Pasar al contenido principal

Esto es lo que necesitará Pedro Sánchez si quiere modificar la Constitución para evitar bloqueos en futuras investiduras

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. REUTERS
  • El presidente del Gobierno en funciones adelantó que plantearía la reforma del artículo 99 de la Constitución para evitar el bloqueo político en sucesivas investiduras.
  • La medida afronta un difícil trámite parlamentario, ya que necesitaría sumar una mayoría de tres quintos en el Congreso y en el Senado.
  • Otros partidos como PP o Unidas Podemos ya han manifestado su rechazo a reformar ese punto de la Carta Magna.

Este jueves el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aseguró que plantearía al resto de grupos en el Congreso una reforma del artículo 99 de la Constitución para evitar el bloqueo político en sucesivas investiduras.

Dicho artículo es el que regula los procedimientos de presentación y votación del candidato a presidente del Gobierno, y el que estipula los plazos de investidura y de nueva convocatoria de elecciones.

Mayoría difícil de conseguir

La intención de Sánchez de sacar adelante la reforma, no obstante, afronta un difícil trámite parlamentario ya que, si llegara a tramitarse y debatirse, necesitaría sumar una mayoría de tres quintos en el Congreso (210 diputados) y en el Senado (159 senadores).

Leer más: Pedro Sánchez volverá a llamar a Iglesias para desatascar las negociaciones de la investidura.

La reforma constitucional planteada por los socialistas requiere, por tanto, que los 123 escaños del PSOE se unan, al menos, a otro de los cuatro bloques principales bloques políticos de la Cámara. En el Senado, donde los socialistas tienen la mayoría absoluta, tampoco bastarían sus 135 representantes

Mecanismos de reforma

La propia Constitución estipula mecanismos para su reforma. La del artículo 99, en concreto, no es una reforma agravada, por lo que no necesita una mayoría de dos tercios en ambas cámaras. Sin embargo, los procedimientos están detallados en el artículo 167 de la Carta Magna.

Si Sánchez finalmente lanza su propuesta de reforma y no logra superar el apoyo de tres quintos en el Congreso pero obtiene la mayoría absoluta en el Senado, el punto 2 de este artículo contempla que la Cámara Baja podrá aprobar la reforma por mayoría de dos tercios.

Otra posibilidad es que  únicamente logre el respaldo de una de las dos Cámaras. Aquí la Constitución establece que se creará una comisión especial compuesta por diputados y senadores, que elaborará un texto conjunto para que lo voten Congreso y Senado.

También puede ocurrir que, si la décima parte de los parlamentarios lo solicitan, el proyecto de reforma sea sometido a un referéndum ciudadano. Otro referéndum, aunque en este caso de ratificación, se celebraría en los 15 días siguientes si la modificación del artículo 99 saliese adelante y si lo pidiera una quinta parte de los representantes de cualquiera de las dos Cámaras (un mínimo de 35 parlamentarios).

La oposición reacciona

Desde la oposición, ha habido reacciones diversas. Así, el líder del PP, Pablo Casado, cree que sería positivo evitar bloqueos en la investidura, pero rechaza empezar cualquier tipo de reforma en la Constitución.

Leer más: Pedro Sánchez ahora abre la puerta a que miembros de Podemos sean ministros: estas serán sus condiciones.

Por su parte, Ciudadanos considera que hay que regular el tiempo indefinido entre la celebración de elecciones y la primera sesión de investidura, aunque no se ha posicionado claramente a favor de la reforma constitucional.

Desde Unidas Podemos, Pablo Iglesias —que está negociando con Sánchez la investidura— también se opone a reformar ese punto de la Carta Magna y defiende el sistema actual donde los partidos deben negociar y alcanzar consenso.

Y además