Pasar al contenido principal

La naturaleza está siendo destruida a una velocidad "sin precedentes": un informe de WWF revela el catastrófico declive de la fauna mundial

Un koala herido tras los incendios de Australia a principios de 2020

REUTERS/Tracey Nearmy

  • Las poblaciones animales se han hundido un promedio de 68% desde 1970, una cifra que ha crecido un 8% en tan solo 2 años.
  • La deforestación y la conversión de los espacios salvajes para la producción de alimentos para el hombre han sido en gran medida culpables de dicha destrucción.
  • Hay un millón de especies en riesgo debido a la actividad humana, según el informe de evaluación global de la ONU en 2019.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El consumo excesivo por parte de los seres humanos, el crecimiento demográfico y la agricultura intensiva están provocando la caída en picado de la  fauna y la flora silvestre a nivel mundial, según el informe Living Planet Report 2020 del WWF y la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL), del que informa The Guardian.

Las poblaciones mundiales de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles se redujeron de media un 68% entre 1970 y 2016, un 8% más que hace tan solo 2 años, según dicho informe.

La investigación es una de las evaluaciones más completas de la biodiversidad mundial disponible y descubrió que desde los bosques tropicales de América Central hasta el Océano Pacífico, la naturaleza está siendo explotada y destruida por los seres humanos en una escala nunca antes registrada.

Los 134 expertos de todo el mundo que participaron en el estudio hicieron un seguimiento de 20.811 poblaciones de 4.392 especies de vertebrados, incluidos animales amenazados como los pandas y los osos polares, así como anfibios y peces menos conocidos. Las últimas cifras disponibles mostraron que en todas las regiones del mundo las poblaciones de fauna vertebrada se están colapsando, disminuyendo en promedio en más de dos tercios desde 1970.

Esto es muy frustrante para el líder del equipo Robin Freeman, ya que, en sus palabras, tienen implicaciones en la vida real, pero es "muy difícil" comunicar lo "dramático" que son algunos de estos declives.

Hay un millón de especies en riesgo debido a la actividad humana

América Latina y el Caribe registraron la caída más alarmante, con una disminución media del 94% en las poblaciones de fauna vertebrada. Los reptiles, peces y anfibios de la región fueron los más afectados, debido a la sobreexplotación de los ecosistemas, la fragmentación del hábitat y las enfermedades.

África y la región de Asia y el Pacífico también han experimentado grandes caídas en la abundancia de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles, con una disminución del 65% y el 45% respectivamente.

Europa y Asia central registraron una caída del 24%, mientras que las poblaciones cayeron un 33% en promedio en América del Norte.

Leer más: Los científicos advierten que la sexta ola de extinción masiva amenaza miles de millones de años de historia evolutiva

Hay un millón de especies en riesgo debido a la actividad humana, según el informe de evaluación global de la ONU en 2019. La deforestación y la conversión de los espacios salvajes para la producción de alimentos para el hombre han sido en gran medida culpados por la destrucción de la red de vida de la Tierra. Es más, el 75% de la tierra libre de hielo de la Tierra ha sido significativamente alterada por la actividad humana, y casi el 90% de los humedales mundiales se han perdido desde 1700.

Desde WWF reclaman medidas urgentes e inmediatas en el sector de la alimentación y la agricultura. 

Las zonas de agua dulce se encuentran entre los hábitats que sufren mayores daños, según el informe, con una de cada tres especies en esas zonas amenazadas de extinción y un descenso medio de la población del 84%.

Mediante el análisis de los satélites, el informe también encuentra que las zonas silvestres (es decir, sin huella humana) sólo representan el 25% de la superficie terrestre de la Tierra y están restringidas en gran medida a Rusia, Canadá, Brasil y Australia.

Si bien los datos están dominados por la disminución de las poblaciones de fauna y flora silvestres en todo el mundo, el índice mostró que algunas especies pueden recuperarse con los esfuerzos de conservación: al menos 48 extinciones de aves y mamíferos han sido evitadas por los esfuerzos de conservación desde que el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica entró en vigor en 1993.

Y además