Pasar al contenido principal

Las 7 mejores alternativas a Spotify

Una chica escuchando música en streaming
Pexels

El fenómeno del streaming ha revolucionado para siempre la manera de escuchar música en todo el mundo, hasta el punto de todas estas plataformas se han convertido ya no solo en la principal manera para muchos de escuchar sus canciones favoritas sino de descubrir nuevos artistas, ritmos o incluso géneros musicales.

Aunque los números no son públicos en todo los casos nadie discute el liderazgo de Spotify en número de suscriptores, ni siquiera gigantes tecnológicos como Apple o Amazon que incluso sufren para mantener la batalla en términos de crecimiento de un año a otro frente al servicio sueco, el rey de los unicornios europeos.

Claro que si hablamos de usuarios en términos globales, sin discriminar aquellos que pagan para obtener ventajas premium, el panorama se enreda bastante tanto por los números mastodónticos que maneja Google a través de YouTube como por el fenómeno de QQ Music ─perteneciente al conglomerado de Tencent─ que triunfa en Asia con mucha ventaja sobre el resto. 

El banco de inversión especializado en tecnología GP Bullhound estimaba en otoño de 2017 que Spotify podría llegar a alcanzar un valor en bolsa de 55.000 millones de dólares en 2020, una cifra que se sustenta en el crecimiento de la masa de suscriptores que llegaría a los 200 millones en ese año.

Leer más: 7 inventos que han revolucionado nuestra manera de escuchar música

Pero nunca está de más preguntarse si la plataforma más usada es la mejor de todas, máxime cuando algunas fuentes apuntan a que está a punto de perder el liderato de suscriptores de pago en Estados Unidos ante Apple. 

Por eso, en esta lista repasamos las cinco mejores alternativas a Spotify, con algunas opciones gratuitas y otras de pago que se enfocan a públicos diferentes o que ofrecen características exclusivas.

Spotify, el rival a batir

Spotify vs sus principales alternativas
Pixabay

Reproducción gratuita: Sí, bajo registro y disponible tanto en ordenador como en dispositivos móviles, aunque con ciertas limitaciones y anuncios. La versión premium ofrece un período de prueba gratuito de 30 días.

Precio mensual: A partir de 9,99€ al mes para el público general y 4,99€ al mes para estudiantes. Plan familiar con seis dispositivos por 14,99€.

Número de canciones en el catálogo: 30 millones.

A favor: Su plan gratuito permite escuchar música sin pagar un euro, aunque desde el smartphone en ese caso no se puede elegir qué canción exacta reproducir. La cantidad de listas de reproducción (creadas por el equipo de editores  o automáticas) y la posibilidad de participar en listas colaborativas con otros usuarios. Con Spotify Connect se puede usar la app como mando a distancia para escuchar la música de la plataforma en altavoces, televisores, videoconsolas, tablets u otros ordenadores. Potente a la hora de descubrir nuevos artistas gracias a las relaciones creadas por las escuchas de otros usuarios y a la lista de descubrimiento semanal. Posibilidad de realizar sesiones en modo incógnito para que lo se que escuche no se añada al algoritmo personal.

En contra: Curiosamente su catálogo de canciones es inferior al de la mayoría de sus rivales, aunque cubre buena parte de la música comercial (sobre todo pop e indie) más escuchada por los usuarios. Los anuncios de la versión gratuita pueden llegar a ser una pesadilla si utilizas la aplicación durante mucho tiempo. No existen listas inteligentes que se puedan crear o modificar a partir de reglas automáticas. Tiene algunos programas propios en vídeo pero no ofrece videoclips musicales. El límite es de 10.000 canciones en la librería personal y 3.333 canciones descargadas en el dispositivo.

Te puede interesar