciudad de Punta Gorda, Florida, en 1969.

Otros artículos interesantes:

Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

Trabajadores de Metro de Madrid alertan de que prevén un "desastre programado para septiembre" por la falta de maquinistas

17 cosas que siempre deberías comprar de marca blanca

Te recomendamos